El Correo de Andalucia

Los (nuevos) líos de la familia Grimaldi

Escándalo por las vacaciones de Charlene Wittstock con un millonario y sin Alberto.

27 julio 2013 - (0) comentarios
comenta la noticia
GD Star Rating
loading...

Que la familia real monegasca no sigue las rígidas normas del resto de sus homólogas europeas era de sobras conocido, pero en las últimas semanas está dando que hablar más de la cuenta y se ha convertido en la presa perfecta de los paparazis. Las revistas del corazón extranjeras y españolas se han hecho eco de las extrañas vacaciones de la primera dama del Principado, Charlene Wittstock, en compañía del multimillonario estadounidense Dennis Washington, de 79 años, 44 más que la princesa.
Mientras el príncipe Alberto cumple con su agenda en Mónaco, la pareja navega en solitario por Cerdeña y Portofino a bordo del megayate de 200 millones de euros propiedad del magnate, y los paparazis se han convertido en su sombra.
Los fotógrafos han captado imágenes inusuales de Charlene, en las que aparece riendo, bailando, haciendo bromas con su amigo millonario, al que incluso llega a coger de la mano para pasear por cubierta. Se ve a una princesa feliz y desinhibida, todo lo contrario de cuando aparece en público con Alberto, siempre triste y con la sonrisa forzada. Esta aparente doble vida de Charlene tiene escandalizados a los monegascos, que dan por hecho que su matrimonio con Alberto tiene los días contados.
Cada uno tiene sus propios amigos, viajan por separado y cada vez aparecen menos en público los dos juntos. Últimamente, se les ha visto en un par de actos en Montecarlo que han coincidido en el tiempo con nuevos rumores de separación. El matrimonio no empezó con buen pie porque la novia quiso romper el compromiso en tres ocasiones, la última a pocos días del enlace. Según informó entonces Le Journal du Dimanche, la princesa fue interceptada en el aeropuerto de Niza por funcionarios reales, que le requisaron el pasaporte para obligarla a volver a palacio. Los motivos por los que no quería seguir adelante con su boda, según el mismo rotativo, eran porque se había enterado de la existencia de un hijo extramatrimonial de Alberto, que habría nacido mientras ellos ya eran pareja oficial. El príncipe, cuya sexualidad ha sido cuestionada, ya tiene otros dos vástagos reconocidos, pero sin derecho a la sucesión. El caso es que la boda siguió adelante y del presunto nuevo hijo de Alberto nunca más se supo. En el Principado circula el rumor de que la pareja habría firmado un acuerdo por el que seguirían con su matrimonio hasta el nacimiento de un heredero.
Pero ese es otro de los problemas. Mientras todas las mujeres de la familia real monegasca se han quedado embarazadas, por cierto antes de casarse, lo que es frecuente entre los ciudadanos sin sangre azul, no así entre la realeza donde se guardan las formas, ella no lo ha conseguido tras dos años de matrimonio.
carlota casiraghi // La última en experimentar la maternidad es Carlota Casiraghi, que luce un evidente embarazo, pero no lo confirma. Una norma también de la Casa Real de Mónaco, no informar hasta que los hechos se hayan consumado. La hija mayor de Carolina de Mónaco, que mantiene una relación con el actor francés Gad Elmaleh, ha seguido los pasos de su famosa madre, que también se quedó embarazada antes de casarse con Stefano Casiraghi, padre de sus tres hijos mayores y muerto en un trágico accidente náutico a los 30 años. También le sucedió lo mismo antes de contraer matrimonio con Ernesto de Hannover.
Estefanía de Mónaco no da qué hablar últimamente. La hija pequeña de Gracia y Rainiero parece haber encontrado la felicidad. Sin embargo, le dio algunos disgustos a su padre cuando se quedó embarazada de dos de sus escoltas. Con uno se casó, Daniel Ducruet, que le dio a sus hijos Paulina y Luis, pero tuvo que divorciarse de él por el escándalo que se montó cuando apareció practicando sexo en una piscina con una artista porno.
Después se lío con otro guardaespaldas, Jean Raymond Gottlieb, y tuvo a su hija Camille Marie. Más tarde tuvo amores con un domador de elefantes y se casó con el acróbata Adams López, 10 años menor que ella, del que se divorció al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>