martes, 21 mayo 2019
19:27
, última actualización

«Albert Camus, periodista»

Excelente ensayo sobre una de las facetas menos conocidas de Albert Camus, la de periodista. Bien documentado, bien escrito, interesante e imprescindible para periodistas y candidatos a serlo

08 may 2019 / 12:35 h - Actualizado: 08 may 2019 / 12:57 h.
  • Albert Camus. / El Correo
    Albert Camus. / El Correo

El periodismo pasa por un momento de gran incertidumbre. La crisis económica ha hecho mella entre los medios de comunicación. Pero la falta de una actitud crítica y la claudicación ante las presiones externas, las corruptelas propias o la falta de compromiso con la construcción de un mundo más justo y más igualitario en busca de sentido, han sido decisivas para que otra crisis en las entrañas de una de las profesiones más bonitas que existen hayan acabado con algunas cosas esenciales. Y eso suele ser peligroso, hablemos de lo que hablemos. El que se pierde y no sabe en qué momento o por qué razón ocurrió tiene un enorme problema.

Camus ejerció el periodismo desde los veinticinco años hasta 1947. Escribió reportajes, crónicas judiciales, crítica literaria y editoriales; desde su primera época en el Alger Républicain hasta los momentos finales en L’Express; alternando esa labor con la de escritor. Albert Camus fue un excelente periodista y, curiosamente, no es una faceta demasiado conocida de él.

Camus creció en un entorno especialmente adverso para realizar actividades de carácter intelectual. Como él mismo afirmó en una ocasión, nadie sabía escribir a su alrededor. Y con anécdotas como esta o igual de curiosas y divertidas, se encuentra el lector al abrir el libro Albert Camus, periodista, firmado por María Santos-Sainz. Aunque la importancia del volumen descansa sobre una especie de llamamiento que la autora hace para que sea escuchado por los compañeros de profesión: el periodismo no puede perder su esencia, debe volver a ser lo que siempre fue. Si, como decía Camus, un país vale lo que vale su prensa por ser el altavoz de las conciencias nacionales, es necesario recuperar el espíritu de una profesión maravillosa e imprescindible para poder vivir manteniendo las libertades a salvo.

«Albert Camus, periodista»
Portada de ‘Albert Camus, peridodista, un libro de Maria Santos-Sainz. / El Correo

El libro repasa lo que fue la obra de Camus en el ámbito periodístico. El lector tiene la posibilidad de leer muchos fragmentos de artículos diversos o de cartas dirigidas a René Char, entre otros. Incluye el artículo íntegro que tituló Manifiesto por un periodismo crítico y que fue censurado en el Alger Républican, una pieza inédita en España. Así, el libro se va construyendo, página a página, como un manual para los que ya son periodistas y para los que vienen de camino.

Maria Santos-Sainz ha logrado una obra necesaria, de gran peso específico; una obra que se lee con pasión por los ya interesados previamente y por los no avisados. Porque está muy bien escrita y muy bien documentada (el material gráfico que se encuentra al final del volumen ya sería una razón consistente para echar un vistazo a Albert Camus, periodista).

Camus pidió dejar las prisas a un lado para conseguir un periodismo de calidad. La autora de este libro alza la voz para recordar lo que dijo Camus y advertir de la necesidad de un periodismo implicado con los problemas de este mundo, crítico, lleno de sentido, de mirada limpia y comprometido con los que no tienen voz. Así fue siempre y así debería seguir siendo.

Calificación: Excelente.

Tipo de lectura: Fascinante y sorprendente.

Tipo de lector: Amantes de la obra de Camus. Periodistas, candidatos a serlo.

¿Dónde puede leerse?: Tomando algo en un café de los de mesa de mármol. Y en formato papel, por favor.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016