miércoles, 12 diciembre 2018
00:41
, última actualización

Hate Jazz

No son pocos los cómics que se van sumando a la lista de obras relacionadas con la música jazz. Son muchos y buenos. «Hate Jazz» sin ser de los mejores, es un buen tebeo al que merece la pena echar un vistazo

26 nov 2018 / 22:35 h - Actualizado: 26 nov 2018 / 22:51 h.
  • Cuatro viñetas de «Hate Jazz». / El Correo
    Cuatro viñetas de «Hate Jazz». / El Correo

Este es un cómic de Jorge González y Horacio Altuna. Un buen cómic que habla de las cloacas del ser humano, de la fascinación que produce la belleza al aparecer entre la mugre cotidiana. Habla de amores falsos, de deseos tóxicos, de necesidades que nos llevan al borde del abismo. Habla del ser humano retratado en ese territorio que negamos como propio aunque está siempre al otro lado de una frontera que apenas se dibuja con nitidez.

Hate Jazz
Portada de «Hate Jazz». / El Correo

Son tres historias que tienen un claro nexo con el jazz. Los protagonistas son músicos. Pero, también, son tres historias conectadas por una ciudad, por Nueva York, una ciudad que termina funcionando como un personaje más. Lo más bajo del ser humano aparece en las viñetas de «Hate Jazz». También, lo más sublime aunque se mezcla con la cochambre más absoluta. Música, sexo, violencia, crimen y desamor.

La paleta de colores se despliega en las páginas de «Hate Jazz» de una forma interesantísima. De los azules y grises de una ciudad que esconde todo tipo de bajezas, a los rojos y naranjas más brillantes que aparecen en las viñetas en las que la música apasionada y los deseos más brutales se hacen poderosos. La forma se modifica dependiendo de lo que se esté contando; dependiendo de las necesidades expresivas.

Del mismo modo, el diseño de la página no es regular. Todo cambia si la trama va por un sitio u otro.

Los textos son algo pretenciosos. Quieren llegar a una poética de lo sucio tomando atajos y eso en literatura no suele funcionar bien. No se trabaja bien el campo semántico y se utilizan imágenes que no son poderosas del todo. Es lo más flojo del cómic.

Hate Jazz
La paleta de colores se despliega para marcar cada tramo del relato dependiendo de lo que se va narrando. / El Correo

Los amantes del jazz y del cómic encontrarán en «Hate Jazz» una buena razón para tomar un café escuchando música, al mismo tiempo que se lee el cómic.

Calificación: Bueno

Tipo de lectura: Tensa

Tipo de lector: Amantes del cómic y del jazz

Argumento: La vida es pura tragedia. El jazz es pura pasión.

Personajes: Algunos apenas sin definir. Otros muy correctos.

¿Dónde puede leerse?: A las puertas de un garito.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016