sábado, 19 enero 2019
22:32
, última actualización

Las mejores películas del siglo XXI (XIII)

Los mejores artistas suelen dejar de pensar en sí mismos para poner su arte al servicio de los colectivos más desfavorecidos y sin voz, de aquellas personas que terminan siendo invisibles, irrelevantes para el resto. Abbas Kiarostami lo hizo con ‘Ten’, una película minimalista y grandiosa al mismo tiempo

01 ene 2019 / 17:42 h - Actualizado: 02 ene 2019 / 13:59 h.
  • El realizador y la actriz protagonista en un momento del rodaje. / El Correo
    El realizador y la actriz protagonista en un momento del rodaje. / El Correo

Ten es una película del realizador iraní Abbas Kiarostami. Y no es una película cualquiera. Rompe moldes y busca una verdad alejada del juicio que solemos hacer sobre todo y todos, fácil e innecesario; una verdad que los hombres (y no solo en Irán) no saben o no quieren ver. Presenta esa búsqueda con los elementos técnicos más imprescindibles. Dos cámaras sobre el salpicadero de un coche, con enfoque de modo cerrado. Divide el relato en diez partes que protagonizan dos personas en cada ocasión siendo la conductora, siempre, la misma mujer.

Las mejores películas del siglo XXI (XIII)
La actriz Mania Akbari dejó el país después de rodar esta película con Abbas Kiarostami. / El Correo

Kiarostami quiere que la mujer iraní pueda alzar la voz, que conozcamos cómo viven millones de mujeres en un país en el que el hombre lo ordena todo, que sepamos cómo enfrentan la realidad. Porque la mujer en Irán lo tiene muy, muy, difícil. Todas las sociedades en las que unas de las religiones monoteístas tiene una presencia mayoritaria han destinado a las mujeres a lugares difíciles y en desventaja. Los libros sagrados fueron escritos por hombres y, lo peor de todo, los siguen interpretando hombres con formación teológica escasa y un machismo extraordinario.

Varias ideas son transversales en la película de Abbas Kiarostami: en la vida se pueden sufrir derrotas puesto que eso forma parte de la realidad; si amas algo de verdad quedas atado a ello para siempre. Ten habla de perdedores, de situaciones en las que la mujer juega en clara desventaja. Ten habla de la verdad que solo se encuentra alejada de juicios estúpidos y ciegos.

La protagonista de Ten es Mania Akbari, una artista guapísima, excelente interprete, que tuvo que abandonar el país pasado un tiempo. Es la conductora del automóvil en el que dialogarán su hijo (su hijo en la vida real), su hermana (ídem), una novia desesperada, una puta y una mujer anciana entregada a la oración. Mientras hablan escucharemos el sonido del tráfico, el del motor del vehículo, algunas voces de la calle. Todo en Ten parece depender de un grado de improvisación alto.

Las mejores películas del siglo XXI (XIII)
El joven actor que interpreta el papel de hijo de la protagonista defiende su personaje con brillantez. / El Correo

El hijo representa la intolerancia masculina respecto a la libertad de la mujer; la meretriz renuncia a lo establecido y muestra la facilidad con la que se puede explotar a una mujer (se contrapone a la anciana que encomienda su vida a Dios y se somete al poder del hombre a cambio de nada). La hermana es la imagen de la inercia de una mujer en una sociedad en la que se mueve acompaña por un hombre (otra cosa se ve mal, se critica y cierra puertas). Frente a ella, el realizador coloca a esa novia que ve cómo se evapora la esperanza del amor y termina haciendo un gesto que le coloca, otra vez, en la línea de salida. La escena en la que esa novia decide romper con el pasado y volver a empezar es una maravilla. La décima conversación es la más breve y sirve como colofón a una realidad casi inamovible.

Ten es una película de cine total que no deja indiferente a nadie y merece estar entre las mejores del siglo XXI.

Las mejores películas del siglo XXI (XIII)
Cartel de la película ‘Ten’ del realizador iraní Abbas Kiarostami./ El Correo

Todos los vídeos de Semana Santa 2016