lunes, 16 septiembre 2019
18:29
, última actualización

Lo que vivimos en la Bienal

Mencionábamos en números anteriores lo más destacado de los pabellones nacionales, así como las exposiciones que completan la muestra veneciana. Aportamos ahora una mirada -diletante y curiosa- de otros artistas y obras presentadas. Esta es una muestra que presentamos en Aladar contiene lo más interesante de lo que se pudo vivir en la Bienal de Venecia: Ernesto Neto, Carole A. Feuerman, Recycled Group y Marlechen Danz entre otros

23 sep 2017 / 09:00 h - Actualizado: 23 sep 2017 / 10:07 h.
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal
  • Lo que vivimos en la Bienal

(1) Wong Chen Pou, A BONSAI OF MY DREAM

Evento colateral de la Región Administrativa Especial de Macao, China.

Basándose en los miniaturistas de la antigua China, el artista reúne una serie de fotografías, esculturas, y pinturas que aluden al Shan Hai Jing, el “Libro de los montes y los mares”. Este grupo provoca una reflexión sobre las posibilidades de la imaginación, y la emergencia de la pieza de arte desde la materia prima, también del humor. Sugiere genios tutelares, y civilizaciones basadas en el poder de la colectividad.

(2) Antoni Miralda, Joan Rabascal, Dorothée Seiz, Jaume Xifra, RITUAL EN QUATRE COULEURS, 1971

Pabellones del Arsenale.

De la serie “Ceremoniales” de los años 70, se trata de una de las habituales performances miraldianas. Trescientas personas envueltas en colores, desfilan y posteriormente se dan un ágape campestre. El artista trabaja en la crítica de la sociedad de consumo, mediante la subversión de los alimentos, y de los símbolos externos de la apariencia. Haciendo a los participantes cómplices, protagonistas de una ceremonia lúdico-subversiva.

(3) Ernesto Neto, UN SAGRADO LUGAR, 2017

Pabellones del Arsenale.

Es una especie de tienda de campaña, o lona de camuflaje, presentada como chill out, y realizada con materiales orgánicos, que quiere ser una llamada de atención hacia la madre tierra, la espiritualidad de la naturaleza, en un panteísmo de la vida social, que trae a colación el sustrato antropológico de las sociedades primigenias, y el riesgo de su desaparición. Lo nativo tiene varios puntos destacados en esta bienal.

(4) Carole A. Feuerman, PERSONAL STRUCTURES, OPEN BORDERS

Giardino della Marinaressa

Muy impactante, tanto por el lugar donde están situadas, un parque público, como por la potencia de su hiper-realidad. El trabajo técnico también es muy destacado, se trata de esculturas fundidas en bronce y lacadas, con adherencias de pan de oro, o de acero inoxidable pulido. Son impresiones de verano, inquietantes en cuanto congeladas. Estudios anatómicos. Retratos psicológicos. La búsqueda de una apariencia desbordada por las medidas. Feuerman es una de las más destacadas protagonistas del hiperrealismo estadounidense. Expuesta a lo largo del mundo, es adorada por los magnates, que coleccionan sus trabajos, desde Malcolm Forbes, a los Clinton, o el emperador de Japón. La muestra se complementa con otros formatos en diferentes lugares de la laguna, como el jardín del restaurante Venissa en Burano.

(5) Marlechen Danz, TOPOGRAPHIC MUD FLOOR, 2016-2017

Pabellones del Arsenale.

El cuerpo humano representado como una estratigrafía -vuelve el polvo al polvo- nos da mucho que pensar sobre la sucesión de las eras, los conocimientos, y los posos que nos están formando como una civilización unificada. Queremos ver una crítica al racismo y una exaltación del mestizaje, en un objeto artístico que, además, es hermoso, y sigue las tradiciones clásicas.

(6) Jelili Atiku, MAMA SAY MAKE I DEY GO, SHE DEY MY BACK, 2017

Pabellones del Arsenale.

Continuamos con lo étnico, lo ancestral, lo profundo de la ritualidad de sociedades olvidadas. Retornamos a África. Un video y una instalación que analizan el impacto estético de la cultura Yoruba, su fuerza, su presente y su influencia. Atiku se basa en el códice Odu Ifa para hacer presente la energía vital de estamentos altamente espiritualizados.

(7) Roberto Cuogi, IMITACIONE DI CRISTO, 2017

Pabellones del Arsenale.

Lo más repugnante de todo lo que hemos visto. Una serie de cadáveres descomponiéndose en una atmósfera malsana. Momias. Olor a putrefacción. Ácaros. Una especie de morgue, donde los cuerpos descarnados, terriblemente reales, simulan las posturas de cristos yacentes. Nos remiten a la escatología del cristianismo. A las representaciones de lo religioso en la cultura católica, siempre entre el materialismo de lo icónico, y lo espiritual del planteamiento.

(8) Giorgio Andreotta Calò, SIN TÍTULO (EL FIN DEL MUNDO), 2017

Pabellones del Arsenale.

De lo más impactante. Con una fina lámina de agua, el artista crea una situación especular absoluta, en la que nos cuesta situarnos. Ayudan a esta confusión la iluminación, así como los andamios que sostienen la estructura, y el anfiteatro provocado para la observación. Tiene algo apocalíptico, efectivamente. Pone también en valor el ámbito enorme de las naves del Arsenale.

(9) Recycled Group, BLOCKED CONTENT

Giardini Pubblici, pabellón de Rusia

Bordeando el universo de la inteligencia artificial, en un juego con lo oculto, se nos propone una creación interactiva, a caballo entre la realidad virtual y el paintball. No comprendemos el alcance de la obra si no pasamos ante ella un lector electrónico debidamente habilitado. Lo que se crea en la sala es una performance de espectadores que tropiezan entre ellos, o anhelan acceder a lo que otros están viviendo. El mural está inspirado en el noveno círculo del infierno dantesco, y resulta opresivamente efectiva. Es una reducción de lo que vemos cada mañana en un paso de peatones en Samara, Chengdú, o Winnipeg: incomunicación.

Wong Chen Pou, ‘A BONSAI OF MY DREAM’. / El Correo

Antoni Miralda, Joan Rabascal, Dorothée Seiz, Jaume Xifra, ‘RITUAL EN QUATRE COULEURS’, 1971 . / El Correo

Ernesto Neto, ‘UN SAGRADO LUGAR’, 2017. / El Correo

Carole A. Feuerman, ‘PERSONAL STRUCTURES, OPEN BORDERS’. / El Correo

Carole A. Feuerman, ‘PERSONAL STRUCTURES, OPEN BORDERS’. / El Correo

Marlechen Danz, ‘TOPOGRAPHIC MUD FLOOR’. / El Correo

Jelili Atiku, ‘MAMA SAY MAKE I DEY GO, SHE DEY MY BACK’, 2017. / El Correo

Roberto Cuogi, ‘IMITACIONE DI CRISTO’, 2017. / El Correo

Giorgio Andreotta Calò, ‘SIN TÍTULO (EL FIN DEL MUNDO)’, 2017. / El Correo

Recycled Group, ‘BLOCKED CONTENT’. / El Correo


Todos los vídeos de Semana Santa 2016