miércoles, 19 junio 2019
08:20
, última actualización

Profetas en su tierra

Un viaje a los tiempos de Murillo, una guía para cuentistas y otra para descubrir el Rocío, un manual para clubes de lectura y un homenaje a las pelis de terror de la Hammer. Estas son nuestras cinco propuestas para la Feria del Libro de Sevilla que acaba de arrancar en la Plaza Nueva y que se extenderá hasta el próximo 13 de mayo. Cinco títulos que aúnan pasión, entrega y mucha personalidad con un sello de calidad netamente sevillano

05 may 2018 / 08:59 h - Actualizado: 02 may 2018 / 11:11 h.
  • Portada de ‘El color de los ángeles’. / El Correo
    Portada de ‘El color de los ángeles’. / El Correo
  • Portada de Guía básica para vivir del ‘cuento’. / El Correo
    Portada de Guía básica para vivir del ‘cuento’. / El Correo
  • Portada de ‘El Rocío’. / El Correo
    Portada de ‘El Rocío’. / El Correo
  • Portada de ‘Manuel del club de lectura’. / El Correo
    Portada de ‘Manuel del club de lectura’. / El Correo
  • Portada de ‘Los desertores de Oxford Street’. / El Correo
    Portada de ‘Los desertores de Oxford Street’. / El Correo

Es tiempo de ferias. De las de volantes y farolillos, como no podía ser menos, pero también de aquellas en las que el protagonismo recae sobre la letra impresa, la creación literaria y el encuentro cultural. Y todas con el denominador común de la primavera, esa que nos atrae con su canto de sirena, con sus brotes de propuestas, con su inefable y contagiosa alegría, y que eleva aún más nuestras ansias por explorar nuevos escenarios y sensaciones. Uno de los vehículos más infalibles para conseguirlo es a través de la lectura, de ahí que, tomando como referencia la Feria del Libro de Sevilla —de las más reputadas de España—, hoy saquemos a la palestra cinco novedades que, sin duda, van a dar mucho que hablar. En primer lugar, porque son fruto del esfuerzo de personas con talento, comprometidas con su trabajo y con un importante bagaje profesional. Asimismo, por su vocación de trascender más allá de nuestra propia ciudad y acento. Y, por último, y muy especialmente, por demostrar que el talento local nada tiene que envidiar al foráneo, aunque muchos no terminen de enterarse. Dicho esto, pasen, lean y comprueben por qué estos cinco escritores sí son profetas en su tierra.

Murillo de carne y hueso

En el cuarto centenario del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo, no hay mejor modo de comenzar nuestro repaso que hablando de El color de los ángeles, una novela clave para entender la personalidad y el legado del maestro del barroco y, por ende, la Sevilla del seiscientos. Obra de la reconocida periodista y escritora Eva Díaz Pérez —Premio Andalucía de la Crítica 2014— y publicada por la editorial Planeta, sus 352 páginas son la mejor muestra de que la narrativa histórica está viviendo una etapa dorada. Concebida como la primera biografía novelada del pintor, tan necesaria como apasionante, su arranque ya es en sí una obra de arte, pues recrea un hecho acontecido en Cádiz en 1682 e inmortalizado por el pintor Manuel Cabral Aguado Bejarano en el lienzo La caída de Murillo del andamio. Un accidente que, según la tradición popular, tuvo lugar en la desaparecida iglesia del convento gaditano de los Capuchinos, y que la autora de Adriático ha plasmado con acierto. Y es que, a partir de este suceso, un avejentado Bartolomé hace balance de los episodios que marcaron su vida: desde su infancia en familia hasta sus primeros encargos, pasando por su matrimonio con Beatriz de Cabrera o las muchas tragedias que le sacudieron. Todo ello con un lenguaje cultísimo que no escatima en detalles turbios o escabrosos y que nos sumerge de lleno en la época, permitiéndonos recorrer los escenarios murillescos de un modo didáctico y sensorial. No en vano, la propia Sevilla se revela como coprotagonista, dando sentido a las palabras del profesor Manuel Jesús Roldán, quien afirmó en la presentación que la obra «lleva una ciudad dentro». En suma, El color de los ángeles es, además de la novela del ‘Año Murillo’, una muestra más del potencial creador de Eva Díaz Pérez.

¿Se puede vivir del cuento?

Hace menos de seis meses nos desayunábamos con la noticia de que Fran Nuño, uno de los autores locales más queridos, había obtenido el New York City Big Book Award al Mejor Álbum Ilustrado por The map of good memories, la versión en inglés de su éxito El mapa de los buenos momentos (Ed. Cuento de Luz, 2016). Merecido reconocimiento para un creador que ha sabido dignificar las letras infantiles como pocos. Nacido en Bilbao, pero afincado en Sevilla desde los diez años, Nuño posee una trayectoria encomiable, no solo por sus más de cuarenta títulos publicados o por su colección de menciones y premios —el último, el de la Feria del Libro de Sevilla 2018—, sino especialmente por su afán pedagógico, su fomento de la lectura en colegios, bibliotecas y librerías, y sus formas cercanas y amables. En esta ocasión, el autor de La hora de los relojes da una nueva vuelta de tuerca a su producción y nos regala la Guía básica para vivir del ‘cuento’ (El Paseo Editorial), un libro que nace, según sus propias palabras «con la intención de que sirva de brújula para todos aquellos que quieran dedicarse a la literatura infantil y juvenil en distintas facetas, así como para conocer de forma básica el funcionamiento del mundo del libro o del guion». De este modo, la original propuesta —de cuya edición se ha encargado un experto en la materia como David González— se erige como manual indispensable para todas aquellas personas que quieran impartir charlas sobre estos temas, amén de servir de faro tanto a profesionales como a neófitos. Como propina, la obra cuenta con un apartado que recoge los veinte años de trayectoria del autor, sin duda un aliciente más que añadir a su lectura.

De Triana a las Marismas

Cualquier sevillano que se precie habrá oído hablar alguna vez de Antonio Sánchez Carrasco. O a lo sumo de su alter ego en las redes sociales, el simpar @SultanTrianero, cuya visión de la vida rezuma verdad, humor y arte a partes iguales, pero ante todo muchísima sensibilidad. Licenciado en Ciencias de la Educación y heredero de los grandes fotógrafos de la ciudad —desde Leygonier a Martín Cartaya—, pero también del periodismo heterodoxo de figuras como José Antonio Garmendia, su trayectoria es tan polifacética como inclasificable, destacando especialmente su faceta cofrade, en la que posee infinidad de trabajos (libros, boletines, revistas...) amén de su aportación en medios como La Razón, El Mundo o Diario de Sevilla. Y es que Sánchez Carrasco lo mismo da un pregón que compone un cartel con soltura y maestría. De ahí que la editorial Almuzara sea depositaria de gran parte de su producción; primero, como maestro de los objetivos en obras de gran éxito —Conventos de Sevilla, Gran Poder, Macarena— y asimismo como escritor. Así surge El Rocío, un libro que viene a complementar la decidida apuesta de la editorial de Manuel Pimentel por las tradiciones andaluzas. A caballo entre el reportaje, el relato costumbrista y la crónica de viajes, con esta obra el autor nos ofrece una visión particularísima de la célebre romería, basándose en su experiencia acumulada durante años, así como en su innata capacidad observadora. Dada la condición de pedagogo de Sánchez Carrasco, El Rocío puede leerse además como una guía iniciática para aquellos interesados en adentrarse en los secretos del camino, los orígenes del culto a la Virgen y la historia de sus principales hermandades. Un repaso que se completa con los mágicos escenarios de la peregrinación mariana: desde la playa de Malandar a la Carrera del Darro, sin dejar atrás el inevitable Quema.

Drácula viajero del tiempo

Sherlock Holmes y James Moriarty, D’Artagnan y Richelieu, Harry Potter y Lord Voldemort, Peter Pan y Garfio... son algunos de los personajes opuestos más celebres de la literatura. Una lista a la que necesariamente hemos de añadir al famoso conde Drácula y su archienemigo, el profesor Abraham Van Helsing. Figuras que, tras ver la luz en papel en 1897, dieron su salto al cine en las primeras décadas del siglo XX merced a actores como Béla Lugosi y Edward Van Sloan. No obstante, para muchas generaciones de fans estos iconos del terror siempre irán asociados a Christopher Lee y Peter Cushing, quienes les pusieron voz y rostro en el film Drácula de 1958, bajo la dirección de Terence Fisher. Uno de sus mayores devotos es el filólogo, guionista y director —a la par que escritor prolífico— José Luis Ordóñez, cuyo particular homenaje lleva el título de Los desertores de Oxford Street (Algaida). Una ficción metaliteraria con estética victoriana y estructura potente y compleja que nos plantea cuestiones tan insólitas como el hecho de que el «Príncipe de las Tinieblas» se rebele contra su propio creador, Bram Stoker, por falsear su imagen, o que acepte la propuesta de Van Helsing para viajar en el tiempo y salvar a su sobrina. Así, las 664 páginas de esta asombrosa novela contienen guiños a la serie de películas de terror de la productora británica Hammer, pero también a clásicos universales como La máquina del tiempo de H. G. Wells y El castillo de los Cárpatos de Julio Verne, de los que Ordóñez ha bebido desde su juventud, e incluso a sociedades secretas como ‘The Golden Dawn’, tan de moda en la Inglaterra decimonónica. Con estos ingredientes es lógico suponer que Los desertores de Oxford Street es un producto comercial concebido por y para el entretenimiento que atesora dos grandes cualidades: su ausencia total de complejos y el estar muy bien escrito.

Vengo a hablar de... los libros

Pocas personas en España conocen el negocio editorial como Rosa García Perea. Alma, corazón y vida de la desaparecida Jirones de Azul, esta sevillana de Coria del Río puede presumir de haber publicado a Pepe Mel, Andrés Luque, Javier Rubio, Antonio García Rodríguez, Paco Robles, Antonio Burgos o Manuel Grosso. Aunque probablemente fuese el periodista Fernando Carrasco, con su renombrada novela El hombre que esculpió a Dios, quien le diese su mayor satisfacción, así como el peor disgusto (su inesperada muerte fue un enorme palo para ella). En la actualidad, Rosa continúa trabajando como editora en el grupo Almuzara, pero sin dejar de lado su faceta creativa —en su haber figuran desde blogs y revistas digitales a una divertida e inclasificable novela titulada Soy lo peor—. De ahí que, tras unos años trabajando en silencio, se haya decidido a retornar a las librerías con un jugoso título bajo el brazo. No estamos refiriendo a Manual del club de lectura, un volumen publicado por el sello Berenice que pretende convertirse en un referente para todos los interesados en la materia. De este modo, a través de sus 144 páginas ilustradas, Rosa trata de dar respuesta a cuestiones relacionadas con la puesta en marcha de esta actividad fundamental para el fomento de la cultura, como el número de miembros más idóneo o el método para escoger los libros. Asimismo, esta práctica guía —indispensable para los profesionales de las bibliotecas, librerías o colegios que deseen montar su propio club— hace hincapié en aspectos tan importantes como el perfil del moderador y de los posibles participantes, el recinto donde llevar a cabo las reuniones lectoras y la frecuencia de las mismas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016