martes, 25 junio 2019
00:04
, última actualización

Una ópera llena de ‘Luz’ y que durará (solo) 15 horas

La Ópera de Holanda estrenará en junio de 2019 una síntesis de la serie operística de Stockhausen, ‘Licht’ (’Luz’). Helicópteros, electrónica, centenares de músicos y millones de inversión

02 mar 2018 / 20:51 h - Actualizado: 02 mar 2018 / 22:34 h.
  • Una ópera llena de ‘Luz’ y que durará (solo) 15 horas
  • El compositor Karlheinz Stockhausen.
    El compositor Karlheinz Stockhausen.
  • Una ópera llena de ‘Luz’ y que durará (solo) 15 horas

Aunque su empeño es, desdichadamente, mucho menos conocido que el de Richard Wagner, fue Karlheinz Stockhausen (1928-2007) quien más lejos llevó la aventura de hacer una obra de arte total (Gesamtkunstwerk). Entre los años 1977 y 2003 el compositor alemán estuvo componiendo las 29 horas de música que integrarían su heptalogía operística Licht (Luz). Se trata de una serie en la que conviven influencias religiosas japonesas, judeocristianas y védicas y en la que se configura una cosmogonía absolutamente personal; una historia del origen del universo desde la peculiar perspectiva de Stockhausen, el compositor más importante –afirmaremos sin margen de duda– de todo el siglo XX.

Hasta la fecha el ciclo no se ha presentado en su totalidad de forma continuada, aunque sí que se han ido estrenando todas sus partes constituyendo auténticos acontecimientos musicales. Sin embargo, la Ópera Nacional de Holanda junto con el Festival de Holanda, el Real Conservatorio de La Haya y la Fundación Stockhausen se han aliado para plantear, en junio de 2019, una síntesis nunca vista de la serie Luz. Serán en total 15 horas de producción escénica y musical que se dividirán en tres jornadas, realizándose un total de tres representaciones completas (31 de mayo a 2 de junio, 3 a 5 y y 8 a 10 de junio) con las entradas, ya a la venta, al precio de 315 euros, si bien también se podrán adquirir para días sueltos a partir de septiembre.

Elementos de la danza, el circo, el teatro, lo audiovisual y, por supuesto, la ópera se combinan en cada una de las composiciones de Luz haciendo cada título más complejo y ambicioso que el anterior. Además, y aunque el grueso de las óperas de la serie se han presentado en escenarios convencionales, Stockhausen demanda otro tipo de posibilidades escénicas. Por eso este proyecto holandés –titulado Aus Licht– se representará en Gashouder Westergasfabriek, un recinto construido en 1902 que hoy está preparado como un espacio multidisciplinar para acoger todo tipo de eventos culturales. El público podrá, así, escuchar y recrearse en una ópera que combina fuego, agua y aire, toda vez que el episodio más popular (y polémico) de la ópera es el llamado Cuarteto de los Helicópteros en el que, literalmente, cuatro helicópteros sobrevuelan al público combinando el sonido de las hélices con el de los cuatro instrumentistas de cuerdas que tocan dentro de cada nave y cuyo sonido, amplificado, llega al auditorio por medio de imponentes altavoces.

Pionero de la música electrónica y autor de obras fundamentales para el devenir de la creación sonora contemporánea (Mikrophonie, Gruppen, Trans, Mixtur...), Stockhausen volcó en Licht todas sus inquietudes. «La idea, nacida 1977 en el balcón de un templo de Kioto, se organiza en torno a los siete días de la semana, a los que vinculo todo lo que sea posible en relación con colores, plantas, grupos característicos, números, cualidades morales de la vida articulados por tres personajes (Miguel, Eva y Lucifer). Licht, en realidad, no es ninguna historia, sólo la prueba de la existencia de Miguel, Lucifer y Eva, la triple manifestación del espíritu materializada en los intérpretes que vienen identificados por un cantante, un instrumentista y un bailarín», dejó escrito Stockhausen. La ocasión que propone la Ópera de Holanda constituye un peregrinaje obligatorio para todo aquel amante del arte del siglo XX.

En este enlace puede conocer todos los detalles de ‘Aus Licht’ y acceder a la compra de entradas.

NOVEDAD EDITORIAL

‘La música en los siglos XX y XXI’ / Joseph Auner / Akal Música

Una aséptica panorámica llena de pistas

Akal es un sello editorial fundamental si de lo que se trata es de acceder a monografías que recorren la historia de la música occidental. A La música del siglo XX, de Robert P. Morgan, y La música contemporánea a partir de 1945, de Ulrich Dibelius; suman ahora La música en los siglos XX y XXI, de Joseph Auner, un volumen que parece actuar como síntesis entre los dos anteriores y que, por lo mismo, no profundiza en el modo en el que sí lo hacen sus antecesores. Auner es musicólogo y su texto es fiel reflejo de ello, si bien la lectura es de moderado acceso para un lector con un cierto bagaje musical. No se percibe una excesiva ideologización estética del texto, lo que es de agradecer, pero sí que incurre en algo común, hacer recaer el mayor peso del libro en la música de la primera mitad del siglo XX. Hubiera sido más interesante que Akal comenzara a traducir al castellano importantes estudios sobre algunos de los compositores fundamentales de la contemporaneidad, huérfana como está la literatura en castellano de este tipo de ensayos biográficos. Pero como libro de pistas, el de Auner puede ser útil para quienes quieran tirar de los diversos hilos que se proponen. Singular resulta el análisis de la posmodernidad, con textos en los que analiza la desarticulación de lo culto y lo popular o incluso el nuevo romanticismo en la música contemporánea. En cambio, pasa de puntillas por figuras clave como Ligeti o Stockhausen, sobre las que quizá da por asumidas referencias que no tienen porque ser conocidas en todos los casos. La traducción del inglés se desenvuelve correctamente y la bibliografía constante que se ofrece a cada paso permite seguir ahondando. El conjunto, aséptico, se recomienda por su carácter de repaso global a un siglo musical en el que la sorpresa aguarda en cada esquina.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016