domingo, 21 abril 2019
01:54
, última actualización

¿Ardió el camping Doñana desde dentro y no por el gran incendio?

El abogado de un grupo de afectados por el fuego del parque natural asegura tener pruebas de que las llamas comenzaron en la recepción

22 jul 2017 / 20:13 h - Actualizado: 23 jul 2017 / 08:48 h.
  • Instalaciones calcinadas del camping. / Julián Pérez (Efe)
    Instalaciones calcinadas del camping. / Julián Pérez (Efe)

Mientras la investigación sobre el origen del incendio que hace un mes arrasó el parque natural de Doñana cerca la carbonera de Moguer donde los investigadores sitúan el inicio del fuego, más dudas sobre lo que pasó salen a la palestra: el abogado de un grupo de campistas afectados en el Camping Doñana, que ardió en el incendio, asegura tener indicios periciales y un vídeo que pueden demostrar que las llamas arrasaron las instalaciones desde dentro, al iniciarse en la recepción.

En una rueda de prensa, el letrado Nicomedes Rodríguez, representante de un centenar de afectados, dijo que estas pruebas se han aportado a la Guardia Civil y al juzgado para que las investigue, pero no pudo precisar si el origen de las llamas está en un hecho intencionado –cosa que tampoco descartó–, en una negligencia o en cualquier otro factor relacionado con un incendio que obligó a desalojar el camping –abarrotado en el tórrido último fin de semana de junio– 12 horas antes de que las llamas lo arrasaran a las seis de la tarde del 25 de junio, cuando la propia Matalascañas, con 50.000 personas dentro, quedó aislada.


El letrado citó que el vídeo muestra cómo las llamas comienzan en las instalaciones sin que ninguno de los árboles de alrededor haya prendido. El vídeo complementa el informe de un perito contratado por los afectados y el de un detective privado. «Estamos con un incendio que inicialmente nada tiene que ver con el gran incendio», apostilló, y precisó que la primera ignición fue, en concreto, «detrás de las máquinas», una zona hasta ayer y según su declaración, aún por desescombrar. Rodríguez ya no concretó si detrás de tan novelesco argumento (un gran incendio para ocultar otro menor) hay una mano negra. De momento, el abogado reclama que se investiguen de forma oficial estos indicios y que la zona se acote para que no desaparezcan pruebas.

MEDIO SIGLO

Por otra parte, el profesor del Departamento de Ciencias Agroforestales de la Universidad de Huelva Raúl Tapias precisó ayer que la zona afectada por el incendio de Doñana y que afectó a casi 8.500 hectáreas tardará unos 50 años en volver a su estado original.

Una esperanza: hay pinos parcialmente dañados «que podrán sobrevivir»


Todos los vídeos de Semana Santa 2016