domingo, 24 septiembre 2017
23:38
, última actualización

Díaz intenta quitarse la etiqueta oficialista y busca a la militancia

La candidata andaluza presentará hoy su propuesta para dirigir al PSOE con medidas en las que potenciará la participación de las bases en los procesos de elección de los representantes

16 may 2017 / 18:08 h - Actualizado: 16 may 2017 / 23:10 h.
  • Susana Díaz saluda a una simpatizante en un mitin celebrado el martes en Níjar (Almería). / Carlos Barba (Efe)
    Susana Díaz saluda a una simpatizante en un mitin celebrado el martes en Níjar (Almería). / Carlos Barba (Efe)

El divorcio entre la militancia y los órganos de representación del PSOE es una de las causas que explican la atmósfera de división que tiene al partido en carne viva. En esa fractura, se han repartido o, en algunos casos, autodistribuido roles. De esa asignación Susana Díaz ha quedado como la aspirante «oficialista o del aparato» y Pedro Sánchez se ha presentnado como el candidato de la «militancia». La candidata andaluza tratará de mitigar hoy esas etiquetas en la presentación de su propuesta para dirigir el partido en caso de que el domingo sea la vencedora de las primarias.

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, aseguró ayer que la andaluza situará como «fundamental» la inclusión de los militantes en todos los procesos. En este sentido, fuentes cercanas a la secretaria regional andaluza señalan que en el equilibrio necesario entre la representación y la participación de las bases, Díaz planteará algunas iniciativas que empoderarán a los militantes socialistas en la elección de sus representantes.

En el proceso que se iniciará días después de conocerse los resultados de las primarias para designar los delegados que acudirán al Congreso Federal de junio podría ser uno de los campos en los que Díaz podría proponer algunos cambios. Se trata de un movimiento de abajo hacia arriba que da comienzo en cada agrupación y culmina en los congresos provinciales. Funciona a partir de un procedimiento que se dilucida con asambleas, pero en el que los delegados son elegidos en listas cerradas y bloqueadas, sin que la militancia tenga mucha capacidad de interferir. En ese mecanismo es en el que la candidata a dirigir el PSOE podría introducir algunas novedades para lanzar un guiño a aquellos militantes que la ven con cierta distancia por esa etiqueta oficialista. La opinión de los militantes tendrá más peso a la hora de elegir a sus representantes. Pase lo que pase el domingo, parece claro que la relación entre la dirección del partido y las bases entrarán en una nueva fase, «no podemos recurrir a ellas sólo para agitar banderas y llenar los mítines», reconocía ayer en una entrevista Patxi López.

Cornejo restó importancia al retraso de Susana Díaz en presentar hoy en Madrid su propuesta, «peor es haber presentado siete en un mes», ironizó el dirigente de los socialistas andaluces, que achacó a problemas de agenda por sus compromisos institucionales como presidenta de la Junta a que la exposición de sus planteamientos para reconducir la situación del PSOE se haya retrasado al día de hoy. Aunque en principio el acto se anunció en un hotel de la capital, finalmente se celebrará en la Agrupación Socialista de Fuencarral, otro guiño a las bases, y en la que Sánchez fue ampliamente por Eduardo Madina en las primarias de 2014.

El dirigente socialista andaluz aludió a la fortaleza del PSOE y de sus militantes como garantía de que el partido será capaz de superar la fractura en la que vive desde los últimos meses: «Somos como los juncos, a pesar de los temporales nunca se parte. Se dobla, se dobla, pero siempre acaba por estar erguido», aseguró.

Pese a la evidente confrontación entre los planteamientos de Susana Díaz y Pedro Sánchez, desde el PSOE andaluz se considera que el debate fue útil y constructivo, además de que sirvió para exponer las ideas de cada candidato. «Nos sentimos orgullos por ser capaces de plantear este tipo de procesos. Podemos no planteó debate alguno cuando había dos opciones distintas para dirigir el partido», señaló Cornejo. Después de la valoración general, calificó de «solvente» la intervención de la sevillana, «dejó claro que es la mejor candidata para ser la nueva secretaria general». Aseguró que su mejor aval es la forma de gestionar la federación andaluza desde que fue elegida. Fuentes del partido rechazaron algunas opiniones que señalan que Patxi López formó una pinza con Díaz en contra de Pedro Sánchez, «Quizá habría que preguntarse lo contrario, por qué siempre hay un candidato que no comparte las opiniones de los demás».

En cuanto al compromiso de la andaluza de dejar el cargo en caso de que el partido se mantenga estancado en sus resultados electorales apuntó que «le da fortaleza moral y ética, y de cultura de partido» y recordó que en el PSOE «lo habitual es que ningún líder que ha tenido un mal resultado ha querido continuar».

Susana Díaz visitará Vitoria, Valladolid y Valencia antes de participar en Sevilla en un acto multitudinario el próximo viernes en competencia directa con Pedro Sánchez


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016