domingo, 10 diciembre 2017
21:18
, última actualización

El PP-A reelige a Moreno para liderar la «mayoría social»

El presidente de los populares andaluces renueva su cargo con el 95% de los votos en un congreso marcado por la marcha de Díaz

18 mar 2017 / 22:24 h - Actualizado: 18 mar 2017 / 22:31 h.
  • Moreno, tras ser reelegido, entre su secretaria general, Dolores López (izq.) y la ministra Fátima Báñez (dcha.). / Carlos Díaz (Efe)
    Moreno, tras ser reelegido, entre su secretaria general, Dolores López (izq.) y la ministra Fátima Báñez (dcha.). / Carlos Díaz (Efe)

El líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, fue reelegido este sábado como presidente de la formación con el 95,04 por ciento de los votos de los compromisarios en el 15 Congreso Autonómico, que se celebra este fin de semana en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga.

Moreno, único candidato, fue proclamado durante la segunda jornada del cónclave popular, tras un discurso de presentación de su proyecto en el que prometió «ganar y gobernar» en Andalucía, si todos los militantes y simpatizantes del partido le siguen empujando «en la misma dirección» y frente a décadas de la «todopoderosa maquinaria socialista» y una presidenta actual «a la fuga» como Susana Díaz.

El anuncio de la presidenta andaluza de que disputará las primarias para la Secretaría General del PSOE y el efecto de su posible marcha a Madrid si gana estuvo presente en los discursos de todos los intervinientes en el congreso, hasta el punto de merecer la réplica del PSOE andaluz. El propio Moreno defendió que los populares andaluces «sí creemos en Andalucía y no jugamos con la comunidad, tenemos la ambición, el proyecto y la experiencia para transformar las cosas que no funcionan» frente a una Susana Díaz que «con su huida, está demostrando que no cree en Andalucía» y que «renuncia a solucionar los problemas y se va». «Ella ha decidido irse y lo respeto, es una decisión libre y personal, y yo también tengo libertad y elijo quedarme en Andalucía, estoy comprometido y elijo quedarme con los andaluces», subrayó el presidente del PP andaluz que llegó desde Madrid despertando suspicacias internas y sospechas de interinidad. Pero también su antecesor, Javier Arenas, aludió a la hipotética marcha de Díaz a Madrid tras defender que «para nosotros, Andalucía es lo primero» y «tenemos un proyecto de futuro. Y bromeó con que antes de irsemo, «nos deje como herencia el impuesto de sucesiones». Un tema que también sacó la viceopresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para afearle su propuesta de devolver la gestión de este tributo al Gobierno central queriendo «poner la mano y no la cara» para cobrarlo.

Todas las intervencionescoincidieron en presentar un PP andaluz en las mejores condiciones para lograr, por fin, gobernar en una comunidad en la que nunca han conseguido desbancar al PSOE. La victoria sin mayoría absoluta que logró Javier Arenas en 2012 y que resultó insuficiente para alcanzar la Junta sumió al partido en una gran crisis en medio de la cual llegó Moreno, quien admitió que desde entonces han sido años de «mucho trabajo, muchas dificultades y algunos sinsabores, pero ha merecido la pena».

Durante este tiempo, recordó, el PP-A ha afrontado cinco citas electorales en las que «hemos ido recortando diferencias y hoy somos mayoría social en nuestra comunidad porque el pasado mes de junio ganamos las elecciones generales en Andalucía». Un triunfo esgrimido reiteradamente en el congreso como antesala del asalto a la Junta. Sobre todo porque «en los últimos tiempos muchos andaluces se han sentido decepcionados y, ante el desengaño y la frustración, miran al PP-A con esperanza».

El ya reelegido presidente de los populares andaluces presentó a su formación como «el gran partido de centro y moderado de Andalucía», un partido «abierto y tolerante, que no se excluye a nadie ni mira a nadie por encima del hombro» sino basado en la «participación, el diálogo y la colaboración». Moreno hizo un llamamiento especial a los jóvenes que quieran «cambiar las cosas».

En su nueva Ejecutiva, el líder popular mantiene Dolores López como secretaria general y a Elías Bendodo como portavoz, pero elimina el que hasta ahora era el tercer puesto de su dirección, la Vicesecretaría general de Virginia Pérez, miembro destacado del sector crítico del PP sevillano. Amplía de cuatro a seis las vicesecretarías de área poniendo a Toni Martín como vicesecretario de Organización por delante de Patricia Navarro, que pasa ahora a ser responsable Electoral y de Programas. Se trata de un equipo «sin reparto territorial» y «más efectivo» ante un posible adelanto electoral.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016