jueves, 19 julio 2018
20:35
, última actualización

En aumento los casos de falso fraude de la luz

El Defensor recibe quejas tras cargos extra por enganches ilegales que no se han producido

19 jun 2018 / 20:09 h - Actualizado: 19 jun 2018 / 21:20 h.
  • Contador en un piso de Triana que sufrió cortes en 2011 por una irregularidad del aparato. / Paco Puentes
    Contador en un piso de Triana que sufrió cortes en 2011 por una irregularidad del aparato. / Paco Puentes

Hasta 143 andaluces se han quejado al Defensor del Pueblo andaluz desde 2016 tras haberse llevado el disgusto de recibir en sus casas un desproporcionado recibo de la luz de miles de euros: de entre mil y 14.000 de golpe. Y un aviso de que están incurriendo en un delito.

El Defensor del Pueblo ha tomado cartas en el asunto porque aunque Endesa detectó 30.000 casos de fraude solo en 2017, el método utilizado para aflorar los enganches ilegales da cierto margen a la picaresca no de la gran compañía de la luz, sino de empresas que subcontrata para detectar los casos, al cobrar estas por fraude detectado. «Hay buena intención, pero algunos casos son fraudes inventados, que por el perfil del consumidor y su entorno no cuadran», explican en la oficina del Defensor del Pueblo andaluz.

El grueso del fraude eléctrico en España, explica Endesa, no lo cometen consumidores afectados por la pobreza energética, sino empresas industriales y de servicios, así como negocios y particulares con consumos elevados.

El asesor en materia de consumo del Defensor Ignacio Aycart explica que la irrupción de estas quejas en la institución «coincide con los incentivos contra el fraude eléctrico», porque antes no era un dolor de cabeza para las compañías: el sobrecoste por la energía que se sustrae –entre otros, por vecinos tan pobres que no pueden afrontar sus recibos y en los últimos tiempos, por plantaciones de cannabis en pisos– se reparte en el recibo de todos los consumidores.

«El Defensor del Pueblo andaluz no está por alentar el fraude, pero sí pide garantías de que el fraude detectado es real», y esto no se produce. Aycart habla de una «prueba diabólica»: un operario que actúa en nombre de la compañía eléctrica certifica un fraude, quita el contador... «y ahora cómo demuestras que el contador estaba en realidad roto o que el operario certifica como fraude una situación normal», por lo que reclama que al menos haya fotos, testigos y, aunque esto entra más en lo deseable que en lo posible, técnicos de la Administración que certifiquen de forma independiente que ha habido un enganche ilegal.

La normativa que regula esta comunicación del presunto fraude al consumidor, prosigue el especialista, está «obsoleta» y debido a la mala calidad de las pruebas, da pie a que se desestimen con un simple recurso de alzada del afectado. La moción de censura y el cambio de Gobierno ha supuesto un retraso más en un asunto que acumula retraso tras retraso por parte de la atención gubernamental.

También expone el asesor del Defensor que hay que comunicar a las familias desfavorecidas la existencia de bonos sociales que evitan que tengan que recurrir al fraude eléctrico para poder tener suministro de luz en casa. En cuanto al problema del narcotráfico, los cultivos de cannabis en pisos se han extendido desde Granada a Almería y Sevilla. «Y no los puede certificar solo el técnico de Endesa. Cuando se detecta un consumo exagerado tiene que ir acompañado por la Policía Nacional o la guardia Civil».

Mientras tanto, en el informe anual del Defensor, se mantiene la «tendencia alcista en las quejas sobre fraude eléctrico. Asimismo se han dado casos de corte de suministro o de acoso telefónico por parte de empresas de gestión de cobro».

ENDESA AFINA LA DETECCIÓN CON NUEVAS TECNOLOGÍAS

Endesa, explica la compañía, ha redoblado en los últimos años los medios para combatir el fraude eléctrico mediante un aumento de las inspecciones, un uso intensivo de las nuevas tecnologías y la utilización de herramientas de análisis masivo de datos (Big Data) «que hacen que la detección del fraude sea cada vez más efectiva». Entre las nuevas tecnologías que se han desarrollado en los últimos años, destacan los videoscopios y trazadores, que permiten inspeccionar instalaciones subterráneas, empotradas en las paredes o inaccesibles a simple vista, para detectar, entre otras manipulaciones, la existencia de dobles acometidas. A su vez, el uso de herramientas de Big Data permite agrupar los datos históricos de consumo y contrato de las instalaciones sobre los que se aplican algoritmos de cálculo para la identificación de posibles fraudes. El pasado año, Endesa pudo detectar hasta 6.00 fraudes a través de la línea telefónica (800 760 220) y el correo electrónico en el que, con carácter confidencial, los ciudadanos pueden aportar cualquier comunicación sobre anomalías y presuntos fraudes.

ANUNCIOS Y TUTORIALES CON MUCHO PELIGRO

En internet hay toda clase de artilugios que se anuncian como el mejor método para hacer un puente al contador. La oficina del Defensor del Pueblo andaluz alerta del «peligro» que supone hacerles caso. Pero más allá de los hágalo usted mismo de Youtube existen anuncios que ofrecen unas reducciones escandalosas de la factura de la luz... y más de una vez el consumidor se da cuenta demasiado tarde de lo que el manitas les ha hecho es manipular el contador, con lo que el ahorro se vuelve lamento.

LAS PÉRDIDAS POR FRAUDE SE REDUCEN EL 60%

En los últimos dos años, las pérdidas de energía contabilizadas por Endesa en Andalucía se han reducido en casi un 60%. El enganche por pobreza solo suma el 40%.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016