viernes, 23 agosto 2019
07:59
, última actualización

La carbonería de Moguer intentó «ocultar evidencias»

Un informe de la BIIF afirma que el incendio que arrasó 8.500 hectáreas de Doñana sucedió por un «descuido» de la empresa

19 ago 2017 / 13:34 h - Actualizado: 19 ago 2017 / 13:36 h.
  • Las instalaciones industriales de carbón en Moguer que señala la investigación. / El Correo
    Las instalaciones industriales de carbón en Moguer que señala la investigación. / El Correo

La Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIFF), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, apuntó en su informe sobre el incendio declarado el pasado 24 de junio en el paraje La Peñuela, en Moguer (Huelva), –que afectó a casi 8.500 hectáreas y alcanzó el espacio natural de Doñana–, a una «negligencia por descuido» de una carbonería como causa de origen del fuego, así como remarca que desde esta empresa «intentaron con maquinaria pesada ocultar evidencias» que pudieran inculpar a la carbonería.

Según fuentes de la investigación, en el informe recogen que un día después del inicio del incendio desde la empresa se envió maquinaria pesada para realizar «movimientos de tierra».

Indicaron que desde esta empresa alegaron que esto se hizo con el fin de «ampliar el cortafuegos», aunque en el informe se consideró que se hizo para ocultar evidencias. Además, las fotografías aéreas realizadas reflejan que el origen del importante fuego está relacionado con esta carbonería.

Según El País, el informe indicó que «los responsables de la empresa enviaron maquinaria pesada al lugar en el que los agentes medioambientales ubican el inicio de las llamas». «Allí, en el talud perimetral que rodea las instalaciones, se realizaron trabajos de decapado y movimientos de tierras». El informe remarcó que «aquella limpieza en la zona no tiene más justificación que la clara intención de ocultar evidencias que pudieran inculpar a la empresa».

Hay que recordar que la BIFF consideró que «existen evidencias o suficientes indicios como para determinar que el incendio se produjo como consecuencia de una negligencia por descuido» de la carbonería.

Todo ello, a través de «actuaciones o circunstancias que no tienen el fin de provocar un incendio de forma deliberada pero, dada la falta de precauciones y medidas preventivas, sí se provocó». Por ello, el informe concluyó que «la causa única es una negligencia relacionada con la actividad productora de carbón de la citada empresa».

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Huelva ya anunció que se personaba como acusación particular en la causa judicial correspondiente a este incendio.

Según reza en la orden de la Consejería, en la misma se autorizó al gabinete jurídico de la Administración andaluza para personarse, como parte perjudicada, en las diligencias previas de esta causa que se siguen ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Moguer.Un informe de la BIIF afirma que el incendio que arrasó 8.500 hectáreas de Doñana sucedió por un «descuido» de la empresa


Todos los vídeos de Semana Santa 2016