miércoles, 18 julio 2018
19:43
, última actualización

La extrabajadora de Vitalia admite pagos de casi 3.000 euros a Guerrero

La mediadora de los ERE hizo transferencias bancarias al exdirector de Trabajo, uno de los principales acusados del caso

09 jul 2018 / 16:34 h - Actualizado: 09 jul 2018 / 16:47 h.
  • La extrabajadora de la mediadora Vitalia Celia Hernáiz. / Efe
    La extrabajadora de la mediadora Vitalia Celia Hernáiz. / Efe

La extrabajadora de Vitalia Celia Hernáiz ha admitido hoy que por orden de su jefe, Antonio Albarracín, hizo transferencias bancarias “de 2.999 euros porque a partir de 3.000 tenía que poner el DNI” de esta mediadora en los ERE al exdirector de Trabajo Javier Guerrero, uno de los principales acusados.

Hernáiz ha testificado hoy en el juicio de la pieza política del caso ERE contra 22 ex altos cargos de la Junta acusados de prevaricación y malversación por crear o mantener un “procedimiento específico” con el que durante una década el Gobierno andaluz repartió 850 millones en ayudas sociolaborales y a empresas en crisis de forma arbitraria y eludiendo el control, según el fiscal.

Las ayudas eran pagadas mediante pólizas de renta prejubilación contratadas por la Junta con compañías aseguradoras, cuyos directivos son investigados en una pieza separada del caso ERE por el cobro de sobrecomisiones junto a los responsables de empresas mediadoras que también cobraban por trabajos de tramitación.

Una de esas mediadoras era Vitalia, en la que Hernáiz trabajó hasta 2010, primero a las órdenes de María Vaqué y Eduardo Pascal y posteriormente teniendo como jefe directo a Antonio Albarracín, quien le encargaba, según ha declarado, sacar dinero en efectivo, con frecuencia 25.000 euros, y llevárselo a la estación de trenes de Atocha en Madrid coincidiendo con viajes que realizaba a Sevilla, si bien ha dicho desconocer para qué.

También ha confirmado que Albarracín le encargaba preparar sobres con cantidades “pequeñas, tres mil y pico o 4.000 euros” en los que figuraban iniciales como “J.L.”.

Cuando el letrado del PP-A le ha preguntado si esas iniciales podrían corresponder con el llamado “conseguidor” de los ERE, el exsindicalista Juan Lanzas, la testigo ha ironizado: “Puede ser José Luis”, para después explicar que a Lanzas nunca lo conoció y no sabe si iba por la oficina de Vitalia en Madrid.

Hernáiz -que no compareció la semana pasada alegando estar enferma y que solicitó hacerlo por videoconferencia pero el tribunal se lo denegó- ha reconocido que se enfadó cuando un día le encargaron desde Barcelona, donde estaba la sede central de Vitalia, llevarle de nuevo euros en efectivo a Albarracín a la estación de Atocha porque “¿no teníamos para pagar a los proveedores y teníamos para eso?”.

Ante su negativa y posteriores conflictos laborales, al rechazar pasarse a otra empresa creada por Vitalia, dejó de trabajar en la compañía.

A preguntas del PP sobre si hacía también pagos de Vitalia a los sindicatos ha dicho que no pues “eso era todo desde Barcelona”.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016