jueves, 20 septiembre 2018
00:55
, última actualización

La Junta aplaza el decreto de sequía gracias al temporal

Cuencas como la del Guadalete-Barbate han pasado a estar al 58,26% y solo La Viñuela-Axarquía y el Levante Almeriense son problemáticas ahora

13 mar 2018 / 20:09 h - Actualizado: 13 mar 2018 / 23:17 h.
  • Imagen de archivo del embalse del Gergal desaguando. / José Manuel Vidal (Efe)
    Imagen de archivo del embalse del Gergal desaguando. / José Manuel Vidal (Efe)

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, anunció ayer que la Junta ha aplazado el decreto-ley que debería establecer el estado de sequía en las cuencas del Guadalete-Barbate y las mediterráneas andaluzas, puesto que las precipitaciones de los últimos temporales han provocado que su situación «mejore de forma muy notable».

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del consejo de gobierno, Fiscal afirmó que en estos momentos «no es necesario aprobar el decreto» porque el abastecimiento está garantizado, y cuando además la previsión es que sigan atravesando la comunidad frentes que seguirán dejando lluvia y, probablemente, aumentarán el nivel de los embalses. Los embalses que dependen de Medio Ambiente –los que no están en el río Guadalquivir o sus afluentes– habían recibido 584.000 millones de litros.

«Aprobar un decreto requiere de una situación de urgencia que no se da ahora en Andalucía y por eso lo aplazamos», explicó el consejero, que señaló que la aprobación se prevé en todo caso para el otoño.

Expuso que las precipitaciones de las últimas dos semanas han permitido incrementar las reservas en los embalses, de manera que las demandas pueden atenderse con normalidad en todos los sistemas de regulación, salvo La Viñuela-Axarquía y el Levante almeriense, pero es «innecesario» adoptar medidas restrictivas urgentes para paliar los efectos de la sequía.

Añadió que las previsiones a medio plazo apuntan a que, en muchas zonas de estas cuencas, el año hidrológico finalizará en situación de escasez moderada o grave, y que ello justifica tanto un decreto de sequía como medidas preventivas de prealerta.

La demarcación Guadalete-Barbate (Cádiz) está ahora en disposición de garantizar el abastecimiento a las grandes poblaciones y de atender con normalidad el conjunto de las demandas. Durante las dos últimas semanas sus embalses han acumulado más de 300.000 millones de litros, ya han pasado a estar llenos al 58,26 por ciento.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016