miércoles, 18 julio 2018
19:43
, última actualización

La Junta pide que el exdirector de Faffe vuelva a declarar

El consejero de Empleo niega que haya «faltado a la verdad» y alega que la ley le impide revelar datos de los extractos bancarios

12 jul 2018 / 22:08 h - Actualizado: 12 jul 2018 / 22:15 h.
  • Carnero dio explicaciones ayer ante la comisión de Empleo del Parlamento andaluz. / Europa Press
    Carnero dio explicaciones ayer ante la comisión de Empleo del Parlamento andaluz. / Europa Press

La Junta de Andalucía quiere que el exdirector de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), Fernando Villén Rueda, vuelva a declarar ante la Justicia. La administración andaluza admite así la posible comisión de delitos como «malversación y/o apropiación indebida», toda vez que la Junta ha detectado estos presuntos hechos delictivos en la documentación remitida a los Juzgados.

Así lo explicó este jueves en la comisión de Empleo del Parlamento de Andalucía el consejero del ramo, Javier Carnero, quien calificó de «lamentable y deleznable» el presunto uso de una tarjeta de la Faffe para realizar un total de 15 pagos sucesivos por valor de 14.737 euros entre las 20.57 horas del 22 de marzo de 2010 y las 02.43 del día siguiente en un burdel de Sevilla. En este sentido, Carnero aseguró que el Gobierno andaluz está «implicado en el esclarecimiento de la verdad desde el minuto uno».

Asimismo, Carnero negó que haya «faltado a la verdad» al no revelar los datos de la tarjeta black de la extinta Faffe. «El detalle de los extractos de la tarjeta es reservado según el artículo 301 de la Ley de Enjuiciamiento criminal, que establece que las diligencias del sumario serán reservadas hasta que se abra el juicio oral», señaló el consejero.

Mientras tanto, desde el PSOE de Andalucía, su secretaria de Política Municipal, María Jesús Serrano, pidió «respeto» a los tiempos judiciales y acusó al PP de querer «judicializar el Parlamento andaluz». «Hay que esperar a la resolución de los tribunales», señaló Serrano.

Sin embargo, el PP denunció el «silencio cómplice» de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ante este caso y exigió por escrito en el Parlamento andaluz toda la información disponible sobre todas las tarjetas de crédito y débito que existen en la administración autonómica y los pagos que se realizan con ellas. «Se han gastado casi 15.000 euros de dinero público en un prostíbulo y todavía no ha dicho nada», aseguró la portavoz en materia de Empleo del PP andaluz en el Parlamento, Teresa Ruiz-Sillero, quien calificó lo sucedido como un hecho «deplorable y muy grave».

El escándalo de las tarjetas en la Faffe ha puesto de acuerdo a PP y Podemos. En concreto, la formación morada anunció este jueves que apoyará la petición de los populares para que se constituya una comisión de investigación en el Parlamento andaluz. «Es la señal más sórdida de cómo ha manejado el PSOE el dinero público con absoluta impunidad», destacó la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, quien aseveró que «promover la prostitución con dinero público es inaceptable».

Desde Ciudadanos tampoco descartan apoyar dicha comisión de investigación, aunque su portavoz en el Parlamento andaluz, Juan Marín, manifestó que solicitará la comparecencia del consejero en la Diputación Permanente de la Cámara autonómica. Mientras tanto, en IU dan un paso más allá y piden el «cese» de Carnero y una comparecencia de Susana Díaz.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016