domingo, 19 febrero 2017
23:45
, última actualización

La ratio de los colegios que perderán el concierto ronda los 18 alumnos

Altair, con 22 niños en Infantil, supera la media de la zona

11 feb 2017 / 12:07 h - Actualizado: 11 feb 2017 / 12:29 h.
  • La ratio de los colegios que perderán el concierto ronda los 18 alumnos
    El colegio Altair perdería una de sus dos líneas de Infantil y dos en Bachillerato de ciencas. / Juanma Rodríguez

TAGS:

La ratio actual de los cuatro centros concertados sevillanos en los que la Delegación de Educación propone eliminar seis unidades subvencionadas ronda los 18 alumnos, una cifra que los afectados y las patronales del sector no consideran exageradamente pequeña como para justificar la supresión de los conciertos y defienden que se aproveche como una oportunidad de mejorar la atención al alumnado. En algunos casos, como en el colegio Altair, en las dos aulas de Infantil de 3 años de este curso hay 22 alumnos en cada una, lo que según el gerente, Esteban Guerrero, «está por encima de la ratio media de la zona, que es de 20,8» por lo que «legalmente no se pueden eliminar conciertos en centros donde la demanda supere la ratio media».

La Comisión Territorial de Escolarización se reunió el jueves con los representantes de estos centros, que se sorprendieron ante la propuesta de eliminar unidades concertadas en la provincia. Una situación que ya se había anunciado en Jaén y en Granada, provocando movilizaciones de la patronal de Escuelas Católicas (ECA), que tras reunirse con la consejera, Adelaida de la Calle, y llegar a un acuerdo está replanteando. Sin embargo, en Sevilla no se preveían problemas porque, según el presidente de la federación CECE, Rafael Caamaño, no había casos en los que el descenso demográfico previsto, que es el criterio de la Junta, dejara clases semivacías.

En concreto, los centros afectados en Sevilla son la Escuela Infantil El Trébol, el colegio de Infantil y Primaria Pablo VI, el centro Altair (que perdería tres unidades, una de Infantil y dos de Bachillerato) y el colegio salesiano Nuestra Señora del Carmen de Utrera.

En el caso de El Trébol en Nervión, que sólo tiene el ciclo de Infantil y una sola línea, este curso cuenta con 17 niños en el aula de 3 años, 18 en la de 4 y 26 en la de 5. La propuesta de eliminar el concierto para alumnos de 3 años de nuevo ingreso supondría, según sus responsables, la extinción progresiva de la subvención pública sin la cual, alegan el colegio no podría sobrevivir. Se iría quedando sin nuevos alumnos hasta que los de este curso de 3 años terminen el segundo ciclo de Infantil y pasen al colegio de Primaria al que están adscritos, el Cruz del Campo. Para muchos padres es la forma de asegurarse una plaza en este colegio de Primaria. Para Educación el centro ha servido tradicionalmente para reubicar a los niños sin plaza en los colegios del barrio solicitados. Una propuesta alternativa para mantener el concierto que no convence al centro es crear aulas mixtas con niños de distintas edades.

En el caso del colegio Pablo VI, situado en Amate, la propuesta de Educación es suprimir una unidad concertada de Primero de Primaria (en este colegio el ciclo de Infantil no está subvencionado). Este curso, el centro tiene 56 alumnos entre las tres aulas de Primero de Primaria, es decir, 18 por aula. En caso de quedarse en dos como propone Educación, y si el número de solicitudes fuera exactamente el mismo, se quedarían fuera en total seis niños, con posibilidad de reducir esta cifra elevando la ratio por aula pero CECE considera «contradictorio» que la Junta esté contra el aumento de la ratio que prevé la Lomce y no aproveche esta situación para reducirla, sobre todo en zonas desfavorecidas como es el barrio en el que se ubica este colegio.

Con todo, para la patronal el caso más sangrante es el de Altair, un colegio perteneciente al Opus Dei y de educación diferenciada, ubicado también en Amate. Educación propone eliminar una de las dos unidades de Infantil pese a que ambas tienen este curso 22 alumnos, por encima de la ratio media de la zona. En este centro Educación también prevé eliminar una unidad de Primero de Bachillerato y una de Segundo, de forma que el colegio pase de tener dos Bachilleratos de ciencias y uno de letras a uno de cada. Actualmente, hay 18 alumnos en cada aula, la mitad de la ratio de Bachillerato fijada en 35. En esta etapa el propio gerente admite la falta demanda y entiende la propuesta de la Junta.

Los centros afectados han iniciado recogida de firmas en la plataforma change.org.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016