martes, 25 julio 2017
11:07
, última actualización

La sesión de control a Díaz le pone en bandeja el ataque a Rajoy

Los grupos centran sus preguntas en los efectos de los presupuestos del Estado que la presidenta aprovecha para insistir en el «maltrato»

20 abr 2017 / 21:44 h - Actualizado: 20 abr 2017 / 21:44 h.
  • La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz. / El Correo
    La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento andaluz. / El Correo

La sesión de control al Gobierno a la que cada quince días se somete la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el Parlamento no sólo no fue ayer especialmente complicada para ella sino que por momentos ejerció más de oposición la propia Díaz frente al Gobierno central que los grupos parlamentarios contra el Ejecutivo andaluz que preside. De ello se quejó el propio líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, que criticó que «no se puede usar esta Cámara para hacer oposición al Gobierno de España».

Y es que las críticas de IU por la precarización del empleo permitieron a Díaz arremeter contra la reforma laboral mientras C’s y Podemos coincidieron en preguntar por el efecto de los Presupuestos Generales del Estado en la comunidad. Unos presupuestos que la Junta estudia recurrir al Constitucional por recortar un 36 por ciento las inversiones en Andalucía y que incrementan los fondos para políticas activas de empleo en todas las comunidades menos en Andalucía, justificándolo en que durante cinco años la Junta ha tenido paralizada la formación para desempleados dejando de gastar 800 millones.

El líder de C’s, Juan Marín, hizo el papelón de criticar las cuentas estatales y al mismo tiempo pedirle a Díaz que el PSOE las apoye en el Congreso para que el país tenga presupuestos. Una contradicción que la presidenta evidenció: «Que este país necesita presupuestos es evidente pero no estos y no me pida a mí que apoye unos presupuestos que maltratan a Andalucía».

Como es habitual, más duro fue el enfrentamiento con la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, pese a que inició su intervención coincidiendo con Díaz en el ataque al PP que «se está revelando como un partido antiandaluz». Rodríguez acusó a Díaz de ser culpable de estas cuentas porque fue su partido quien permitió que gobernase Rajoy. «¿Para qué sirvió apretar ese botón?» cuestionó, tras recriminarle que «hizo todo lo posible» para impedir un gobierno PSOE–Podemos y para que se abstuviese en la investidura de Rajoy.

Díez le replicó que «si hoy no hay un presidente del Gobierno socialista es porque ustedes no quisieron» y le afeó su «obsesión antisocialista» al «considerarnos a los socialistas unos traidores». Rodríguez elevó el tono: «Yo no soy antisocialista, mi adversaria es usted, no es traidor el PSOE, la traidora es usted». Cuando cuestionó su idoneidad para «salvar a su partido», Díaz, aunque dijo que no entraría al «fango», esgrimió sus victorias electorales para preguntar «de qué» hay que salvar a su partido. «No sé quién se ha creído que es», zanjó.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016