domingo, 15 septiembre 2019
13:55
, última actualización

La tercera comunidad con la costa más llena de ladrillos

El informe de Greenpeace ‘A toda costa’ señala que más del 15% de la línea marítima andaluza está invadido por construcciones

24 jul 2018 / 22:01 h - Actualizado: 24 jul 2018 / 23:18 h.
  • Greenpeace presentó su informe ‘A toda costa’ en una rueda de prensa en Madrid. / Europa Press
    Greenpeace presentó su informe ‘A toda costa’ en una rueda de prensa en Madrid. / Europa Press

Andalucía es la tercera comunidad autónoma con mayor porcentaje de superficie costera urbanizada: el 15,40 por ciento de su terreno está «degradado» por este motivo, como han apuntado la organización ecologista Greenpeace y el Observatorio de la Sostenibilidad a través de su informe A toda costa. Además, Málaga es la segunda provincia de toda España que concentra más superficie urbanizada en su costa: el 26,20 por ciento.

El 80 por ciento de los recursos ambientales que provee la costa española está «en recesión» debido a la urbanización masiva, alerta el informe. El estudio señala que en los últimos 30 años, en paralelo a la aprobación de la Ley de Costas de 1988, la superficie de costa urbanizada se ha duplicado, para pasar de 240.000 a 530.000 hectáreas, lo que supone que el 13,10 por ciento de la costa española está urbanizada frente al dos por ciento del interior del país.

La responsable de Biodiversidad de Greenpeace, Pilar Marcos, aseguró este martes que la Ley de Costas y la Ley del Suelo, aprobada hace 20 años, otorgaron una gran potestad a los municipios para urbanizar en la costa. Greenpeace remarca que los ecosistemas costeros proporcionan bienes y servicios ambientales claves para el desarrollo económico y social, y son el «salvavidas» para adaptarse al cambio climático, como ilustró la responsable de la campaña de Costas de la entidad ecologista, Paloma Nuche.

A toda costa ha analizado cuestiones como la alimentación, los minerales, el suelo litoral, los hábitats naturales, las áreas generadoras de evaporación, los hábitats para especies amenazadas, las áreas desprovistas de plantas, la vegetación para amortiguar inundaciones, los espacios naturales protegidos y el paisaje natural.

Nuche aseguró que de los 10 indicadores analizados «ocho tienen una evolución negativa, están en recesión», al mismo tiempo que las superficies artificiales en la costa se han duplicado en 30 años.

El estudio señala que la mayor pérdida de servicios ambientales corresponde a la superficie que ocupaban cultivos y pastizales generadores de alimentos, con una reducción del 13,10 por ciento, así como la reducción de la ribera de los ríos y otros cauces, un 10,60 por ciento, pero que también se producen pérdidas en la capacidad de extracción de sal, en la lluvia por la pérdida de bosques y humedales, y que solo se mantienen aquellos servicios que tienen una figura de protección específica.

Según el estudio, la urbanización se concentra sobre todo en el Mediterráneo y el Atlántico sur, en especial en las provincias de Barcelona (40,90 por ciento) y Málaga (26,20); y Cataluña presenta el mayor porcentaje de superficie costera urbanizada, con el 26,40 por ciento, seguida de las comunidades de Valencia (23,10) y de Andalucía (15,40).


Todos los vídeos de Semana Santa 2016