lunes, 22 julio 2019
14:16
, última actualización

Las ayudas para emplear a pobres se prorrogan este año

Igualdad reparte 40 millones de euros para programas municipales de empleo para excluidos

02 jul 2017 / 18:55 h - Actualizado: 02 jul 2017 / 18:55 h.
  • Cola del paro en una oficina de Nervión. / Jose Luis Montero
    Cola del paro en una oficina de Nervión. / Jose Luis Montero

Pocas veces un texto oficial se redacta con tal ausencia de triunfalismo: «La reciente (sic) crisis financiera internacional y sus efectos sobre la economía andaluza han provocado una importante contracción del mercado laboral y una acelerada destrucción de puestos de trabajo que se ha traducido en un incremento del número de personas desempleadas. Esta situación, sostenida en el tiempo, está provocando graves problemas a muchas familias andaluzas». «La tasa de paro sigue siendo muy alta: 26,9%, por lo que sigue siendo necesaria la adopción de medidas excepcionales y urgentes», apostilla la introducción de esta orden, publicada en el BOJA del viernes.

Para paliar esta situación social dramática e insólita en un país desarrollado, se prorroga este año el Programa Extraordinario de Ayuda a la Contratación de Andalucía, con un presupuesto de 40 millones de euros que se reparten a lo ayuntamientos según los parados registrados en 2016, con un mínimo de 10.700 euros. Esta prórroga entró ayer en vigor.

El ayuntamiento que más fondos recibe es el de Sevilla, con más de dos millones y medio de euros, seguido por los de Málaga, Córdoba y Jerez de la Frontera, con más de un millón de euros cada uno de los consistorios. Córdoba tiene 326.000 habitantes por los 212.000 de Jerez, pero los problemas sociales en esta segunda han sido mucho más acuciantes, hasta el punto que en los años más duros de la crisis se llegó a hablar de ciudad fallida para describir la espiral sin salida de paro, deuda municipal y quiebra de la que la vieja ciudad de los vinos intenta salir como sea.

Las provincias que más fondos reciben en total son las de Sevilla (8,90 millones), Málaga (6,5 millones) y Cádiz (seis millones). El municipio sevillano que menos recibe es El Madroño (11.476 euros), ya que coinciden los factores de ser uno de los más pequeños y con mayor peso demográfico de pensionistas. La minúscula población de Benitagla (Almería), con menos de 70 habitantes, es la que menos fondos de emergencia contra el desempleo recibe.

Si se comparan localidades de tamaño parecido se puede ver a cuáles afecta el desempleo. En el caso sevillano, las localidades de Utrera, Écija y Mairena del Aljarafe tienen una población en torno a los 50.000 habitantes. La que recibe más fondos es Utrera: 282.793 euros.

Écija justo 200.760 y Mairena del Aljarafe, localidad próspera en una comarca que no depende de la agricultura, 155.699 euros, prácticamente la mitad.

Con solo dos millones y medio largos de euros, la provincia de Huelva es la que menos recibe de las ocho demarcaciones. Solo su capital recibe más de cien mil euros (558.000).

Pocas veces un texto oficial se redacta con tal ausencia de triunfalismo: «La reciente (sic) crisis financiera internacional y sus efectos sobre la economía andaluza han provocado una importante contracción del mercado laboral y una acelerada destrucción de puestos de trabajo que se ha traducido en un incremento del número de personas desempleadas. Esta situación, sostenida en el tiempo, está provocando graves problemas a muchas familias andaluzas». «La tasa de paro sigue siendo muy alta: 26,9%, por lo que sigue siendo necesaria la adopción de medidas excepcionales y urgentes», apostilla la introducción de esta orden, publicada en el BOJA del viernes.

Para paliar esta situación social dramática e insólita en un país desarrollado, se prorroga este año el Programa Extraordinario de Ayuda a la Contratación de Andalucía, con un presupuesto de 40 millones de euros que se reparten a lo ayuntamientos según los parados registrados en 2016, con un mínimo de 10.700 euros. Esta prórroga entró ayer en vigor.

El ayuntamiento que más fondos recibe es el de Sevilla, con más de dos millones y medio de euros, seguido por los de Málaga, Córdoba y Jerez de la Frontera, con más de un millón de euros cada uno de los consistorios. Córdoba tiene 326.000 habitantes por los 212.000 de Jerez, pero los problemas sociales en esta segunda han sido mucho más acuciantes, hasta el punto que en los años más duros de la crisis se llegó a hablar de ciudad fallida para describir la espiral sin salida de paro, deuda municipal y quiebra de la que la vieja ciudad de los vinos intenta salir como sea.

Las provincias que más fondos reciben en total son las de Sevilla (8,90 millones), Málaga (6,5 millones) y Cádiz (seis millones). El municipio sevillano que menos recibe es El Madroño (11.476 euros), ya que coinciden los factores de ser uno de los más pequeños y con mayor peso demográfico de pensionistas. La minúscula población de Benitagla (Almería), con menos de 70 habitantes, es la que menos fondos de emergencia contra el desempleo recibe.

Si se comparan localidades de tamaño parecido se puede ver a cuáles afecta el desempleo. En el caso sevillano, las localidades de Utrera, Écija y Mairena del Aljarafe tienen una población en torno a los 50.000 habitantes. La que recibe más fondos es Utrera: 282.793 euros.

Écija justo 200.760 y Mairena del Aljarafe, localidad próspera en una comarca que no depende de la agricultura, 155.699 euros, prácticamente la mitad.

Con solo dos millones y medio largos de euros, la provincia de Huelva es la que menos recibe de las ocho demarcaciones. Solo su capital recibe más de cien mil euros (558.000).


Todos los vídeos de Semana Santa 2016