sábado, 25 mayo 2019
18:40
, última actualización

Los ganaderos de Almonte suspenden la Saca de las Yeguas

Tomaron esta decisión en la asamblea de anoche después de que Doñana no haya preparado la finca de El Patrimonio para custodiar a la vuelta el ganado

21 jun 2017 / 10:24 h - Actualizado: 21 jun 2017 / 13:37 h.
  • Tradicional Saca de las Yeguas de Almonte. / Julián Pérez (Efe)
    Tradicional Saca de las Yeguas de Almonte. / Julián Pérez (Efe)

Los ganaderos almonteños han vuelto a suspender la tradicional Saca de las Yeguas, una fiesta que concita a cientos de personas en El Rocío y Almonte para ver el paso del ganado que trasladan desde la marisma de Doñana al pueblo para la feria. Por segundo año consecutivo recurren a esta medida de presión para exigir a la Administración, la Junta de Andalucía como responsable de la gestión del Parque Nacional de Doñana, una finca alternativa para las yeguas que actualmente pastan en la Marisma de Hinojos, toda vez que están obligados, ya judicialmente, a sacar a su ganado de allí. Aunque el año pasado el acuerdo alcanzado con la Consejería de Medio Ambiente, respaldado por el Ayuntamiento almonteño, salvó in extremis esta celebración, la «falta de palabra» ha hecho que los ganaderos vuelvan a optar por su suspensión. «Es muy triste que tengamos que suspender nuestra propia fiesta», se lamenta el expresidente de la asociación, Gregorio Maraver, pero entiende que es la «única forma» de que les tomen en serio, puesto que a lo largo de todo el año «nadie se ha preocupado por nosotros y ahora ya no da tiempo».

Los ganaderos de Almonte tenían 400 cabezas de ganado en la Marisma de Hinojos. El crecimiento de la ganadería de este otro municipio onubense hizo que el Ayuntamiento emitiera una ordenanza reclamando el espacio para sus animales, una ordenanza respaldada por orden judicial, incluido el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía), que terminó obligando a los almonteños a sacar el excedente de su ganado, 110 cabezas, el 31 de diciembre del año pasado, tras varios plazos ampliados de forma sucesiva. Pero los almonteños preferían sacar todos los animales para que fueran juntos a otra finca. El Parque Nacional de Doñana se comprometió a prepararles la finca El Patrimonio, con 14.000 hectáreas, para los 400 animales, «pero allí no se ha hecho nada», denuncia Maraver. «Temporalmente nos han ofrecido otras dos fincas» mientras preparan aquella –vallado, puntos de agua... «unas garantías mínimas para el ganado»–, aunque también han rebajado las condiciones: «Ahora sólo nos ofrecen 5.000 hectáreas para 250 cabezas en El Patrimonio». Por este motivo, en la asamblea de la asociación celebrada anoche los ganaderos han optado por no sacar el ganado de la Marisma de Hinojos ante el temor de no poder regresar allí y no tener donde dejar «con un mínimo de garantías» después a sus animales. Sobre todo, después de que el Ayuntamiento de Hinojos aprobara en enero una nueva ordenanza que «agrava la situación» y obliga a sacar todo el ganado, aunque, explica Maraver, para hacerlo «esperaremos a tener una orden judicial».

Reclaman un compromiso firme, «una garantía por escrito, firmada, con una fecha de cumplimiento», de la Administración. Ésta sería la única posibilidad de salvar una fiesta que tradicionalmente se celebra el 26 de junio.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016