viernes, 22 junio 2018
23:33
, última actualización

Los profesores interinos dejan de estar obligados a opositar

El Consejo de Gobierno de la Junta modifica un decreto y podrán seguir en la bolsa de trabajo sin necesidad de presentarse a exámenes como ocurría ahora

02 may 2018 / 18:56 h - Actualizado: 02 may 2018 / 23:17 h.
  • Un profesor imparte clase en un aula de Primaria. / J. P. Gandul (Efe)
    Un profesor imparte clase en un aula de Primaria. / J. P. Gandul (Efe)
  • Manifestación de interinos en Sevilla, en marzo. / Jesús Barrera
    Manifestación de interinos en Sevilla, en marzo. / Jesús Barrera F. Veiga

TAGS:

El Consejo de Gobierno de la Junta ha modificado el decreto que regula la función pública docente, la selección del profesorado y la provisión de puestos y por ello los profesores interinos ya no tendrán que presentarse a exámenes de oposiciones para continuar en la bolsa de trabajo de la Consejería de Educación.

El Ejecutivo autonómico aduce que el objetivo primordial es «mejorar la gestión y ordenación de las bolsas de trabajo de los diferentes cuerpos y especialidades», aunque sindicatos como CSIF hablan de que su «presión» ha «logrado que una reivindicación tan importante» de los interinos «se haga realidad».

De acuerdo con el cambio introducido, explican desde la Junta, el personal integrante de las bolsas «no estará obligado, para continuar en las mismas, a participar en los procesos selectivos para el acceso a la función pública que se convoquen», ya que el orden en estas bolsas siempre ha dependido del tiempo de servicio de los profesionales.

En este sentido, el presidente del sector de Educación de CSIF en Andalucía, Francisco Hidalgo, expuso este martes que los interinos llevaban años obligados a presentarse a oposiciones, algo que ya no harán unos 20.000 profesores (16.000 interinos y unos 4.000 en bolsas), según sus cálculos. Los primeros que se libran de esta obligación son los profesores de Secundaria convocados para cubrir este año 5.231 plazas, la mayor parte de ellas en institutos de la comunidad. El examen, al que se pueden seguir presentando para optar al estatus de funcionario, se celebrará presumiblemente el 23 de junio. Los últimos profesores que tuvieron que hacer esta prueba obligatoria optaron a unas 2.000 plazas de Primaria en junio de 2017.

La modificación, vuelve el Consejo de Gobierno, ha sido acordada por la Consejería de Educación y los sindicatos representados en la mesa sectorial (CSI-CSIF, Ustea, ANPE, CCOO y FETE-UGT), y tramitada por vía de urgencia «con el fin de que pueda ser aplicada a los procesos selectivos convocados en 2018», con lo que el Ejecutivo andaluz confirma que se librarán del examen los interinos que por causas «personales o familiares, o porque ya hayan aprobado oposiciones sin plaza» no deseen hacer el examen, como apostilla Hidalgo.

«La raquítica oferta de empleo público de años anteriores», explica el responsable de Educación en la CSIF, hacía que muchos interinos se presentaran a las oposiciones... «y las aprobaran sin plaza, con lo que se los obligaba a presentarse una y otra vez a sabiendas de que no iban a lograr» el puesto fijo en la Administración educativa.

«Eso era incoherente», remacha, cuanto más había que «pagar tasas de examen una y otra vez y arriesgarse a suspender una prueba ya aprobada», aunque esto, reconoció, no tiene efectos reales sobre el trabajo de los profesores porque la nota del examen solo cuenta... si se aprueban y se pasa de ser interino a funcionario.

De hecho, esta modificación no alterará los puestos en las bolsas de trabajo, que se dividen en la ocupada por los interinos con tiempo de servicio y los que no han prestado este servicio aún.

La obligatoriedad de examinarse para seguir en la bolsa de trabajo de Educación continúa en otras comunidades autónomas, ya que cada una de ellas tiene competencias en esto. De hecho, según la comunidad puede cambiar la valoración de los méritos para colocarse arriba o abajo en la bolsa de interinos, explica Hidalgo. Entre estas posibilidades está que la nota de la oposición cuente para la posición en la bolsa, lo que no ocurre –en exclusiva– en Andalucía, como explica otro sindicato, Comisiones Obreras.

Desde esta central explican que estaban desde hace mucho tiempo detrás de esta reivindicación, como explica el secretario general de la Federación de Enseñanza de Andalucía, Diego Molina. «Ha sido la modificación de un artículo que entendíamos de mero afán recaudatorio, al obligar a pagar tasas de un examen que luego no computa para adelantar en la bolsa, solo para ingresar como funcionario si se aprueba, y que lastraba la vida familiar de quienes llevan mucho tiempo presentándose».

Además, CCOO anunció que en el desarrollo de la modificación del decreto se añadirá otra vieja reivindicación de los interinos: que no salgan de forma definitiva de la bolsa si por cualquier circunstancia tienen que rechazar un puesto. Ahora podrán volver más o menos detrás a la bolsa, y hasta ahora quedaban excluidos.

El consejo de gobierno de la Junta ha modificado el decreto que regula la función pública docente, la selección del profesorado y la provisión de puestos y por ello los profesores interinos ya no tendrán que presentarse a exámenes de oposiciones para continuar en la bolsa de trabajo de la Consejería de Educación.

El Ejecutivo autonómico aduce que el objetivo es «mejorar la gestión y ordenación de las bolsas de trabajo de los diferentes cuerpos y especialidades», aunque sindicatos como CSIF hablan de que su «presión» ha «logrado que una reivindicación tan importante» de los interinos «se haga realidad».

De acuerdo con el cambio introducido, explican desde la Junta, el personal integrante de las bolsas «no estará obligado, para continuar en las mismas, a participar en los procesos selectivos para el acceso a la función pública que se convoquen», ya que el orden en estas bolsas siempre ha dependido del tiempo de servicio de los profesionales.

En este sentido, el presidente del sector de Educación de CSIF en Andalucía, Francisco Hidalgo, expuso este martes que los interinos llevaban años obligados a presentarse a oposiciones, algo que ya no harán unos 20.000 profesores (16.000 interinos y unos 4.000 en bolsas), según sus cálculos. Los primeros que se libran de esta obligación son los profesores de Secundaria convocados para cubrir este año 5.231 plazas, la mayor parte de ellas en institutos de la comunidad. El examen, al que se pueden seguir presentando para optar al estatus de funcionario, se celebrará presumiblemente el 23 de junio. Los últimos profesores que tuvieron que hacer esta prueba obligatoria optaron a unas 2.000 plazas de Primaria en junio de 2017.

La modificación, vuelve el consejo de gobierno, ha sido acordada por la Consejería de Educación y los sindicatos representados en la mesa sectorial (CSI-CSIF, Ustea, ANPE, CCOO y FETE-UGT), y tramitada por vía de urgencia «con el fin de que pueda ser aplicada a los procesos selectivos convocados en 2018», con lo que el Ejecutivo andaluz confirma que se librarán del examen los interinos que por causas «personales o familiares, o porque ya hayan aprobado oposiciones sin plaza» no deseen hacer el examen, como apostilla Hidalgo.

«La raquítica oferta de empleo público de años anteriores», explica el responsable de Educación en la CSIF, hacía que muchos interinos se presentaran a las oposiciones... «y las aprobaran sin plaza, con lo que se los obligaba a presentarse una y otra vez a sabiendas de que no iban a lograr» el puesto fijo en la Administración educativa.

«Eso era incoherente», remacha, cuanto más había que «pagar tasas de examen una y otra vez y arriesgarse a suspender una prueba ya aprobada», aunque esto, reconoció, no tiene efectos reales sobre el trabajo de los profesores porque la nota del examen solo cuenta... si se aprueban y se pasa de ser interino a funcionario.

De hecho, esta modificación no alterará los puestos en las bolsas de trabajo, que se dividen en la ocupada por los interinos con tiempo de servicio y los que no han prestado este servicio aún.

La obligatoriedad de examinarse para seguir en la bolsa de trabajo de Educación continúa en otras comunidades autónomas, ya que cada una de ellas tiene competencias en esto. De hecho, según la comunidad puede cambiar la valoración de los méritos para colocarse arriba o abajo en la bolsa de interinos, explica Hidalgo. Entre estas posibilidades está que la nota de la oposición cuente para la posición en la bolsa, lo que no ocurre –en exclusiva– en Andalucía, como explica otro sindicato, CCOO.

Desde esta central explican que estaban desde hace mucho tiempo detrás de esta reivindicación, como explica el secretario general de la Federación de Enseñanza de Andalucía, Diego Molina. «Ha sido la modificación de un artículo que entendíamos de mero afán recaudatorio, al obligar a pagar tasas de un examen que luego no computa para adelantar en la bolsa, solo para ingresar como funcionario si se aprueba, y que lastraba la vida familiar de quienes llevan mucho tiempo presentándose».

Además, CCOO anunció que en el desarrollo de la modificación del decreto se añadirá otra vieja reivindicación de los interinos: que no salgan de forma definitiva de la bolsa si por cualquier circunstancia tienen que rechazar un puesto. Ahora podrán volver más o menos detrás a la bolsa, y hasta ahora quedaban excluidos.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016