domingo, 11 noviembre 2018
13:38
, última actualización

Marín pone en mano de Rivera la ruptura del pacto con Andalucía

Alega «incumplimientos» de los socialistas pero no presentará una moción de censura contra Díaz

04 sep 2018 / 18:39 h - Actualizado: 04 sep 2018 / 22:43 h.
  • Juan Marín, este martes en el Parlamento. / Raúl Caro (Efe)
    Juan Marín, este martes en el Parlamento. / Raúl Caro (Efe)

El presidente y portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento andaluz, Juan Marín, ha anunciado que va a elevar a la Ejecutiva Nacional de su partido un informe sobre el grado de ejecución del pacto de investidura que firmó con el PSOE-A tras las elecciones autonómicas del 2015 para «tomar una decisión» tras los «incumplimientos» de los socialistas y su «falta de voluntad» para dar cumplimiento a las medidas de regeneración democrática que contempla, como la supresión de aforamientos o la reforma de la ley electoral andaluza.

Así lo avanzó Marín en rueda de prensa en el Parlamento, donde explicó que ha tomado esta decisión después de que este mismo martes se haya celebrado una reunión extraordinaria de la comisión de seguimiento del pacto donde el PSOE-A le ha trasladado que «no es no y que no están dispuestos a cumplir con esos acuerdos», lo que ha provocado que Cs se levante de la reunión.

Ante esta postura del PSOE-A, el líder andaluz de Cs ha decidido elaborar un informe y una propuesta para presentarla al Comité Ejecutivo Nacional de su partido, que se reúne este viernes en Málaga para, a partir de ahí, «valorar cualquier decisión» respecto al pacto, toda vez que, a preguntas de los periodistas, aclara que en ningún momento se han planteado presentar una moción de censura contra la presidenta. «Hasta ahora hemos mantenido un acuerdo en el que hemos respetado al 100% todos los puntos que hemos firmado, y si estos incumplimientos del PSOE-A nos liberan de nuestras obligaciones de cumplir con nuestra parte, que entiendo que debe ser así, a partir de ese momento nos desvincularíamos de cualquier asunto que tenga que ver con lo firmado», afirma Juan Marín.

El líder andaluz de Cs critica que el PSOE-A «no tiene ninguna voluntad de cumplir lo que firmó, así me lo han trasladado a la cara», toda vez que defiende que hay tiempo de aquí a que expire la legislatura –las autonómicas deberían convocarse para marzo del 2019– para cumplir con los acuerdos firmados en materia de regeneración democrática.

Así las cosas, Marín recuerda que Cs «ha sido capaz de echar a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán para negociar la investidura, ha sido capaz de bajar los impuestos a los andaluces y eliminar de facto el impuesto de sucesiones y donaciones», pero cuando le piden cuentas al PSOE-A para cumplir con la supresión de privilegios y los «chiringuitos», la respuesta que han encontrado es «que no es no».

«¿Qué teme el PSOE-A para no querer eliminar los aforamientos? ¿Qué hay detrás?», plantea el líder de Cs, que se refiere a los casos judiciales de los ERE, la Faffe o la formación para señalar que espera «que no sean esos los motivos» de su negativa.

Además, rechaza que el PSOE-A plantee «milongas» y garantiza que «no va a tomar el pelo a Cs», porque suprimir los aforamientos no requiere de un referéndum y que, de hecho, en Murcia esta medida ya se ha llevado a efecto.

Otro de los puntos incumplidos en los que pone el acento Marín es en la puesta en marcha de una oficina contra el fraude y la corrupción política, terminar con las puertas giratorias o la reforma de la ley electoral andaluza después de que el PSOE-A le haya dicho que «no está dispuesto a cumplir» con nada de esto. Con esto último, Cs cree que los socialistas demuestran que «le tienen miedo a las urnas».

Igualmente, Marín censura el interés del PSOE-A por «seguir poniendo a dedazo a los cargos de confianza» por no querer limitar los cargos de libre designación, o que «no tenga voluntad para reducir los chiringuitos» de las empresas públicas, reducir los consejos de administración, renovar la RTVA o la ley de la Cámara de Cuentas.

«El PSOE-A quiere blindar su poder, y también sus estructuras y sus enchufados», remacha.

Por todos estos «incumplimientos» y la «falta de voluntad» del PSOE-A y de Susana Díaz de cumplir con el acuerdo de investidura que firmó con Cs, Marín va a informar de esta situación a la dirección de su partido, «porque este es el mismo partido para todo el país», para evaluar la situación y tomar una decisión al respecto.

LA POSTURA DE CS «SOLO TIENE UNA EXPLICACIÓN: LA ESTRATEGIA Y EL NERVIOSISMO DE ALBERT RIVERA»

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, lamenta la «deriva» de Ciudadanos (Cs) en esta comunidad y que esta responda en exclusiva a una «estrategia» de su presidente a nivel nacional, Albert Rivera: en este sentido, Cornejo critica que la formación naranja no atienda a los intereses de los andaluces, sino que se rinda ante el «interés partidista» y el «nerviosismo» de Rivera, que está «políticamente descolocado» desde la moción de censura en el Congreso de los Diputados.

A su juicio, la reacción de Ciudadanos carece de explicación desde el momento en que en la reunión de la comisión de seguimiento del pacto de investidura, celebrada a mediodía de ayer, estuvo marcada por la «cordialidad» e incluso el portavoz de este partido en Andalucía, Juan Marín, valoró el alto grado de cumplimiento del acuerdo. «Por eso, no entendemos esta salida de tono, que sólo puede responder a las presiones, prisas y al nerviosismo de Rivera», apostilla. Además, Cornejo señala que la exigencia de la supresión de los aforamientos no se puede abordar porque no hay margen de tiempo en este momento, «más aún cuando requeriría de una reforma del Estatuto de Autonomía, de un amplio consenso de todas las fuerzas parlamentarias, porque no puede circunscribirse a dos partidos y, por último, de un referéndum», recalca.

El dirigente socialista insiste en que el PSOE «nunca ha engañado a la gente en aquello que no se puede abordar, como la eliminación de los aforamientos, algo que en ningún lugar de España se ha hecho». En este punto, rechaza que se acuse al PSOE de haberse negado a este extremo, ya que fue la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien manifestó estar de acuerdo en el fondo de la cuestión, pero manteniendo que no hay margen temporal, tal y como lo ha formulado Ciudadanos en este momento.

A esto se suma que en el próximo Pleno del Parlamento se conocerán las conclusiones del grupo de trabajo sobre la reforma electoral que ponen de manifiesto que se requerirían modificaciones de la norma autonómica, estatal y del Estatuto de Autonomía.

Como conclusión, Cornejo recuerda a Ciudadanos y a Albert Rivera que «los temas de Andalucía se deciden en Andalucía, y sin interferencias de fuera de esta tierra, tal y como estamos viendo», y a pesar de su «incomprensible» actitud invita a Marín a recobrar la «sensatez».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016