viernes, 21 septiembre 2018
08:58
, última actualización

Navantia se revuelve al pender de un hilo el contrato con los saudíes

Los trabajadores del astillero de San Fernando cortan la autovía durante una hora y Susana Díaz exige al Gobierno central que garantice la carga de trabajo

08 sep 2018 / 08:47 h - Actualizado: 08 sep 2018 / 08:47 h.
  • Los trabajadores de Navantia en San Fernando cortaron ayer la autovía durante una hora en señal de protesta. / Efe
    Los trabajadores de Navantia en San Fernando cortaron ayer la autovía durante una hora en señal de protesta. / Efe

Es un contrato para construir cinco corbetas para Arabia Saudí valorado en 1.800 millones de euros que se ratificó el pasado mes de julio y que se llevaba pergeñando desde 2015. El gran beneficiado de la mayor parte de los siete millones de horas de trabajo es el millar de trabajadores de Navantia en San Fernando, que ayer cortó durante una hora la carretera CA-33 ante el temor de que esa carga de trabajo se esfume.

Los trabajadores temen que Arabia Saudí revoque la compra en respuesta a la decisión del Ministerio de Defensa de paralizar la venta a ese país de 400 bombas de precisión, conocida esta misma semana. El programa arranca a finales de este año y el último buque debería entregarse en el año 2022. En cuanto a su impacto sobre el empleo, se calcula que durante cinco años se generarían anualmente cerca de 6.000 ocupados directos e indirectos. De ellos, más de 1.100 serían empleados directos, más de 1.800 empleados de la industria auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, aseguró ayer que el contrato de venta de cinco corbetas a Arabia Saudí «sigue en marcha» y garantizó que el Ejecutivo no lo va a «poner en riesgo» teniendo en cuenta el amplio volumen de empleo que va a generar en los astilleros de Navantia.

En su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso para dar cuenta del informe de la venta de exportación de armas correspondiente a 2017, Méndez aseguró que el contrato «sigue vigente» y, de hecho, Arabia Saudí ya ha realizado los primeros pagos. «Hasta donde yo sé, la fabricación, funcionamiento y vigencia del contrato sigue en marcha», trasladó. Ante los grupos parlamentarios, Méndez garantizó que el empleo en los astilleros de Cádiz es un asunto «prioritario» para el Gobierno y por ello el Ejecutivo «no va a poner en riesgo» el contrato de venta de corbetas.

Es precisamente lo que reclamó la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, al Ejecutivo central. Tras mostrar su preocupación ante la posibilidad de que se cancele el contrato, demandó al Gobierno de Sánchez que garantice el empleo en la Bahía de Cádiz.

«Hemos trasladado al Gobierno de España que, cuanto antes, tiene que encontrar una solución», dijo Díaz desde Carcassonne (Francia), donde participa en una reunión preparatoria del dictamen del Comité de las Regiones (CdR) sobre el Fondo Social Europeo.

Aseguró que comprende y comparte la preocupación de los trabajadores porque es «el contrato más importante de los últimos veinte años para Navantia en esta zona».

«Hemos trabajado mucha gente y mucho tiempo por ese contrato», recalcó la presidenta andaluza. «Y queremos, y así se lo hemos pedido al Gobierno, que tiene que garantizar el empleo, el contrato y ese horizonte de esperanza que la bahía merece», remachó.

Los sindicatos CCOO y UGT en Andalucía mostraron asimismo su preocupación por la pérdida de un contrato en una zona especialmente azotada por el paro. «Hasta hace 48 horas» estaban inmersos en la negociación de un plan industrial y de un convenio colectivo. «Podemos estar pasando de una situación donde había futuro a una en la que no lo hay», avisó el secretario general de la Federación de Industria de CCOO-A, José Manuel Moreno Cerrejón.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016