viernes, 19 julio 2019
12:48
, última actualización

Pobres, pero con calidad de vida

Los datos de la declaración de la renta no reflejan la realidad de los municipios que tienen menos nivel de ingresos. Sus alcaldes aseguran que esta información les da mala imagen

23 jul 2016 / 21:54 h - Actualizado: 24 jul 2016 / 09:36 h.
  • Almáchar se ubica en la comarca malagueña de la Axarquía. / El Correo
    Almáchar se ubica en la comarca malagueña de la Axarquía. / El Correo
  • El municipio granadino de Zafarraya se encuentra en un llano. / El Correo
    El municipio granadino de Zafarraya se encuentra en un llano. / El Correo

TAGS:

Los datos de la declaración de la renta de 2013 facilitados por la Agencia Tributaria esta semana y en los que cuatro municipios andaluces destacan en negativo por ser en los que sus vecinos tienen menos ingresos brutos al año no se ajusta a la realidad, según dicen sus alcaldes. Afirman que sus vecinos tienen calidad de vida.

Los pueblos señalados por su nivel más bajo de renta son Zafarraya (Granada) al que se le apunta como el más pobre de España –10.293 euros brutos al año–, en tercer lugar está Almáchar (Málaga) –10.539–; en quinto puesto, Puerto Serrano (Cádiz) –10.975–, y en octavo lugar de la lista está Huesa (Jaén) –11.301–. Unos ingresos que están muy por debajo de la media nacional, con 24.601 euros brutos, y también bastante alejados de la renta media declarada en Andalucía que es de 17.437 euros brutos al año.

Los alcaldes de las dos localidades andaluzas más pobres de la región y de España cuestionan los datos facilitados por la Agencia Tributaria. La más molesta por la información es la alcaldesa de Zafarraya, la socialista Rosana Molina. Dice no entender que se den estos datos en 2016 cuando son de 2013: «Nos está haciendo mucho daño y además no se ajusta a la realidad».

Explica que Zafarraya es una localidad en la que el 90 por ciento de su población vive de la agricultura, porque tiene una tierra muy fértil y un clima especial: «Nuestros cultivos son al aire libre, fundamentalmente de tomate, lechuga y hortalizas, y el trabajo se concentra entre los meses de marzo a septiembre». Admite que esta situación hace que se dependa mucho de las campañas y reconoce que la de 2013 no fue buena, «pero las de 2014 y 2015 sí lo fueron», por lo que se queja de que con estos datos se está estigmatizando a su localidad.

Molina pone como ejemplo de que en su pueblo, de poco más de 2.000 habitantes, no se vive mal es que tiene prácticamente la misma población en todas las épocas del año: «La gente no emigra», remarca la regidora con contundencia.

Asimismo, destaca que al estar en un lugar privilegiado, desde donde se ve el mar –está a 30 minutos de Torre del Mar (Vélez-Málaga)– en el municipio se está potenciando el turismo deportivo, y gracias a ello se están desarrollando complejos turísticos. Además, la regidora afirma que en su localidad los vecinos cuentan con todo tipo de servicios, «que son incluso mejores que los de otros pueblos que nos rodean», y como dato a destacar señala que en el mes de agosto cuenta con una guardería para temporeros, porque son las fechas en las que hay muchas familias que están trabajando en el campo. Recalca también que en su localidad ya se han asentado extranjeros, «lo que demuestra que en Zafarraya se vive bien».

Al que sin embargo no le ha pillado por sorpresa estar en la lista de los pueblos con menos ingresos de España es al alcalde de Almáchar, José Gámez (IU). «Esto se debe a la peculiaridad de la economía de subsistencia que hay en el municipio que vive fundamentalmente de la recolección de uva pasa». Señala que los vecinos son agricultores propietarios de pequeñas parcelas que en la época de recolección se ayudan entre familiares.

Asimismo, dice con orgullo que sus vecinos tienen todos los servicios necesarios como pabellón cubierto, piscina y gimnasio, entre otras infraestructuras. «Además también damos ayudas a la natalidad y tenemos una guardería gratuita».

Admite que la tasa de paro es alta, pero insiste en que en Almáchar hay calidad de vida, y que, al igual que en Zafarraya, hay una comunidad de unos 50 extranjeros, fundamentalmente belgas y británicos que se han asentado en su municipio.

Otro argumento que aporta Gámez para asegurar que los almachareños tienen calidad de vida es que 800 euros en su pueblo «equivalen a unos 1.200 euros en Málaga capital».

El alcalde insiste que los precios en su localidad son acordes con los ingresos que tienen sus vecinos: «Aquí un café cuesta un euro y una cerveza con tapa 1,50». El precio de la vivienda señala que también está muy por debajo de lo que puede costar un piso en una capital: «Los alquileres están entre 200 y 350 euros al mes».

Estos precios son similares a los de Zafarraya, pero algo más elevados que los de Puerto Serrano, donde, según indicaron vecinos del municipio, es raro que un alquiler supere los 250 euros.

Unas rentas que son similares a las que se pagan en Huesa, según informa su alcalde, Ángel Padilla (PSOE), quien detalla que los alquileres no superan en ningún caso los 300 euros al mes. Este regidor es el menos optimista con la situación que viven sus vecinos y reconoce que muchos se ven obligados a emigrar a las campañas agrícolas y a la costa para trabajar en la hostelería para poder salir adelante


Todos los vídeos de Semana Santa 2016