sábado, 22 septiembre 2018
23:46
, última actualización
Elecciones Autonómicas 22-M

Sánchez necesita a Díaz, Díaz no necesita a Sánchez

Los dos líderes socialistas concurren juntos pero enfrentados al 24M

21 may 2015 / 10:35 h - Actualizado: 21 may 2015 / 10:36 h.
  • La secretaria regional del PSOE andaluz, Susana Díaz, y el secretario general del partido, Pédro Sánchez, ayer en Alcalá. / Raúl Caro (Efe)
    La secretaria regional del PSOE andaluz, Susana Díaz, y el secretario general del partido, Pédro Sánchez, ayer en Alcalá. / Raúl Caro (Efe)

Pedro Sánchez sigue en Boston y Susana Díaz en California. Perseguidos por móviles, besos y vítores, llegaron ayer por separado al auditorio de Alcalá de Guadaíra, ante 1.600 personas según la organización, para coincidir a regañadientes en el único mitin en el que se les ha visto juntos en esta campaña a las municipales. Cada uno venía de un sitio distinto: ella de la provincia de Cádiz, él de Huelva. Díaz llegó puntual, a las 20.00 horas. Sánchez se retrasó, porque antes de Alcalá se paró a ver a un histórico del PSOE andaluz, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, cuya sintonía con la presidenta de la Junta en funciones y secretaria general de los socialistas andaluces es pésima. Entraron en el auditorio separados, ella por delante, junto al alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones y el candidato a la Alcaldía de Sevilla, Juan Espadas (que llegó solo, quizá preguntándose por qué los dos máximos líderes del PSOE no arropaban su candidatura en Sevilla capital). Sánchez cinco pasos por detrás. Con todos los focos puestos en captar cualquier mínimo gesto y mirada entre ellos, ambos se mostraron indisimuladamente distantes.

Los dos dirigentes no coincidían desde el 29 de marzo en el comité federal del PSOE, poco después de la victoria de Díaz en las autonómicas. La sevillana, aunque aún no ha podido formar gobierno ni ser investida presidenta por carecer de apoyos parlamentarios, logró que su partido volviera a ser el más votado en Andalucía superando un 35 por ciento del sufragio, una cota difícilmente alcanzable por ningún partido el próximo domingo. Ante ese techo se tendrán que medir todos los líderes nacionales el 24M, incluido Pedro Sánchez. El resultado global del PSOE en las municipales y en las autonómicas puede apuntalar al líder socialista o hundirle, como hundieron las europeas a Rubalcaba. El PSOE-A examinará con lupa su resultado, desde una altura del 35 por ciento de votos que logró Susana Díaz el 22M.

Díaz se subió al escenario, pidió el voto para Limones y para Espadas, anunció que ganarían el 24M «en Andalucía», y ofreció un mitin de 20 minutos en los que apenas mencionó ni apeló a Pedro Sánchez, que le seguía, serio, desde la primera fila. «Al PSOE andaluz no nos va a parar nadie. En ese nuevo tiempo nos va a acompañar Pedro y los andaluces», dijo. Díaz se quejó del bloqueo institucional al que le tiene sometida la oposición, y acusó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de estar «castigando al pueblo andaluz sin gobierno».

Gritos de ¡presidente!

Sánchez se subió al escenario y fue recibido con un grito unánime: «¡presidente, presidente!». El líder del PSOE auguró que su partido será la primera fuerza en la mayor parte de España, y fue muy crítico con Rajoy por decir que en el «país ya nadie habla del paro». «¿Con quién habla Rajoy?», gritó, y añadió: «si somos tan pocos como dice Rajoy, que nadie a quien le preocupe el paro vote al PP». Sánchez cargó contra el presidente por vanagloriarse de la creación de «empleos precarios, que en el PSOE llamamos explotación».

El líder socialista lanzó un mensaje pensando en las generales, pero sí tuvo varios momentos para lanzar guiños a la sevillana: «A pesar del bloqueo de la oposición, yo estoy seguro de que pronto habrá un gobierno de Susana Díaz en Andalucía»; «Aquí, Susana, gracias a ti, invertís más en Dependencia de lo que invierte el conjunto de España»; «Susana tiene más suerte que yo, porque según Albert Rivera yo no puedo regenerar la política española, porque tengo 43 años»; «Queremos una recuperación económica justa, como dice Susana». Y culminó: «Me siento como secretario general orgulloso de todos vosotros», dijo tras ensalzar las decisiones del Gobierno andaluz por defender la educación y la sanidad pública frente a los recortes de Rajoy.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016