jueves, 27 julio 2017
15:30
, última actualización

Sánchez trata de frenar las quejas de la militancia alejándose de Podemos

Susana Díaz se muestra convencida de que su candidatura «va a más» en todos los territorios

11 may 2017 / 22:03 h - Actualizado: 12 may 2017 / 11:06 h.
  • Pedro Sánchez interviene en un mitin en la provincia de Barcelona el pasado miércoles. / Luca Piergiovanni (Efe)
    Pedro Sánchez interviene en un mitin en la provincia de Barcelona el pasado miércoles. / Luca Piergiovanni (Efe)

De su periplo hispano para dar a conocer las claves de su candidatura, Pedro Sánchez ha aprehendido algunas de las ideas que transpira la militancia socialista. Una de ellas es la rabia que genera Podemos entre los que cuentan con carné del PSOE. Consideran que muchas cosas de las que han sucedido en el partido no hubieran ocurrido si la fuerza morada hubiese apoyado la investidura del entonces candidato a la presidencia del Gobierno. Llegaron luego referencias a «la cal viva» o ese tramabús en el que fue incluido un referente del socialismo español como Felipe González. Demasiadas cosas, cree el militante, para sacar la sonrisa cuando se habla de Podemos.

Sánchez había abogado por un entendimiento con la fuerza de Podemos, e incluso así lo había puesto por escrito en su borrador de programa político. Este asunto supone un arma arrojadiza desde la candidatura de Susana Díaz, que apela a la autonomía del PSOE y su liderazgo dentro de la izquierda frente a los intentos de presunta «simbiosis» a la que apelaba el ex secretario general. Sin embargo, ayer, en su ideario definitivo, Sánchez atenúa y se aleja de esa alianza que parecía dar a entender en la relación con Podemos. «El documento definitivo enfatiza mucho la autonomía del proyecto socialista» y la voluntad de los socialistas españoles de ser la fuerza de la izquierda que puede ofrecer una alternativa real de gobierno, sin paseos en un autobús que luego se estropea ni números de circo», expuso ayer José Félix Tezanos, uno de los coordinadores del proyecto Por una nueva socialdemocracia, José Félix Tezanos. Reconoció que en el contacto con la militancia han percibido que esa relación codo con codo con Podemos no es bien acogida. «No se puede montar una moción de censura a golpe de rueda de prensa y atacar a tus posible aliados. Pablo Iglesias le sienta como un guante a Mariano Rajoy», dijo Pedro Sánchez en un acto con militantes en Madrid.

Antes de su mitin, el candidato retó a los medios de comunicación a «romper la barrera de la comunicación» para explicar lo que propone cada candidato a las primarias. En el documento programático, se mantiene la concepción «plurinacional» de España y la necesidad de «perfeccionar el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado apuntado en el artículo 2 de la Constitución». Según el equipo de Pedro Sánchez, con este planteamiento no se defiende que haya naciones políticas diferentes a la española, sino que se sostiene que la nación española es soberana y dentro «existen naciones culturales».

Por su parte, la candidata a la Secretaría General del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se mostró ayer convencida de que su candidatura «va a más» y ha querido dejar claro que en este proceso de primarias no se va a distraer ni «en insultos ni en ataques ni en faltas de respeto», porque quien utiliza eso es que no tiene argumentos para defender su proyecto y ella quiere ser «la secretaria general de todos los socialistas».

Díaz, preguntada sobre el hecho de que algunos dirigentes socialistas crean que puede ganar Pedro Sánchez, indicó que ella tiene clarísimo que van a decidir los militantes y, en estos momentos, «hay una mayoría de hombres y mujeres en este partido que han respondido y se han comprometido con la candidatura que representamos


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016