jueves, 14 diciembre 2017
16:12
, última actualización
Ecoperiodismo

Seis curiosidades de Doñana

Doñana es uno de los Parques Nacionales emblemáticos de España por su biodiversidad, residencia de los últimos linces ibéricos y un lugar plagado de historias... como la que asegura que fue aquí donde Goya pintó sus ‘Majas’

17 oct 2015 / 23:17 h - Actualizado: 17 oct 2015 / 23:46 h.
  • Flamencos en las marismas de Isla Mayor, en Doñana. / Paco Cazalla
    Flamencos en las marismas de Isla Mayor, en Doñana. / Paco Cazalla

1. ¿De dónde viene el nombre de Doñana?

A finales del siglo XVI Doña Ana Magdalena Gómez de Silva y de Mendoza, hija de la princesa de Éboli, decidió afincarse en lo que entonces era un bosque y en el que su marido, el séptimo duque de Medina Sidonia (con quien se casó teniendo ella apenas 4 años gracias a una dispensa del Papa), Don Alonso Pérez de Guzmán (que condujo la Armada Invencible), le construyó a su esposa el que hoy es el Palacio de Doñana. El nombre de este ‘Bosque de Doña Ana’, que fue desde siempre un coto de caza de reyes y nobles, acabó derivando en El Coto Doñana.

2. El paisaje de las majas

Durante la primavera de 1797, el pintor Francisco de Goya estuvo retirado en el Palacio de Doñana, invitado por la dueña del Palacio, Doña Cayetana de Silva, Duquesa de Alba. Durante esas vacaciones con su mecenas, Goya tomó muchos apuntes de la Duquesa y realizó varios retratos de la reciente viuda (su marido falleció un año antes). La creencia popular es que fue en el Palacio de Doñana donde el pintor realizó sus dos Majas.

3. Lawrence de Doñana

Las dunas de Doñana están vivas y están en continuo movimiento y renovación. Avanzan entre dos y cinco metros cada año por la acción del viento de poniente y del mar. De hecho, tal es la influencia del viento en el ecosistema que hasta tiene un nombre propio: Foreño y la playa de Doñana recibe un nombre que explica por si mismo la fuerza devastadora de este viento: Matalascañas. Estos paisajes de dunas en movimiento fueron captados por las cámaras de David Lean para recrear el desierto en su película Lawrence de Arabia. Peter O’Toole fue en realidad «Lawrence de Doñana» porque su camello surcó estas dunas andaluzas y no las de Oriente.

4. ‘Astarté del Rocío’

Astarté fue la diosa tartésica de la fecundidad. Asociada a las aguas y a la luna, muchos historiadores aún hoy sostienen que había un templo tartésico de esta diosa donde hoy se encuentra la actual Ermita de la Virgen del Rocío. El hecho de que la Virgen se considere la Madre de las Marismas recoge esa vinculación con el agua, pero hay otra mayor: Astarté se representaba también por una paloma blanca y a la Virgen del Rocío se la llama también la Blanca Paloma.

5. La carta ecologista que convenció a Franco

El dictador Francisco Franco pretendía desecar la marisma y convertirla en un gran eucaliptal. Así, además de promover la industria maderera, el régimen fascista quería combatir la enfermedad de la malaria que transmitían los mosquitos que anidaban en estas aguas. Una carta escrita por el científico Jose Antonio Valverde, explicándole al dictador la riqueza ecológica de Doñana, logró impedir esa acción que habría destrozado este espacio natural. Curiosamente al dictador, preocupado por el desarrollismo empresarial a ultranza, le conmovió una carta con argumentos ecologistas.

6. El ‘oso panda’ que nació en Doñana

Tras la salvación de Doñana con esa carta, se creó una organización para recaudar fondos y comprar terrenos en Doñana que se dedicaran a la creación de una reserva científica. Nació así el Fondo Mundial para la Naturaleza, en inglés: World Wide Found, más conocido por sus siglas WWF, una organización ecologista de ámbito mundial que, pese a haber nacido en Doñana, no tiene a un lince ibérico como emblema, sino al oso panda.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016