miércoles, 22 mayo 2019
14:40
, última actualización

Selfies por la unidad de España

El PSOE-A impulsa una moción a favor de la cohesión territorial para obligar a Podemos a «retratarse». C’s lo hizo en el Parlament catalán, y el PSC se abstuvo

20 feb 2016 / 20:45 h - Actualizado: 21 feb 2016 / 08:21 h.
  • El expresidente andaluz Rafael Escuredo, junto a Susana Díaz y el presidente del Consultivo, Juan Cano. / Efe
    El expresidente andaluz Rafael Escuredo, junto a Susana Díaz y el presidente del Consultivo, Juan Cano. / Efe

Los parlamentos autonómicos no tienen potestad para decidir sobre la estructura territorial del país, un asunto blindado en la Constitución. Eso no quiere decir que no puedan opinar. Lo hacen a menudo, de hecho, a través de una fórmula llamada «proposición no de ley» (PNL), que sirve al poder legislativo para posicionarse en muchos asuntos controvertidos, o reafirmándose o rechazando ciertas políticas de la Junta o del Gobierno central. En la práctica no tienen mucho recorrido, más allá de evidenciar el posicionamiento político de todos los grupos.

Esta próxima semana, preámbulo del 28F, vamos a ver en el Parlamento andaluz y en los 778 ayuntamientos de la comunidad una moción registrada por el PSOE de Susana Díaz, cuyo objeto no es otro que reafirmarse en la «cohesión territorial, el principio de igualdad y el rechazo a los intentos por romper la unidad de España». Pueden parecer frases con las que todos los partidos con vocación de gobierno están de acuerdo. Pero desde que el órdago independentista catalán ha contaminado toda la política nacional, las formaciones no nacionalistas compiten entre sí por presentarse como los mayores valedores de la unidad de España. Para los socialistas andaluces, la apuesta es mayor, porque su estrategia en Parlamento y ayuntamientos busca inequívocamente que Podemos «se retrate». Los hombres de Díaz han planteado esta disyuntiva así de cruda: o están con el 28F o contra él. La presidenta andaluza cree que el modelo territorial de Podemos –plurinacional, con naciones y comunidades políticas, y la defensa del referéndum de autodeterminación para Cataluña– dinamita el espíritu del 28F, el café para todos, el equilibrio de oportunidades para todos.

A Podemos le ha sentado fatal. Acusan a Díaz de hacer «frentismo», instrumentalizar el día de Andalucía y «torpedear la negociación de PSOE y Podemos para formar gobierno». «No nos van a robar el 28F», dice la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. Díaz no oculta que la hipótesis de un gobierno PSOE-Podemos le despierta ampollas, y su último grito de alerta tiene el himno andaluz y bandera blanca y verde.

Aunque en términos ideológicos, la moción del PSOE en defensa de la unidad de España sea asumible por PP, Podemos, Ciudadanos (C’s) e IU, es discutible que lo sea en términos políticos. Probablemente todos discutan la autoridad moral del PSOE para instar al Parlamento a defender el espíritu del 28F: Podemos porque no cree que su propuesta de un Estado plurinacional conlleve una España a dos velocidades; el PP porque opina justo lo contrario, le afea a Díaz que plantee esta moción mientras su partido negocia gobierno con Pablo Iglesias, aunque lo más probable es que la apoye a regañadientes. C’s puede discutir la estrategia, pero está tan mimetizado con la unidad de España, que votará a favor; y por último, a IU todo esto le sonará a fuegos de artificio.

Cada uno sacará sus propias conclusiones. Pero para entender el significado real de lo que va a ocurrir este miércoles en el Parlamento andaluz, tengan en cuenta que hace cuatro días ocurrió lo mismo en el Parlament catalán. Allí no ha sido el PSOE el que ha llevado una moción en defensa de «la solidaridad, la igualdad y la unión entre todos los españoles», sino C’s, principal partido de la oposición. La moción allí fue rechazada con los votos de los partidos independentistas Junts pel Sí y la CUP, con la negativa de Catalunya Sí que es Pot (marca de Podemos), que aboga por el referéndum, y con la abstención del PSC (Partido Socialista Catalán) a cuatro de los cinco puntos de la moción. Sólo C’s y PP votaron a favor de una PNL casi idéntica a la que el PSOE de Díaz impulsa en Andalucía como preámbulo al 28F.

En el último año, el órdago secesionista catalán ha hecho proliferar las mociones en favor de la unidad de España en muchos ayuntamientos y comunidades. «¡Defendemos la igualdad y la cohesión de los españoles!». Esta redacción ha recopilado 30 sólo en Andalucía. El pasado octubre fue en el consistorio de Córdoba, a iniciativa del PP: la moción salió adelante con los votos del partido de Rafael Gómez Sandokán, a pesar de los votos en contra de Ganemos e IU, y de la abstención del PSOE. A nadie le gusta que metan las narices en su selfie, y menos cuando uno se retrata con la bandera de España o de Andalucía.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016