jueves, 18 octubre 2018
20:11
, última actualización

«Si hubiera conocido alguna irregularidad la hubiera denunciado ante la Fiscalía»

El exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá contestó durante tres horas y media a todas las preguntas de Anticorrupción y de su defensa

14 feb 2018 / 20:22 h - Actualizado: 14 feb 2018 / 23:41 h.

{«Para que usted conozca mi comportamiento. Cuando detecté un comportamiento en Mercasevilla que no me gustó, se les reclamó comisiones a unos empresarios, lo que hice fue denunciarlo ante la Fiscalía. Hubiera actuado igual si hubiese detectado cualquier otro tipo de irregularidad». Son las palabras con las que se defendió en la tarde de este miércoles el exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá, quien durante tres horas y media contestó a todas las preguntas de Anticorrupción y de su defensa.

Barberá también defendió la «legalidad» de su comportamiento, «siempre dentro del reglamento de la Junta de Andalucía», y se desvinculó de los detalles del procedimiento, repitiendo en varias ocasiones que la concesión de ayudas y toda su tramitación «era competencia de la Dirección General de Trabajo». En este sentido, aseguró que «nunca jamás» tramitó una ayuda. De hecho, dijo que «nunca» tuvo en sus manos «ni uno de los convenios particulares» firmados para otorgar ayudas concretas, «ni una póliza».

Barberá destacó que era «algo muy muy frecuente que en el Parlamento se hablara de problemas laborales y era muy muy frecuente que los parlamentarios solicitasen prejubilaciones para sus provincias». Por lo que dijo que era «conocido por todos» que se pagaban «las primas de las pólizas» porque en más de una ocasión se «aprobaron modificaciones presupuestarias para aumentar la partida 31L».

El exviceconsejero dijo desconocer si se hacía control de las ayudas otorgadas y entendía que «todos los pagos que hacía la agencia IDEA estaban sometidos a control». ~

«Para que usted conozca mi comportamiento. Cuando detecté un comportamiento en Mercasevilla que no me gustó, se les reclamó comisiones a unos empresarios, lo que hice fue denunciarlo ante la Fiscalía. Hubiera actuado igual si hubiese detectado cualquier otro tipo de irregularidad». Son las palabras con las que se defendió en la tarde de este miércoles el exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá, quien durante tres horas y media contestó a todas las preguntas de Anticorrupción y de su defensa.

Barberá también defendió la «legalidad» de su comportamiento, «siempre dentro del reglamento de la Junta de Andalucía», y se desvinculó de los detalles del procedimiento, repitiendo en varias ocasiones que la concesión de ayudas y toda su tramitación «era competencia de la Dirección General de Trabajo». En este sentido, aseguró que «nunca jamás» tramitó una ayuda. De hecho, dijo que «nunca» tuvo en sus manos «ni uno de los convenios particulares» firmados para otorgar ayudas concretas, «ni una póliza».

Barberá destacó que era «algo muy muy frecuente que en el Parlamento se hablara de problemas laborales y era muy muy frecuente que los parlamentarios solicitasen prejubilaciones para sus provincias». Por lo que dijo que era «conocido por todos» que se pagaban «las primas de las pólizas» porque en más de una ocasión se «aprobaron modificaciones presupuestarias para aumentar la partida 31L».

El exviceconsejero dijo desconocer si se hacía control de las ayudas otorgadas y entendía que «todos los pagos que hacía la agencia IDEA estaban sometidos a control»


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016