jueves, 23 noviembre 2017
21:09
, última actualización

Soñar despierto sin poder parar

Lo más buscado por los andaluces en la web Doctoralia: el trastorno de la ensoñación inadaptada

14 mar 2017 / 08:31 h - Actualizado: 14 mar 2017 / 08:32 h.
  • Soñar despierto sin poder parar
  • Soñar despierto sin poder parar
  • Soñar despierto sin poder parar
  • Soñar despierto sin poder parar
  • Soñar despierto sin poder parar

¿Qué buscan los andaluces cuando acuden al dr. Google? Muchas personas consultan sus síntomas con el buscador global en internet en busca de una respuesta que, en función de su ignorancia médica, puede ser disparatada. Una empresa de Barcelona, Doctoralia, resuelve estas consultas con profesionales, pero más que centrarnos en las respuestas... ¿qué pregunta la gente? De forma sorprendente desde Andalucía lo que más consultan son las dudas acerca un trastorno psiquiátrico que padece a lo sumo el 1% de la población: la ensoñación inadaptada.

El psiquiatra Sergio Oliveros, director del centro de Psiquiatría Grupo Doctor Oliveros de Madrid y experto de Doctoralia, explica que los afectados pierden la mañana, o el día entero, absortos en fantasías sobre relaciones amorosas, trabajos ideales, casas soñadas, premios de lotería... –como todos durante un ratito, pero simplemente no pueden desconectar, no ponen nunca los pies en la realidad–. «Claro, hay falta de actividad en los estudios, laboral etcétera. Las fantasías se desencadenan por disparadores o triggers (una novela, una canción) y las alimenta el propio paciente. El entorno les importa muy poco».

¿Qué diferencia hay entre la ensoñación inadaptada y el proceso creativo de, por ejemplo, fantasear con las situaciones y personajes durante horas para escribir una novela? «La ensoñación es independiente de la voluntad, la fantasía normal no, el novelista puede hacer una llamada cuando está escribiendo un diálogo, el ensoñador no, se ve obligado de forma compulsiva a seguir fantaseando», explica el doctor.

¿Cuál es el perfil del ensoñador inadaptado? «Suelen ser adolescentes o adultos que han debutado en la adolescencia; suele ser una persona inmadura, con baja autoestima, que busca en la fantasía la satisfacción mágica de sus necesidades, tiene dificultades para las relaciones sociales y para mantener la atención», apostilla.

El trastorno por ensoñación excesiva o inadaptada fue definido por la psicóloga norteamericana Eli Somer en 2002. Se trata de un síndrome todavía no incluido en las clasificaciones internacionales, aunque su descripción literaria es muy anterior: la novela de Lewis Carroll Alicia en el país de las maravillas.

La persona afectada se ve obligada a fantasear de forma compulsiva y cesar le genera un cuadro de ansiedad e inquietud idéntico al de las adicciones (adicción al Whatsapp, ludopatía, adicción a la pornografía etcétera). El sujeto deja así de lado sus responsabilidades académicas, sociales o laborales para imaginarse en situaciones muy diferentes a la vida que le rodea. «Es lo ¡ que siempre se ha denominado soñar despierto», concluye el psiquiatra. Solo que sin poder parar de soñar.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016