viernes, 24 marzo 2017
14:34
, última actualización
Andalucía, cara y cruz

Un ‘All Stars’ flamenco de colofón

Paco Cepero, a la guitarra, y el dúo India Martínez-Arcángel, al cante, interpretan de forma soberbia el himno andaluz como cierre a la entrega de medallas

28 feb 2017 / 20:54 h - Actualizado: 01 mar 2017 / 08:10 h.
  • Un ‘All Stars’ flamenco de colofón
    India Martínez, Arcángel y Paco Cepero cerraron el acto interpretando un himno de Andalucía muy flamenco. / Reportaje gráfico: Jesús Barrera

Acostumbran en los grandes acontecimientos deportivos estadounidenses a contratar a estrellas de la canción para interpretar el himno nacional antes del comienzo de los eventos. La última gran versión fue la que engarzó Lady Gaga en Santa Clara (California) en la Super Bowl de 2016. Ayer, en uno de los actos institucionales más importantes del año en Andalucía, la entrega de la medallas con motivo del 28F, se plantó en el escenario del Teatro de la Maestranza un All Stars flamenco. Las caricias a su guitarra de Paco Cepero y los arrullos vocales de India Martínez y Arcángel dieron brillo y gloria a la letra del himno de Andalucía. Pocas versiones se han hecho tan magistrales de la canción que abraza a todos aquellos que se sienten identificados con la bandera blanca y verde. El trío, ya con su medalla de Andalucía colgada en el pecho, cerró de manera sublime el acto. Será difícil que el texto que reescribió Blas Infante a partir de las coplas de los jornaleros se interprete mejor de como ayer lo hizo el tridente jondo.

Que nadie se apure, todo el mundo podrá disfrutar del arte de Cepero, Arcángel y Martínez. Nada más sonar los primeros acordes, un ejército de teléfonos móviles enfocó hacia el escenario para grabar el momento. Ya estará circulando por los cuatro puntos cardinales de las redes sociales para disfrute de todos aquellos que no pudieron estar presentes en el coliseo sevillano o que no pudieron seguir la retransmisión a través de la radio y televisión público de Andalucía.

La ceremonia de entrega de las medallas comenzó con un invitado inesperado. Un polizón alado, un pequeño saltamontes, se posó en una de las sillas que debía estar ocupada por uno de los galardonados. Los encargados de mantenimiento y del protocolo del acto tuvieron que espantar a tan andaluz insecto para que todo estuviera en orden antes del comienzo de las intervenciones.

Vista de lince, ojo de halcón tenístico del equipo de encargados que también se percató de la caída al escenario de uno de los pendientes de Antonina Rodrigo. Fue también muy comentado el paseíllo de la gimnasta Lourdes Mohedano antes y después de recibir su medalla. Aposentada sobre unos tacones tan altivos como los andaluces Veleta o Mulhacén, la deportista desfiló con una elegancia y porte que dejó patidifuso a buena parte del personal que acudió al teatro de la Maestranza.

Otro de los momentos emotivos de la jornada fue el permanente recuerdo a Pablo Ráez. El periodista Fernando de la Guardia, conductor del acto, ya tuvo palabras para el malagueño mientras se proyectaba su imagen en el teatro. También la presidenta Susana Díaz tuvo palabras para él y reconoció que el lunes mantuvo una charla telefónica con Paco, su padre.

Nadie faltó a la entrega de las medallas, ni siquiera María Galiana, que en los días anteriores se había sentido pachucha. La actriz sevillana no faltó a la cita y recibió la medalla de hija predilecta por parte de la presidenta de la Junta, aunque le faltaron fuerzas para sostener la placa, «es que pesa mucho», se justificó mientras recibía el aplauso de los asistentes.

El sol matutino engaño a algunos y a algunas. El acto del 28F fue aprovechado para estrenar algún que otro modelito de la nueva temporada de primavera, «uff, qué frío hemos pasado», comentaba un grupo de asistentes mientras se autorretrataban con sus teléfonos móviles antes del aperitivo.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016