sábado, 21 julio 2018
10:45
, última actualización

Un tercer paciente muere en las Urgencias de un hospital andaluz

La fallecida es una mujer que estaba siendo atendida en el hospital Virgen de la Victoria de Málaga y fue desviada del área de críticos al de preferentes

14 feb 2018 / 13:43 h - Actualizado: 14 feb 2018 / 16:20 h.
  • Imagen de archivo de la llegada a Urgencias de un paciente al hospital Virgen de la Victoria.
    Imagen de archivo de la llegada a Urgencias de un paciente al hospital Virgen de la Victoria.

A un ritmo de un paciente al mes. Ayer se volvió a tener noticia del fallecimiento poco explicable de un paciente de los servicios de Urgencias de un hospital andaluz. El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía de Málaga que investigue de oficio la muerte de una mujer «en un box de urgencias» del hospital Virgen de la Victoria de la capital de la Costa del Sol tras sufrir una parada cardiorrespiratoria en el pasillo del centro sanitario.

Se suma a los casos de pacientes en Úbeda (21 de diciembre) y Antequera (19 de enero) que murieron en Urgencias mientras esperaban durante horas (12 nada menos, la primera, una mujer de 64 años, cinco el segundo paciente) recibir atención.

Los hechos ocurrieron el 8 de febrero, pero se dieron a conocer ayer. La mujer, que padecía arritmias, ingresó en las urgencias del centro hospitalario al sufrir dolor torácico y asfixia. El médico que la atendió en la ambulancia la derivó al área de pacientes críticos, pero después fue enviada a una consulta preferente –con menos prioridad–, adelantó este miércoles el diario Sur.

La paciente, según la familia, quedó en la zona de policlínica a la espera de resultados, «al no haber camas en observación ni en la sala de críticos». Solo al sufrir la paciente una parada cardiaca fue llevada a la sala de críticos, donde murió pese a los intentos médicos de reanimarla. Esta mujer había estado ingresada en el mismo hospital cinco días, del 30 de enero al 3 de febrero.

El hospital ha negado a la agencia Europa Press que la paciente falleciera en un pasillo, sino en la sala de críticos de las Urgencias, y tras intentar los profesionales sanitarios su reanimación.

La paciente, agregaron, se encontraba previamente en el area de Policlínica, «donde recibía la medicación y los cuidados para la estabilización de su patología. En este área hay permanentemente personal sanitario, que es el que monitoriza la evolución de los pacientes en este espacio y alerta al equipo médico ante cualquier eventualidad, como fue en este caso», explicaron.

La dirección del centro hospitalario lamentó este fallecimiento y se han puesto a disposición de la familia para cualquier aclaración que precisen.

Pero el Defensor del Paciente considera que un ser humano «no puede morir de esta manera indigna» y lamentó en un comunicado los «recortes de personal, el cierre de camas, la escasez de medios, etcétera, que hacen que las personas mueran en condiciones que no se desean para nadie».

«Entendemos que la presunta responsabilidad penal es de los dirigentes del hospital y del propio Gobierno andaluz, que son sin duda los que han provocado la situación actual», han sostenido, al tiempo que han esperado que el fiscal atienda su petición de investigación de esta muerte.

Tras los casos de Úbeda y Antequera la consejera de Salud, Marina Álvarez, anunció cambios en las Urgencias andaluzas para rediseñar los protocolos y la atención y evitar casos semejantes, entre críticas que culpan directamente a la falta de personal y los recortes. En todo caso todavía no hay explicaciones concluyentes sobre qué ha fallado en los dos primeros casos... y ya hay un tercero sobre la mesa.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016