miércoles, 17 octubre 2018
22:54
, última actualización

Acción delirante con cierta dosis de ambición

Crítica de la película ‘Misión Imposible - Fallout’ (**), dirigida por Christopher McQuarrie y protagonizada por Tom Cruise

28 jul 2018 / 17:44 h - Actualizado: 28 jul 2018 / 17:49 h.
  • Acción delirante con cierta dosis de ambición

Para vender una película la potente industria norteamericana se ha buscado a lo largo de la historia todo tipo de estrategias. Cuando a un producto se acompaña de un solvente equipo artístico y técnico, además de una estrella junto a una potente campaña publicitaria, las posibilidades de alcanzar el éxito se multiplican. A los hechos nos remitimos.

La franquicia de la serie de televisión Misión Imposible, creada por Bruce Geller en 1966, nos llega con su sexta entrega Fallout, tras una campaña mediática que ensalza a su estrella Tom Cruise por el empeño que pone en interpretar siempre el mismo las escenas de riesgo. Lo vimos escalando el Gran Cañon del Colorado, trepando por los ventanales exteriores del rascacielos Burj Khalifa de Dubái, agarrado a un Airbus militar a más de 1500m de altura y 200 km de velocidad, y ahora realizando un salto HALO (High Altitude, Low Open), una maniobra que se utiliza en ejército consistente en saltar a una altura de 8000 m para terminar abriendo el paracaídas lo más tarde posible a fin de que el enemigo tenga menos tiempo para detectarlo, corriendo y saltando entre edificios de París y Londres, huyendo en una potente moto y pilotando un helicóptero en una arriesgada persecución por montañas y fiordos noruegos que la película localiza en Cachemira. El director y el propio Cruise tratan de ofrecer espectáculo a base de carreras imposibles, cazas frustradas, falsas lealtades y disparos por doquier, cine de acción para mentes relajadas, sin más. Y como viene siendo norma de la casa, a tanto delirio se le añade una exigua e insostenible trama argumental articulada en las oscuras ambiciones de grupos terroristas y ajustes de cuentas de agentes dobles. El guión pasa sin pudor alguno de lo inverosímil a la casualidad, de secuencias de mamporros y de muerte segura al estilismo del protagonista propio de salón impoluto. Técnicamente y al igual que el resto de la saga viene cargada de recurrentes y acelerados efectos visuales, eso sí, esta vez tratando de aprovechar ciertos juegos de montaje en paralelo para elevarse un poco y distinguirse de las anteriores.

Misión Imposible - Fallout **

Estados Unidos, 2018. 147 min.

Dirección: Christopher McQuarrie. Intérpretes: Tom Cruise, Henry Cavill, Rebecca Ferguson, Sean Harris, Alec Baldwin, Simon Pegg, Angela Bassett.

Acción.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016