sábado, 19 enero 2019
22:32
, última actualización

Aurélien Bory, el mago de la arquitectura teatral

Fiel a su estilo Aurélien Bory vuelve a fascinar al público con una arquitectura teatral fascinante

12 ene 2019 / 13:02 h - Actualizado: 12 ene 2019 / 13:05 h.
  • Aurélien Bory, el mago de la arquitectura teatral

La obra teatral de Aurélien Bory, a caballo entre la danza y el circo, se caracteriza por conformar un discurso dramático tan poético como fascinante en el que el espacio escénico se erige como un elemento fundamental del relato. Esta obra es un claro ejemplo.

Partiendo del libro de Georges Perec, Espécies d'espacios (especies de espacios) Bory se dirige a entablar un curioso diálogo entre el espacio y el cuerpo en movimiento buscando representar, tal y como indica el libro de Perec, los alrededores y el contenido del relato. Para ello se sirve de un impresionante artilugio compuesto por cuatro grandes paneles con ruedas que se abren y se pliegan como las hojas de un libro. Se trata de un exquisito y fascinante ejercicio formal que despliega un juego escénico impregnado de poesía. Los intérpretes caminan alrededor del artilugio y una otra vez entran y salen de él con movimientos sutiles, desplegando imágenes inquietantes, etéreas, mágicas y en ocasiones impactantes.

El espacio sonoro alterna el ruido con la voz de la cantante lírica Claire Lefilliâtre, que camina por el escenario como un espíritu en busca de consuelo. Pero lejos de transmitir tristeza o emociones impactantes, Bory se centra en reproducir una atmósfera de armonía y serenidad, solo rota en la escena en la que, con un singular giro dramático, el creador francés homenajea a Pérec contándonos cómo su madre lo libró del Holocausto. El actor Olivier Martin-Salvan la representa cantando y gesticulando con una buena dosis de comicidad que hace las delicias del público. Pero a partir de ahí el espectáculo se vuelca en la arquitectura teatral y se torna más radical en cuanto a su juego espacial y formal. La iluminación abusa un tanto de la oscuridad y el relato se vuelve un tanto plano. El ritmo se ralentiza hasta llegar a la escena final, que tal vez por fidelidad al libro de Perec, se recrea en la en la reproducción de la escritura con una escena que, aunque vistosa y efectista, se alarga demasiado.

Obra: Espaecios

Lugar: Teatro Central del 11 de enero

Compañía: Compagnie 111

Concepción, escenografía y puesta en escena: Aurélien Bory

Intérpretes: Guilhem Benoit, Cochise Le Berre, Katell Le Brenn, Claire Lefillatre, Olivier Martín Salvan

Calificación: ****


Todos los vídeos de Semana Santa 2016