martes, 21 noviembre 2017
07:23
, última actualización

Beethoven y sus sombras

Crítica del noveno concierto de abono de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, dirigido por John Axelrod, y con obras de Gabriel Prokofiev y de Beethoven en el programa

21 abr 2017 / 17:33 h - Actualizado: 21 abr 2017 / 23:04 h.

No es precisamente el remix (la remezcla) el género que más obras de peso ha legado en la historia de la música ‘clásica’ reciente. Podemos citar La dixième symphonie de Beethoven, de Pierre Henry, como uno de los casos más felices. Gabriel Prokofiev (1975) se ha curtido en las músicas urbanas, aunque su bagaje académico y sus influencias clásicas son las que se imponen en su Beethoven 9 Symphonic remix, estrenada en España en estos conciertos de la ROSS.

La obra remezclada podría haber devorado al remixeador; pero no lo hace. Y ahí radica el mérito de Prokofiev; capaz de hacer su obra a pesar del tótem con el que se mide. El original tarda en hacerse evidente; porque el compositor lo camufla y solo ofrece huellas desprevenidas que se suceden en medio de un tejido orquestal que evoluciona mediante sacudidas en las que se yuxtaponen acordes beethovenianos con un tramiento de la orquesta plenamente posmoderno; sin por ello abocar la composición a un resultado pop. En la parte final, con la entrada del coro, Prokofiev se aplica con la electrónica, distorsionando las voces del coro (e invocando, premeditadamente o no, las cintas de Luigi Nono en sus descarnados collages). Es la suya una pieza hábil, asequible pero no banal; un peldaño más hacia la normalización de la difusión de la música de nuestro tiempo.

La Sinfónica, bajo la batuta de Axelrod, se toma muy en serio empeños como el de Prokofiev, pero también rindió el jueves ejemplarmente con la muy trascendente versión de la Novena Sinfonía de Beethoven; que funcionó de manera soberbia, con un Molto vivace de especial rusticidad y virulencia; y un Adagio molto e cantábile henchido de nostalgia más que de almibarado dramatismo. El elenco de solistas vocales se disimuló en exceso con el Coro del Maestranza, sobresaliendo Willard White frente a la deficiente proyección de Patrick Grahl. El Finale conectó con el remix del inglés; el original y su revisión contemporánea. Un concierto muy bien planteado.

Música

Real Orquesta Sinfónica de Sevilla

* * *

Teatro de la Maestranza. 21 de abril. Programa: Obras de Gabriel Prokofiev y Beethoven. Intérpretes: M-P. Roy, W. Giuna, P. Grahl, W. White. Coro del Teatro de la Maestranza. Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. John Axelrod, director. 9º Concierto de abono. .


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016