lunes, 21 agosto 2017
13:51
, última actualización

Bienvenidos a la caravana del alma

Las barracas de ‘Les Irréels’ toman de nuevo el claustro de Santa Clara para convertir en teatro las esperanzas humanas

22 dic 2016 / 21:52 h - Actualizado: 22 dic 2016 / 21:55 h.
  • El espectáculo se incluye en el feSt. / J.B.
    El espectáculo se incluye en el feSt. / J.B.

TAGS:

Los fenómenos extraordinarios siempre han hecho que el ser humano se pregunte cosas. Un paisaje soberbio, una tormenta, el espectáculo de las noches estrelladas, una muerte cercana o un amor lejano son acontecimientos que escarban en la mente, o donde sea, para dejar sus interrogantes no siempre agradables pero sí útiles. Con Les Irréels, y con esa apacible pero contundente llamada suya a romper la rutina confortable de la racionalidad y recuperar el imperio de las emociones, esas grandes preguntas se sustancian en una especie de sorprendente escenario; como carromatos de un viejo circo de las maravillas, sus barracas dispuestas alrededor del claustro de Santa Clara escenifican reflexiones íntimas sobre el amor, los sueños, el sentido de la vida, la tristeza, las pasiones, la imaginación. En realidad, no puede decirse propiamente que sea teatro; es, con más propiedad, una feria de muestras del espíritu humano. El teatro lo tiene que poner cada cual, el público, imaginándose a sí mismo bajo las influencias de los distintos personajes que pueblan esta caravana. Y eso, que es extremadamente mágico y provechoso, es lo que le ha valido ser un año más una de las piezas estrella del Festival de Artes Escénicas de Sevilla, el feSt, la gran cita municipal de la mayúscula intercalada.

Las criaturas misteriosas de Les Irréels, producción de la prestigiosa compañía teatral francesa Créature, ocupan el claustro del Espacio Santa Clara desde ahora hasta el 29 de diciembre en horario de 17.30 a 21 horas, con entrada gratuita y el recuerdo del exitazo del año pasado, cuando recibió más de 6.000 visitas. Se supone que estos seres, los Irreales, son una civilización paralela a la nuestra, pobladora de algún territorio imaginario del alma; un pueblo profunda y profusamente filántropo que acompaña a los humanos en sus vidas y sus ocupaciones, tendiendo una esperanza al mundo. Como miembros de una especie de comitiva o caravana, se reparten en barracas dispuestas en redondo. Este año se suman dos que no estaban el año pasado: la de La acunadora de secretos, que guarda y mece los secretos, ya que su voz susurra cantos que les acompañan antes de que sean liberados, y El acompañador de ausentes, un evocador de difuntos cuyas melodías hacen resurgir a nuestros olvidados y que nos acompaña por el camino del recuerdo.

Son, en total, trece barracas (cabañas, las llama la organización) con esa vieja estética circense llena de encajes, muñecos de madera, telas recamadas, alboroto vintage como de baúl de la abuela abierto después de mucho tiempo, polvo y ensueño. Cada uno de ellos es una especie de pequeño taller. En uno se encuentra La zurcidora de corazones, que repara los corazones desgarrados, agrietados, rotos, zurce los amores que se deshilachan y venda las pasiones heridas. Junto a ella, El cazador de terrores, que, en su circo del miedo, doma nuestros pánicos, bestias extrañas y salvajes, amaestra nuestros temores para que sean menos terroríficos.

Rodeando el claustro de Santa Clara está también La lavandera de desdichas, limpiadora de la tristeza que vacía nuestras vidas de sus miserias dando luz y frescura a nuestros instantes de oscuridad. Y El marmitón de pasiones, que presume de ser el cocinero del entusiasmo, y que inventa pociones capaces de hacernos amar apasionadamente todo tipo de cosas. El soñador de amigos, que dibuja a los amigos imaginarios que pueblan su espíritu antes de que se unan a los humanos para acompañarlos. Y tantas otras criaturas formidables, hacendosas, espirituales y extrañamente bellas que quedarán en nada si sus mensajes no surten algún efecto. Se llaman Irreales, pero no tienen por qué serlo.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016