martes, 11 diciembre 2018
22:40
, última actualización

Cover ruidoso y colorido pero sin fondo

Crítica de cine. Mamma Mía! Una y otra vez. El fresco y osado personaje de la joven Donna y las lerdas de sus amigas se merecían otro destino, al menos las segundas. Lo dicho, otra vistosa y lujosa baldosa que sólo servirá para aumentar la cuenta corriente de sus productores

21 jul 2018 / 18:01 h - Actualizado: 21 jul 2018 / 18:06 h.
  • Cover ruidoso y colorido pero sin fondo

El grupo musical Abba triunfó en el festival de Eurovisión en el año 1974 con la canción Waterloo. A partir de aquí y hasta el año 1982 tuvieron éxitos por todo el mundo con títulos como Chiquitita, Dancing Queen, Fernando y Mamma Mía entre otros muchos. A principio de la década de los noventa se reeditan sus éxitos en discos recopilatorios, pero será en el año 1994 con la divertida película de P.J. Hogan La boda de Muriel, cuando el grupo vuelve a los top ten de las radios. Desde ese momento se convierten en todo un fenómeno revival que facilita que años más tarde sus canciones se conviertan en el musical Mamma Mía!, una máquina de hacer dinero por todo el mundo que desde su estreno en 1999 aún sigue en cartel en un conocido teatro de Londres, mientras que aquí en España también arrasa durante años en Madrid y en su posterior gira por provincias. Como dinero llama a dinero, en 2008 el musical salta a la pantalla grande con su misma línea argumental bajo la dirección de Phyllida Lloyd y con Meryl Streep como protagonista. Otro zarpazo, esta vez a la taquilla internacional que le supone una recaudación de más de 600 millones de euros. Diez años más tarde nos llega su continuación, esta Una y otra vez, precuela y secuela de la original en la que se nos presenta con calculados saltos entre pasado y presente como la joven Donna conoció a los que acabarían siendo los tres posibles padres de su hija Sophie. En este capítulo el interés se centra sólo en conocer a los supuestos padres cuando eran jóvenes y a la adinerada y excéntrica abuela. Técnicamente la película se articula desde y con las letras de las canciones del grupo, hecho fundamental que resta frescura y autenticidad a las coreografías. De poco le sirve al director que se auxilie con variedad de planos y secuencias si el conflicto y la emoción nunca aparecen. De hecho sólo escuchamos música cover aderezada con infinidad de coreografías curtidas y sin oxígeno, eso sí entre tantas, alguna resulta hasta divertida como la que se dedica a la premiada Walerloo. Poca enjundia para tanto jolgorio y poca chicha para tan esperado remake. El fresco y osado personaje de la joven Donna y las lerdas de sus amigas se merecían otro destino, al menos las segundas. Lo dicho, otra vistosa y lujosa baldosa que sólo servirá para aumentar la cuenta corriente de sus productores.

Mamma Mía! Una y otra vez. *

Reino Unido 2018 114 min.

Dirección Ol Parker Intérpretes Lily James, Amanda Seyfried, Pierce Brosnan, Colin Firth, Stellan Skarsgard, Dominic Cooper, Andy Garcia, her, Meryl Streep.

Musical


Todos los vídeos de Semana Santa 2016