jueves, 23 noviembre 2017
22:16
, última actualización
Teatro

«Cuando no venga el trabajo debemos crearlo nosotros»

La compañía teatral Perro Negro prepara su llegada a Sevilla con ‘After Play’, del irlandés Brian Friel

26 oct 2017 / 14:17 h - Actualizado: 26 oct 2017 / 21:32 h.
  • Silvia Acosta y Carlos de Austria, en un momento de la representación de ‘After Play’. / Perro Negro
    Silvia Acosta y Carlos de Austria, en un momento de la representación de ‘After Play’. / Perro Negro

TAGS:

Dos personajes que se encuentran y se conocen en un café, ambientado en los inicios del siglo XX en el Moscú revolucionario. Pero lo curioso es que «son dos individuos provenientes de otra época a los que todos estos movimientos políticos los pillan fuera de juego. Sus vidas se tambalean ante el desconcierto y luchan por salir adelante». Lo explica la actriz Silvia Acosta y es el planteamiento de After Play, la obra del dramaturgo irlandés Brian Friel que representa junto a Carlos de Austria –ambos andaluces–, y que su compañía teatral, Perro Negro, representará en Sevilla los días 17, 18 y 19 de noviembre en la sala La Fundición.

Silvia y Carlos residen en Madrid, que es donde se cuece la chicha de la escena española o, donde más finamente dicho, desarrollan sus carreras profesionales. Él acaba de terminar su paso por la serie El secreto de Puente Viejo de Antena 3 después de más de un año de trabajo, y cuenta con una extensa carrera teatral desarrollada mayormente en Córdoba, habiendo trabajado, entre otros, con Manuel Canseco, Paco Piñero y la compañía teatral Teatro Par. Ella, licenciada en la ESAD de Sevilla, grabó esta pasada temporada en Cuéntame cómo pasó y actualmente prepara un montaje en coproducción con la Compañía Nacional de Teatro Clásico para estrenar en marzo en el Teatro de la Comedia. También está rodando la segunda temporada de la serie Entre olivos, de Canal Sur.

El montaje que traen a Sevilla está dirigido por Roberto Quintana, consagrado actor sevillano y catedrático de interpretación de Arte Dramático, fundador de la compañía teatral Esperpento y del Centro Andaluz de Teatro, y actualmente protagonista de Luces de Bohemia, recientemente estrenada en el Lope de Vega a cargo de la Compañía de Teatro Clásico de Sevilla.

«Fundamos la compañía Perro Negro hace ahora aproximadamente un año», explica Silvia Acosta, «cuando nos encontramos una etapa más tranquila a nivel laboral los dos actores, ya que en esta profesión nuestra nos encontramos en ocasiones con periodos de inactividad, y aprovechamos el momento para producir teatro y desarrollar nuestra faceta creativa a nivel personal. Podemos decir que esta es nuestra filosofía laboral: cuando no venga el trabajo de manera externa debemos crearlo nosotros».

Roberto Quintana, antiguo profesor de Silvia en la ESAD y cercano a la manera de entender el teatro de estos dos actores, se unió a ellos para dirigir la obra. «Decidimos entonces trabajar en Sevilla y salir de la agitación que supone la vida en una gran ciudad como Madrid. Además podíamos tener acceso a ensayar en el Centro de Artes Escénicas, que a pesar de estar exiliado en el Estadio Olímpico, cuenta con una plantilla de profesores magnífica, provenientes muchos de ellos del claustro del antiguo CAT, y pudimos constatar cómo los alumnos que allí se forman colaboraron con nosotros en todo el proceso creativo de una manera rigurosa y exigente. Fue una verdadero gusto trabajar allí».

En cuanto a la obra, «hemos basado nuestro trabajo en el estudio y el análisis del texto de Friel. Al ser dos personajes de obras de Chéjov, y en ese sentido, al poder conocer sus vidas de 20 años antes, es un gusto poder construirlos y vestirlos, ya que teníamos mucha información sobre ellos: Sonya es la sobrina en la obra Tío Vania, y Andrey es el hermano de la obra Tres hermanas. Así que todo el texto de After Play esta lleno de sentido y de subtexto ya por sí solo. La precisión y el rigor de nuestro director, proveniente de años y años encima de los escenarios nos ha ayudado mucho en todo el trabajo de palabra».

«Somos muchos los que, al acabar nuestra licenciatura, nos vinimos a Madrid a buscar mejores oportunidades de trabajo, ya que en Andalucía no las encontrábamos (actualmente siguen viniendo compañeros)», confiesa la actriz Silvia Acosta. «Yo me licencié en el 2011, y por aquel año los presupuestos públicos ya habían sido reducidos, y los circuitos de teatro se habían visto afectados por esto, así como los presupuestos para contratación de compañías. Esto puede ser comprensible debido a la crisis económica, aunque nosotros consideramos los recortes culturales gravísimos y pensamos que podrían ponerlo más asequible para todos, creadores y público, dados los buenos teatros que tienen muchas poblaciones de Andalucía y que podrían ser mejor aprovechados. Nos referimos, por ejemplo, al teatro de Dos Hermanas, de Almonte, de San Juan del Puerto, el auditorio de Huércal-Overa, teatro de Écija... por citar solo algunos de los teatros donde nosotros hemos trabajado». Por otra parte, «creemos que desde la propia ciudad de Sevilla, desde la gestión local, podrían impulsar muchísimo más la vida teatral de la ciudad», y habla de sus profesionales, de sus escenarios, caso del Central y el Lope de Vega... «Nuestra actividad cultural podría enriquecerse muchísimo si se abrieran las puertas de esos teatros a muestras de la ESAD que sean de más de dos días, si se programara en temporada a la Compañía Clásica de martes a domingo, introduciendo, por ejemplo, matinales escolares, y dando la oportunidad a un mayor público de asistir a representaciones, y dando así lugar a profesionalizar la situación laboral de tantos de nosotros».


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016