jueves, 27 abril 2017
08:32
, última actualización

El humor reina en la ceremonia del Cervantes de Eduardo Mendoza

20 abr 2017 / 18:00 h - Actualizado: 20 abr 2017 / 20:17 h.
  • El humor reina en la ceremonia del Cervantes de Eduardo Mendoza
    Mendoza, aplaudido por los reyes de España y el resto del auditorio. / Efe

TAGS:

El escritor Eduardo Mendoza ha recibido el Premio Cervantes en una ceremonia en la que el humor ha servido como hilo conductor, especialmente con la intervención del premiado, que ha arrancado la sonrisa de los asistentes en varios momentos del acto.

Mendoza ha sido madrugador y de los primeros en llegar al acto en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, casi una hora y media antes del comienzo, acompañado de su primera esposa Ana Soler, así como por sus dos hijos, Ferrán y Alexandre.

Con un chaqué, como es habitual en esta ceremonia, el escritor ha bromeado ya desde el principio, asegurando a los periodistas que le gusta disfrazarse porque tiene «espíritu de teatrero». Además, ha admitido los nervios de antes de una ceremonia que «impone».

Posteriormente, han ido llegando diversas personalidades del mundo de la cultura, entre ellas el director de la RAE, Darío Villanueva, o el director del Museo del Prado, Miguel Falomir. Breves momentos antes del comienzo, han hecho su entrada los Reyes, acompañados de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

El acto ha sido puntual y ha comenzado a las 12.00 horas, tal y como marca la tradición con el himno de España. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha sido el primero en intervenir destacando precisamente que el humor ha sido la «tabla de salvación» en la obra de Mendoza.

Tras la lectura del acta de concesión del premio, el Rey –que ha llevado el toisón y una vara del alcalde de Alcalá de Henares, cedida para esta ocasión a modo de gesto tradicional– ha entregado a Mendoza la medalla y la escultura del galardón.

EL ‘MAL ESPAÑOL’ DE MENDOZA

Con la subida al atril del premiado para leer su discurso, han llegado las risas a la sala, especialmente con algunos momentos en los que Mendoza ha aludido a sus «desarreglos» en la edad o su «mal español» cuando fue atendido en Nueva York por una camarera, «probablemente portorriqueña», que le confundió con un turista francés cuando habló.

Mendoza ha recibido una ovación antes y después de la recepción del premio –ligeramente emocionado, antes de su discurso ha bebido agua tras los aplausos de casi un minuto– y posteriormente ha escuchado las palabras del Rey ensalzando el uso del catalán y el castellano en la obra de Mendoza.

Como es tradición, antes de concluir el acto –de más de una hora de duración– un coro ha interpretado el Gaudeamus Igitur, tras lo cual los Reyes y el premiado han posado ante los gráficos en el Patio de los Filósofos de la universidad, en un ambiente distendido. A lo largo de este encuentro, han sonado diversas canciones interpretadas por una tuna, entre ellas, una sardana.

LOS ‘CORRILLOS’ EN EL PARANINFO

En este recinto se han producido diversos corrillos entre los presentes, entre los que ha destacado la larga conversación del propio Mendoza con la reina Letizia. «Tenemos una relación cordial y fluida y ya hemos hablado en otras ocasiones», ha indicado con una sonrisa el escritor catalán, quien sin embargo no ha revelado el contenido de la conversación.

Otro de los protagonistas de estas charlas ha sido el presidente de Planeta y Atresmedia, José Creuheras, quien ha estado conversando de manera distendida durante varios minutos con Cifuentes y también, en otros momentos más breves, tanto con el Rey como con Letizia.

Otras personalidades políticas presentes en el acto han sido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, –quien ha pedido en catalán un autógrafo a Mendoza en el Patio de los Filósofos– o la presidenta de la comisión de Cultura en el Congreso, Marta Rivera de la Cruz. Por el contrario, el acto ha contado con la escasa presencia de escritores y de artistas, a pesar del respaldo de Pere Gimferrer, la editora de Seix Barral, Elena Ramírez, o el director de cine Jaime Chávarri.


  • 1
Todos los vídeos de Semana Santa 2016