viernes, 14 diciembre 2018
18:35
, última actualización

En el Sur, la danza también existe

‘Cádiz en danza’ se consolida como festival internacional en su XVII edición

12 jun 2018 / 10:11 h - Actualizado: 12 jun 2018 / 12:22 h.
  • En el Sur, la danza también existe
  • En el Sur, la danza también existe
  • En el Sur, la danza también existe

TAGS:

A pesar de la calidad de sus intérpretes, la danza contemporánea sigue siendo el pariente pobre de las artes escénicas. Nuestros intérpretes y creadores siguen viéndose obligados a irse fuera de nuestras fronteras. De ahí que los festivales de danza sean una plataforma absolutamente necesaria. En nuestra tierra la mayoría parten de una iniciativa privada que necesita el apoyo en las subvenciones, aunque algunos son directamente promovidos por una institución pública, como ‘Cádiz en Danza’, organizado por el Ayuntamiento con la firme convicción de que la danza puede ser un fenómeno rentable para su ciudad, y a tenor por el numeroso público que convoca, así como el auge de la danza entre los jóvenes, no se equivoca.

Y es que cada vez son más los gaditanos que apuestan por estudiar esta disciplina. De ahí que este año, como novedad, y siguiendo la línea de búsqueda de nuevos públicos entre los jóvenes gaditanos, se ha puesto en marcha una iniciativa con algunos centros de enseñanza media. La compañía barcelonesa ‘La Intrusa’ interpretará en los institutos elegidos una pieza corta, que en complicidad con la música de Michael Jackson se propone demostrar a los adolescentes que la danza contemporánea es tan asequible a sus sentidos como cualquier otra manifestación dancística. Todo ello se refrenda en la sesión inaugural, que desde hace algunos años está protagonizada por el alumnado de la escuela de danza ‘El Garaje’ y el ‘Conservatorio de Danza’, dos colectivos que el pasado sábado, ante la Catedral gaditana, aglutinaron a un público masivo y heterogéneo que se impregnó de la frescura y el entusiasmo de los chicos y chicas que transformaron la calle en un singular escenario. Tras ellos, en Entrecatedrales, ese fascinante balcón frente al mar, el festival dio lugar a las dos primeras actuaciones de compañías profesionales, dos dúos diametralmente distintos en cuanto a su propuesta coreográfica, aunque idénticos en cuanto a su calidad interpretativa. El primero, Pardon, a cargo de la compañía Mao Wei & Wong Choi, de Honk Kong, se adentra en las emociones y pulsiones más recónditas para brindarnos toda una gama de imágenes impregnadas de lirismo. En cambio, la segunda pieza, Business World, de la compañía barcelonesa ‘Montón de paja y trigo’, nos ofreció una danza inspirada en el cine mudo con la que los bailarines se expanden en el espacio con humor y entusiasmo.

Por la tarde la compañía de Roser López, también de Barcelona, representó en la Sala la Central Lechera Noviembre, una curiosa obra que gira en torno a un divertido juego de choques y enredos corporales, y en el Teatro Falla, espacio evocador donde los haya, pudimos disfrutar de All Ways, de la compañía del coreógrafo israelí afincado en España Sharon Fridman, un espectáculo en el que las luces y la música se funden con el continuo deambular de los bailarines delimitando un sinfín de imágenes efímeras cargadas de misterio. Como contrapunto, al término de este espectáculo, Quim Bigas contagió su energía y su particular sentido del humor al numeroso público que lo esperaba en la puerta del teatro con su solo, Molar. Pero el festival no había hecho más que comenzar. La mañana del domingo nos tenía reservada otras tres magníficas propuestas de calle. La primera, Liov, de Diego Sinniger (Barcelona), supuso todo un reto al sol con una coreografía que remite a las danzas urbanas. La segunda, All inclusive, a cargo de la compañía ‘UnaiUna’, de Palma de Mallorca, nos regaló un discurso impregnado de humor y frescura con una técnica impecable. Y la tercera, Nereidas, de ‘Antes Collado’ (Valencia/Bruselas), nos sobrecogió en la playa de La Caleta con un alegato de solidaridad a todos esos inmigrantes que llegan a nuestras costas en un estado de absoluta indefensión.

A lo largo de esta semana los gaditanos y aficionados a la danza podrán seguir disfrutando de una abigarrada programación que incluye interesantes propuestas de figuras nacionales, como ‘Daniel Abreu’, nominado a los premios Max de este año en tres categorías, ‘Marco Flores’, ‘Mal Pelo o Sol Picó, que cerrará el festival el próximo sábado, junto a compañías internacionales como Poliana Lima (España-Brasil), ‘Hung Dance’ (Taiwan) o ‘Ache/Abert Quesa&Zoltán Valulya’. Así, puede decirse que ‘Cádiz en Danza’ cumple plenamente con los objetivos de cualquier festival, esto es, dar a conocer las últimas tendencias de la danza, tanto internacional como nacional. Aunque, en ese sentido, se echa un poco en falta una mayor presencia de las compañías andaluzas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016