martes, 16 julio 2019
16:24
, última actualización

Enamorarse en cine o en libro, ¡pero enamorarse!

El Día de San Valentín ha inspirado numerosas obras literarias y del séptimo arte en todo el mundo, aunque también han encontrado espacio en el arte los detractores de tan señalada fecha

14 feb 2017 / 08:45 h - Actualizado: 14 feb 2017 / 10:34 h.
  • Un fotograma de ‘Valentine’s day’ (’Historias de San Valentín’), que funde diez historias ambientadas en Los Angeles. / El Correo
    Un fotograma de ‘Valentine’s day’ (’Historias de San Valentín’), que funde diez historias ambientadas en Los Angeles. / El Correo
  • Cartel de ‘El día de los enamorados’ de Fernando Palacios.
    Cartel de ‘El día de los enamorados’ de Fernando Palacios.
  • Enamorarse en cine o en libro, ¡pero enamorarse!
  • Arriba, las protagonistas de ‘Un san Valentín de muerte’. Abajo, los de ‘I hate san Valentine’s day’.
    Arriba, las protagonistas de ‘Un san Valentín de muerte’. Abajo, los de ‘I hate san Valentine’s day’.
  • ‘Valentin’, de Alejandro Agresti.
    ‘Valentin’, de Alejandro Agresti.
  • Una de las muchas novelas de Corín Tellado.
    Una de las muchas novelas de Corín Tellado.

Sería imposible citar en un solo reportaje, o en un periódico entero, las películas y los libros que giran en torno al amor: acabaríamos antes señalando cuáles carecen de algún elemento amoroso. Pero no parece tan difícil repasar aquellas directamente inspiradas por el Día de San Valentín, ya sea para exaltar esta fecha... O para denostarla, que de todo hay en los anales del arte.

Hay que remontarse a 1959 para descubrir el filme El día de los enamorados, donde el director español Fernando Palacios cuenta cómo San Valentín regresa a la tierra para interceder a favor de ciertas parejas. Esta película tuvo su secuela, Vuelve San Valentín, de 1962.

El sueño de San Valentín, o simplemente Valentín, de 2003, fue una producción dirigida por Alejandro Agresti que mostraba la realidad de la Argentina de los años 60 a través de los ojos del niño Rodrigo Noya, que sueña con ser astronauta y acaba siendo lo más parecido a un cupido porteño. El elenco cuenta también con Julieta Cardinali, Jean Pierre Noher y una brillante Carmen Maura en el papel de abuela.

Todavía quedaba lejos el gran éxito de Hollywood titulado Valentine’s Day, un desfile de estrellas en el que destacaban por Ashton Kutcher, Jessica Alba, Jessica Biel, Bradley Cooper, Julia Roberts, Jamie Foxx, Anne Hathaway, Jennifer Garner, Patrick Dempsey, Eric Dane, Queen Latifah, Topher Grace o Shirley MacLaine, entre otros. El filme, bautizado en España como Historias de San Valentín, narra diez historias cruzadas ambientadas en la ciudad de Los Angeles.

Un año más tarde, en 2011, se estrenaba la cinta para televisión The lost Valentine, dirigido por Darnell Martin y basado en la novela homónima de James Michael Pratt. En ella, la vida de una joven periodista cambia cuando debe entrevistar a la viuda de un veterano, que cada año por San Valentín va a la estación de tren a esperar a su esposo desaparecido.

Be my Valentine (2013) es el título de otra tv movie en la que el bombero encarnado por William Baldwin, soltero y sin compromiso, que pocos días antes del día de san Valentín acude a apagar un fuego al establecimiento de la florista Kate, interpretada por Natalie Brown. De ese incidente surgirá un romance no exento de peligros...

También es florista la personaje principal de I hate Valentine’s day [Odio el día de san Valentín, también traducida como Con el amor no hay quien pueda], una película dirigida por Nia Vardalos en la que una mujer que tiene por norma citarse como máximo cinco veces con los hombres que conoce se replantea esa costumbre al conocer al dueño del nuevo restaurador que ha llegado a la ciudad.

Detractoras de esta fecha son, desde luego, Un San Valentín de muerte, dirigida en 2001 por Jamie Blanks. En ella, un grupo de mejores amigas desde la infancia buscan hacer su amistad más fuerte cuando falta poco para el día de San Valentín, sin esperar que en medio de su alegría comenzarán a recibir el acoso de un asesino que se esconde bajo la máscara de Cupido, quien busca venganza con cada una por una fuerte humillación que le causaron trece años atrás.

Mucho antes de este título triunfaba Un San Valentín sangriento (My bloody Valentine, 1981), donde los habitantes de una pequeña localidad minera deciden celebrar el día de San Valentín por primera vez en 20 años. Se dejaron de organizar festejos porque en esa fecha, dos décadas atrás, se produjo un accidente en la mina, debido a que los responsables de la seguridad de la misma se encontraban en la fiesta. El único minero superviviente mató a los culpables y advirtió a la ciudad de que nunca se volviera a celebrar San Valentín...

A esta le siguió, en 2009, una secuela homónima en 3D dirigida por Patrick Lussier. Cuenta la historia, ocurrida tiempo atrás, de una tragedia cambió al poblado de Harmony para siempre. Tom Hanniger, un inexperto minero, causó un accidente en los túneles atrapando y matando a cinco hombres y enviando al único sobreviviente, Harry Warden, a un coma permanente. Pero Harry Warden quiere vengarse. Exactamente un año después, en el día de San Valentín, él se despierta y asesina brutalmente a 22 personas con un pico de minero.

Diez años después, Tom Hanniger regresa a Harmony en el día de San Valentín, aún es perseguido por las muertes que él causó. Luchando para reparar el daño del pasado, él lucha sus sentimientos hacia su exnovia, Sarah, quien ahora está casada con su mejor amigo, Axel, el alguacil del pueblo. Pero esta noche, después de años de paz, algo del pasado oscuro de Harmony ha regresado. Harry Warden, usando una máscara de minero y armado con un pico, no parará en su camino.

Gángsters y enamorados

No podemos olvidar tampoco la famosa La masacre del día de San Valentín, dirigida por Roger Corman en 1967, y donde el Día de los Enamorados es poco más que una excusa para hablar de gángsters, con un reparto en el que brillan, entre otros, Jason Robards, George Segal, Ralph Meeker, Jean Hale, Clint Ritchie, Joseph Campanella, John Agar, Kurt Kreuger, David Canary, Bruce Dern, Frank Silvera o Jack Nicholson. El 14 de febrero de 1929, día de San Valentín, fue la fecha en la que Al Capone se proclamó jefe supremo del crimen organizado de Chicago. Sus secuaces, vestidos de policías, asesinaron en un garaje a los principales miembros de la banda de su rival, pero esta acción traería terribles consecuencias para todos.

La última entrega –al menos hasta la fecha– de la larga tradición de películas basadas en el Día de los Enamorados es la inclasificable Michael Bolton’s Big, Sexy Valentine’s Day Special, protagonizada por el famoso baladista de pop rock Michael Bolton en un papel un tanto estrambótico, de marcado carácter cómico. Le acompañan en el reparto rostros conocidos como Fred Armisen, Maya Rudolph, Will Forte, Adam Scott, Sarah Silverman, Eric André, Casey Wilson, Michael Sheen, y Scott Aukerma, todos bajo la bendición del sello Netflix.

En todo caso, el éxito de todas estas producciones demuestra que San Valentín sigue siendo un filón demasiado tentador para guionistas y cineastas, y seguirán usándolo para enamorar al patio de butacas cada año.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016