viernes, 22 febrero 2019
15:21
, última actualización

¿Encontrará Leonor a su príncipe gracias a la tele?

La Imperdible abre temporada con una crítica a los ‘realities’

16 sep 2016 / 11:16 h - Actualizado: 16 sep 2016 / 11:17 h.
  • La explosiva Paula Bragas y la desgraciada concursante Leonor, en la obra. / El Correo
    La explosiva Paula Bragas y la desgraciada concursante Leonor, en la obra. / El Correo

TAGS:

Por fin, tras la travesía del desierto veraniega y la presunta llegada a Sevilla del otoño con todo su porte de vida cultural, el Teatro Duque-La Imperdible vuelve abrir sus puertas, en esta ocasión de la mano de la compañía sevillana Cía. Milagros / GNP, con la comedia Un príncipe para Leonor. La obra podrá disfrutarse desde hoy mismo hasta el domingo 2 de octubre, los viernes y los sábados a las 21 horas y el domingo a las 20 horas.

Así dicho suena bastante frío, pero habría que señalar que esta obra es de todo menos un témpano. A decir verdad, se trata de una apuesta irreverente, profana, ácida, gamberra, alocada, artística... en resumen, de teatro y, más concretamente, de comedia. Así que este regreso a la escena de la Cía. Milagros con Un príncipe para Leonor ofrece, en realidad, una disparatada representación cargada de sorpresas.

Tras la gran acogida que tuvo en su estreno, la compañía actúa por segunda vez en el Teatro Duque-La Imperdible con este delirante espectáculo en el que se dan cita Paula Bragas, una explosiva presentadora, y Leonor, una horrible concursante. ¿Encontrará Leonor a su príncipe? ¿Estará alguien del público entre sus candidatos? Esta hilarante parodia de un reality show no dejará a nadie indiferente. Expresión no por manida menos cierta.

Un príncipe para Leonor es el espectáculo más participativo de la Cía. Milagros, ya que el público forma parte del espectáculo en todo momento, realizando las distintas funciones y tareas de este particular programa de televisión. No es por abaratar costes, que conste: es que ahora eso de que la gente intervenga y forme parte del elenco se lleva mucho. En este caso, con mucho mayor motivo, ya que lo primero que necesita un plató es público. Y este montaje traslada al espectador al plató donde se va a realizar la gran final del programa.

Esta parodia de los realities, tan de moda en la actualidad, supone toda una crítica a la manipulación televisiva, a la falta de privacidad, a la tendencia de comprar y vender las intimidades más personales, al todo por la audiencia. Un espectáculo con raíces callejeras, muy divertido, petardo y descarado. Y todo ello con el humor característico de la Cía. Milagros: grotesco, provocador, crítico, carnavalesco...

A lo largo de su trayectoria, esta compañía formada por Carolina Montoya y Sonia Astacio ha conseguido representar con éxito en Sevilla, Madrid, Barcelona y Valencia, entre otras importantes ciudades españolas, obteniendo además varios premios a nivel nacional. En su currículum cuentan ya con la creación de cuatro espectáculos de sala y tres más de calle. Todas sus creaciones, eso sí, tienen un lenguaje propio y un estilo claro: la comedia.

La Cía. Milagros surge de la necesidad compartida de hacer teatro a toda costa, ya sea en la calle, en plazas, terrazas o teatros. El lugar es lo de menos. Su principal objetivo es captar al espectador mediante la participación directa con el mismo. Exponen sus ideas sin extravagancias, sin artificios y sin lujos. Trabajan para todo tipo de público, especialmente ¡para el pueblo!

Esta compañía está apoyada por GNP, Grupo de Nuevos Proyectos, que aúna a Gestora de Nuevos Proyectos y GNP Producciones, y cuya firme intención es, explican ellos, la de promover las Artes Escénicas.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016