viernes, 21 septiembre 2018
08:58
, última actualización

Figuración, abstracción y acción, todo cabe en los espacios del CAAC

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo estrena una nueva reorganización de su fondos con obras de clásicos del siglo XX y muchos artistas andaluces

27 mar 2018 / 18:39 h - Actualizado: 27 mar 2018 / 20:42 h.
  • El director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes (primero por la izquierda), junto a algunos de los artistas. / Fotos: Teresa Roca
    El director del CAAC, Juan Antonio Álvarez Reyes (primero por la izquierda), junto a algunos de los artistas. / Fotos: Teresa Roca
  • La exposición permanecerá hasta el 31 de marzo de 2019.
    La exposición permanecerá hasta el 31 de marzo de 2019.

Estos días, o cualquier otro, el CAAC (Centro Andaluz de Arte Contemporáneo) siempre es buen refugio. Para huir (de lo que sea) o, simplemente, para guarecerse en él y confrontarnos con la creación de nuestro tiempo. Que se ubique en un antiguo templo, el Monasterio de Santa María de las Cuevas, no hace otra cosa que remarcar cómo el espacio sigue siendo, a su manera, un lugar para la contemplación.

Apenas una semana después de que el controvertido performer y dramaturgo belga Jan Fabre haya desplegado aquí toda su incontinente pirotecnia creativa a mayor gloria de su propia figura, el Centro que dirige Juan Antonio Álvarez Reyes ha presentado una nueva exposición, Entre la figuración y la abstracción, la acción. Participan en ella 40 artistas con obras pertenecientes a su colección permanente de diversas disciplinas y épocas. Se trata de una reordenación de los fondos del museo que podrán disfrutarse –conviviendo con otras muestras más temporales– hasta el 31 de marzo de 2019.

«La dialéctica de oposición que caracterizó el arte de las últimas décadas del siglo XX (figuración frente a abstracción y ambas frente a acción) intenta ser superada en esta presentación de la colección propiciando aproximaciones y afinidades electivas», esbozó ayer el responsable del Centro al respecto de la motivación que guía la exhibición.

Entendida la exposición –por cierto, escrupulosamente paritaria en lo tocante a creadores y creadoras– como una suma de islas independientes (las diferentes salas tienen casi total autonomía unas con respecto a las otras) acaban, sin embargo, conformando un archipiélago en el que la diversidad y los diferentes enfoques trabajan, quizás, en una dirección similar, a pesar de las diferencias.

La muestra se estructura en diez temas que corresponden a cada una de las salas y al corredor central: Geometría, Repetición (y variación), Azul (klein), Consumo, Feminismo (autóctono), Paisaje (domesticado), El dibujo (y el pelo), Catástrofe (y utopía), Lo primigenio (o el edén), Violencia (y sacrificio). Aunque pueda parecer excesivamente prolijo conviene citar aquí algunos de los nombres congregados; cuya presencia da la medida del carácter ambicioso (cuasi museístico) de la exposición. El visitante contemplará obras de Agustín Parejo School, Angeles Agrela, Pilar Albarracín, Elena Asins, Bestué/Vives, Louise Bourgeois, José Manuel Broto, María Cañas, Chto Delat, Mariajosé Gallardo, Dora García, Mar García Ranedo, Curro González, Luis Gordillo, Bill Viola, Fernanzo Zobel, Rebecca Horn, Joaquín Ivars, Yves Klein, Cristina Lama, Ana Mendieta, Marta Minujín, Daido Moriyama, Lucio Muñoz, Hermann Nitsch y Pablo Palazuelo, entre otros.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016