sábado, 23 marzo 2019
18:00
, última actualización
La Gazapera

Honores a El Pele en la Semana Flamenca de Paradas

El cantaor cordobés es sin lugar a dudas la figura más carismática del cante jondo de nuestros días

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
22 feb 2019 / 08:53 h - Actualizado: 22 feb 2019 / 08:58 h.
  • El Pele. / El Correo
    El Pele. / El Correo

Los cantaores geniales nunca han abundado. Los que cantan bien, sí. Genios de verdad no ha habido tantos como la historia registra, pero los que ha habido han marcado este arte, el del cante jondo. Chacón, la Niña de los Peines, Manuel Torres, Marchena, Caracol, Morente o Camarón son algunos de estos genios que dejaron una huella imborrable. Llenaron etapas fundamentales de nuestro arte y dejaron unas obras que han influido en varias generaciones.

La Semana Flamenca de Paradas, que se celebrará el próximo mes de marzo, estará dedicada al cantaor cordobés Manuel Moreno Maya El Pele, sin lugar a duda alguna la figura más carismática del cante jondo de nuestros días. Cantaor de inspiración donde los haya, de los que ya no abundan, querido en medio mundo y parte del otro medio. Artista de artistas, condición que no es fácil de ostentar en estos tiempos. Para muchos es un genio.

El cordobés es el cantaor preferido de casi todos los de la generación posterior a la suya, desde Arcángel a Estrella Morente o Miguel Poveda. Ha habido casos así en la historia del flamenco, pero tampoco muchos. Artistas que son la inspiración de otros artistas, como, por solo citar algunos, El Chaqueta, Miguel el Rubio, Antonio el de la Calzá, El Chino o el propio Pele. Recuerdo, por ejemplo, la admiración que le tenían Camarón de la Isla y Enrique Morente.

El Pele es un cantaor cordobés que gusta mucho en Sevilla, donde canta muchas veces a lo largo del año, cuando no en la Bienal en los festivales de verano o en las peñas flamencas de la provincia. Ha tenido actuaciones memorables en nuestra ciudad, como aquella en los Reales Alcázares, en la Bienal, que le cantó por soleá a Manuela Carrasco en el Patio de la Montería y todavía tiene mareos el Giraldillo. Aquella actuación le sirvió para ser aún más admirado en la capital andaluza.

Aunque fue en los ochenta cuando irrumpió con fuerza en el cante a raíz de su disco La fuente de lo jondo (1986), es cantaor desde niño. Nació con el don, sin duda, pero le costó lo suyo hacerse figura del cante. Es verdad que cuando lo intentó había un ramillete de estrellas muy importantes, como los citados Camarón y Morente, además de su paisano Fosforito, Lebrijano, José Menese o Turronero. No era fácil meter la cabeza, como le ocurrió a Antonio Mairena en los años treinta. Pero cuando salió a la luz el citado disco, con Vicente Amigo a la guitarra, que fue un pelotazo, El Pele empezó a cantar en todas partes porque además estaba en un momento de voz increíble.

Va a tener un importante reconocimiento en la Semana Flamenca de Paradas, que se celebrará del 17 al 23 de marzo con la participación de destacados conferenciantes y artistas. Dada la importancia de esta semana flamenca el cantaor está como niño con zapatos nuevos y actuará en la clausura junto a la cantaora sevillana Remedios Amaya. Un lujo al alcance de quienes quieran estar ese día y llenar La Comarcal en honor de un artista que está disfrutando en vida de lo que significa ser querido y admirado en casi todo el mundo. El Pele da todo lo que tiene cuando se sube a un escenario, pero también recibe mucho, porque es idolatrado por los jóvenes artistas y aficionados, y querido de verdad por todo el que ame a un arte por el que el artista cordobés está dando su vida.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016