sábado, 22 septiembre 2018
17:13
, última actualización

Jazz Sinfónico

Crítica del concierto del polifacético jazzista estadounidense Terence Blanchard en el Lope de Vega

14 mar 2018 / 10:27 h - Actualizado: 14 mar 2018 / 16:57 h.
  • Terence Blanchard. / El Correo
    Terence Blanchard. / El Correo

El polifacético jazzista estadounidense Terence Blanchard estuvo ya en Sevilla hace nueve años, en el Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla. Vino entonces en formación de quinteto, como ahora, pero con otros músicos, incluido el saxofonista Walter Smith. Desde hace unos años graba con un nuevo grupo, formado por él mismo entre colegas y músicos a los que ha conocido por medios tan perentorios como internet. Se trata de The E-Collective, con quienes hace cuatro años grabó su último disco de estudio, si exceptuamos la banda sonora de la película The Comedian, del año pasado, un film de Taylor Hackford (Oficial y caballero) que protagonizan Robert de Niro y Leslie Mann y que no ha conocido estreno entre nosotros.

Blanchard se mueve entre el cine y el jazz más comprometido, en una línea que le lleva desde sus maestros y mentores, el clan de los Marsalis, hasta su añorado Miles Davis, a quien nos pareció emular en el arranque de este concierto en el Lope de Vega, pasando por otros grandes de la trompeta y sus propias aportaciones, que sin tener un estilo demasiado definido, toca con distinción, virtuosismo y buen gusto. Sus partituras para el cine, especialmente el de Spike Lee, se mueven entre el jazz convencional y el sinfonismo más genuinamente americano. En la mezcla está la virtud de un músico que en Sevilla ofreció un recital de estructura y estilo habituales en este tipo de propuestas, con cierta grandeza que dio al conjunto un estilo casi sinfónico, con temas dilatados para lucimiento de los músicos, y un continuo ritmo soul y funky con predominio a veces agresivo de la batería del británico Chris Bailey, sustituyendo a Oscar Seaton, habitual colaborador de Blanchard en bandas sonoras y el grupo en cuestión.

El trompetista y compositor de Nueva Orleans y The E-Collective desgranaron temas de Breathless, un disco comprometido en el que se recuerdan a víctimas de la violencia racista policial como Michael Brown o Eric Garner, cuyas últimas palabras antes de morir, I can’t breathe, inspiraron el título del registro. Pero sobre todo presentaron temas de su nuevo disco aún inédito Life, que rememora penosos acontecimientos norteamericanos relacionados con el uso de armas con víctimas. Entre pieza y pieza, jugando a un mismo estilo y color, con incursiones de Blanchard a un teclado dominado por un ordenador con la manzanita como bandera, que distorsionaba y alteraba sonidos para dar al conjunto cierto aire vanguardista, se coló el vocalista y compositor Tondrae Kemp para entonar American Gangster, una balada funky más hablada que cantada sin llegar a ser un rap. Fabian Alamazan derrochó energía y entusiasmo al teclado, Charles Altura elegancia y melancolía a la guitarra, el joven David Ginyard mantuvo la fuerza y el cuerpo al bajo y Bailey la constancia al ritmo, y aún hubo tiempo para una única inclusión de música de cine, un breve tema de la película Talk to Me, protagonizada por Don Cheadle y también inédita en España, que los músicos dilataron a placer, y para que le cantásemos Cumpleaños feliz a Blanchard, que cumplió entre nosotros y nosotras sus 56 años.

Ciclo de Jazz. Terence Blanchard & The E-Collective. Terence Blanchard, trompeta; Charles Altura, guitarra. Taylor Eigsti, piano. David “DJ” Ginyard jr., bajo. Joseph Grissett, batería. Teatro Lope de Vega, martes 13 de marzo de 2018

Clasificación: ***


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016