lunes, 22 julio 2019
16:51
, última actualización

Joana Melo y el Quorum Ballet, pura saudade

El Quorum Ballet nos propone una suerte concierto de fado con un gran caudal emotivo ilustrado por la danza de siete magníficos bailarines

18 feb 2019 / 17:23 h - Actualizado: 18 feb 2019 / 17:27 h.
  • Joana Melo y el Quorum Ballet, pura saudade

TAGS:

Una suerte de concierto de fado ilustrado por la danza de siete magníficos intérpretes, cuatro bailarinas y tres bailarines. Es lo que nos ofrece esta última propuesta de Quorum Ballet inspirada en la obra literaria de Luis Vaz de Camoes, que gira en torno a un sentimiento propio de nuestro país vecino: la saudade.

Fuera de la lengua portugesa la saudade no puede traducirse con un solo término. En español podría definirse como una suerte melancolía y nostalgia que surge del dolor de la ausencia. Se trata, por un tanto de un sentimiento que engloba a otros, como el dolor, la añoranza, la soledad, o el desemparo. Un abanico emocional que refleja el fado y que Daniel Cardoso se propone transmitir también con la danza. Para ello cuenta con la fascinante voz de Joana Melo y siete espléndidos bailarines que ilustran el concierto. Porque, en realidad, tal y como está concebido, el espectáculo más que como un ballet de danza propiamente dicho, se define como un concierto de fado ilustrado por la danza.

Y no es que las cuatro bailarinas y los tres bailarines pasen desapercibidos. Aunque al principio sus números grupales adolezcan de una cierta descoordinación, los siete derrochan dominio y poderío técnico y expresivo que se vuelca, sobre todo, en los números de pareja y las piezas corales de la segunda parte. Pero desde que aparece en escena la voz de Joana Melo, tan colorida como potente, se sitúa en primer plano bajo los acordes de las 12 cuerdas guitarra portuguesa, maravillosamente interpretada en directo por Luís Coelho, quien por cierto es también el compositor de los temas instrumentales.

A pesar de su juventud y de haberse dado a conocer en la versión de “Operación Triunfo” portuguesa de 2003, Joana Melo parece haber nacido ya cantando fados. Su dominio de las claves de este género, tan vinculado a la tradición folclórica portuguesa, le permite volcar en sus interpretaciones todo un caudal emotivo que hizo las delicias del público sevillano, a tenor por la ovación final. Lástima que la coreografía de Daniel Cardoso no acabe de estar a la altura, sobre todo en la primera parte, en la que el baile abusa de la reiteración de movimientos y eso, junto con el vestuario en blanco y negro y una luz que mantiene a los bailarines demasiado tiempo en penumbras, reproduce un discurso un tanto lineal. Por fortuna, en la segunda parte Melo se implica más con la danza y el corte más alegre de las canciones permitió un mayor lucimiento de los bailarines.

Lugar: Teatro Maestranza, 17 de febrero

Obra: Saudade/Back to fado

Compañía: Quorum Ballet

Coreografía y concepto: Daniel Cardoso.
Bailarines: Ana Graterol, Ester Gonçalvez, Filipe Narciso, Fernando Queiros, Inês Godinho, Margarida Carvalho y Pedro Jerónimo.
Adaptación musical: André Santos
Voz: Joana Melo
Guitarra Portuguesa: Luís Coelho
Contrabajo: Sofia Neide
Viola: André Santos

Calificación: ***


Todos los vídeos de Semana Santa 2016