viernes, 23 agosto 2019
11:24
, última actualización

Padre no hay más que uno: es fresca y amable y funciona como comedia familiar

03 ago 2019 / 08:00 h - Actualizado: 02 ago 2019 / 21:00 h.
  • Cartel de la película ‘Padre no hay más que uno’. / @SsantiagoSegura
    Cartel de la película ‘Padre no hay más que uno’. / @SsantiagoSegura

Santiago Segura es un director, actor y showman televisivo conocido en gran parte por ser el responsable de la saga Torrente. Sus cinco películas han creado a todo un icono nacional, una especie de antihéroe gamberro y despreciable que a día de hoy tiene una legión de fans.

Pero no todo en la filmografía de Segura ha sido Torrente, de unos años para acá, como actor, también ha sabido prodigarse en filmografías ajenas a la nuestra formando parte de elencos de películas argentinas, británicas o colombianas.

El año pasado estrenó con relativo éxito Sin rodeos, protagonizada por la actriz Maribel Verdú, una adaptación de Sin filtro del chileno Nicolás López. Parece que le ha cogido gusto a esto de las adaptaciones y ahora lo hace con Mamá se fue de viaje (2017), del argentino Ariel Winograd.

Se trata de una película en la que un padre ausente, tipo cuñao, tiene que hacerse cargo de sus cuatro hijas e hijo mientras la madre se va unos días de vacaciones. Tal acontecimiento le hará aterrizar sobre la cruda realidad que supone la crianza. Colegios, actividades extraescolares, grupos de chats y educación desde la casa que le darán la oportunidad de acercarse a su prole y le hará tomar conciencia de la importancia de ejercer su labor como padre.

El conflicto no va más allá del asombro y de la adaptación del padre frente al descubrimiento de las necesidades e inquietudes de cada uno de los miembros de su familia. Nada es importante pero cualquier detalle es un mundo, la vida adulta frente a la infantil. Después de esto, dejar que la vida fluya.

Es fresca, es amable y el grupo de menores se lo trabaja bien, hasta cierto punto resultan adorables. El viaje de la madre con su cuñada está sin pulir, demasiado burdo dentro de un conjunto correcto y decente. No hay gamberrismo, ni mala baba, todo está muy aseado, apto para todo tipo de público. Y aunque intenta criticar el sistema patriarcal, más que cuestionarlo lo legitima. La igualdad se trabaja antes del matrimonio.

Como comedia familiar funciona, entretiene sin disgustar y es mucho más recomendable que la perversa El rey león (2019).

Padre no hay más que uno * *

España 2019 96 min.

Dirección Santiago Segura Intérpretes Santiago Segura, Toni Acosta, Sílvia Abril, Leo Harlem, Calma Segura, Luna Fulgencio, Carlos González Morollón.

Comedia


Todos los vídeos de Semana Santa 2016