lunes, 18 diciembre 2017
09:54
, última actualización

«Que Sevilla huela a Murillo»

La Casa Murillo es el kilómetro cero de una ruta que muestra en 20 espacios de la ciudad unas 50 obras originales y más de 80 reproducciones

07 dic 2017 / 18:35 h - Actualizado: 07 dic 2017 / 20:52 h.
  • A la izquierda, la sala capitular con los ocho tondos de Murillo y una de sus tantas imágenes concepcionistas. Abajo, ‘La visión de San Antonio’, uno de los reclamos de la exposición.
    A la izquierda, la sala capitular con los ocho tondos de Murillo y una de sus tantas imágenes concepcionistas. Abajo, ‘La visión de San Antonio’, uno de los reclamos de la exposición.

El itinerario del Año Murillo convierte a Sevilla en «una pinacoteca urbana», como declaró el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz. Esta ruta permite al visitante acudir a 20 espacios de la ciudad para contemplar 50 obras originales del pintor sevillano y más de 80 reproducciones a causa del «lamentable expolio del mariscal Soult» que hace que muchas obras de Murillo «no estén donde deberían estar», espetó el comisario del recorrido, Enrique Valdivieso.

Una ruta que se inicia en la Casa Murillo, que es «el kilómetro cero» según Muñoz y que conduce a otros dos itinerarios. El primero, Tras los pasos de Murillo, contempla la visita a esos 20 espacios culturales como el Palacio Arzobispal, la iglesia de Santa María la Blanca, el Archivo de Indias, el hospital de la Santa Caridad o los Venerables, el convento de San Clemente, la casa de Pilatos o el palacio de Dueñas, así como la Plaza Nueva, que evocará el antiguo claustro del desaparecido convento de San Francisco.

El segundo itinerario se denomina Las miradas de Murillo y permitirá al visitante acercarse a la obra del pintor a través de las temáticas que abordó.

Estas rutas llevarán al visitante a descubrir las historias que envuelven las obras de Murillo para poder entender la amplitud de su legado artístico. Valdivieso destacó el hecho de que Murillo abriese en el Archivo de Indias una academia de pinturas en la que pudo introducir, con permiso real y eclesiástico, los primeros modelos desnudos. Esto permitió al artista mejorar y profundizar en el estudio anatómico de su pintura para dotarla de mayor realismo.

Las reproducciones que se instalarán en la Plaza Nueva, que es el solar del claustro del antiguo convento de San Francisco, cuyos restos acogen el Ayuntamiento de Sevilla, recrearán las pinturas que Murillo realizó para la comunidad franciscana.

El itinerario del Año Murillo convierte a Sevilla en «una pinacoteca urbana», como declaró el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz. Esta ruta permite al visitante acudir a 20 espacios de la ciudad para contemplar 50 obras originales del pintor sevillano y más de 80 reproducciones a causa del «lamentable expolio del mariscal Soult» que hace que muchas obras de Murillo «no estén donde deberían estar», espetó el comisario del recorrido, Enrique Valdivieso.

Una ruta que se inicia en la Casa Murillo, que es «el kilómetro cero» según Muñoz y que conduce a otros dos itinerarios. El primero, Tras los pasos de Murillo, contempla la visita a esos 20 espacios culturales como el Palacio Arzobispal, la iglesia de Santa María la Blanca, el Archivo de Indias, el hospital de la Santa Caridad o los Venerables, el convento de San Clemente, la casa de Pilatos o el palacio de Dueñas, así como la Plaza Nueva, que evocará el antiguo claustro del desaparecido convento de San Francisco.

El segundo itinerario se denomina Las miradas de Murillo y permitirá al visitante acercarse a la obra del pintor a través de las temáticas que abordó.

Estas rutas llevarán al visitante a descubrir las historias que envuelven las obras de Murillo para poder entender la amplitud de su legado artístico. Valdivieso destacó el hecho de que Murillo abriese en el Archivo de Indias una academia de pinturas en la que pudo introducir, con permiso real y eclesiástico, los primeros modelos desnudos. Esto permitió al artista mejorar y profundizar en el estudio anatómico de su pintura para dotarla de mayor realismo.

Las reproducciones que se instalarán en la Plaza Nueva, que es el solar del claustro del antiguo convento de San Francisco, cuyos restos acogen el Ayuntamiento de Sevilla, recrearán las pinturas que Murillo realizó para la comunidad franciscana.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016