viernes, 24 mayo 2019
05:13
, última actualización

Western calculado para gustar y para trastocar y perturbar lo justo

11 may 2019 / 12:22 h - Actualizado: 11 may 2019 / 12:25 h.
  • Western calculado para gustar y para trastocar y perturbar lo justo

TAGS:

Cuando hablamos de género norteamericano por excelencia nos viene inmediatamente uno a la cabeza, el western. Como tal, ha dado honores y gloria a directores que forman parte de la historia del cine, caso de clásicos como John Ford, Raoul Walsh, Howard Hawks o Sam Peckinpah y a algunos de los más considerados en la actualidad, como Joel y Ethan Coen, Tommy Lee Jones o Quentin Tarantino. Su estructura, marcada por los arquetipos situados dentro de un marco reconocible, no le ha impedido expandirse y reinventarse a lo largo de los años. Lo que si se ha permitido es cierta permeabilidad temática dando lugar a grandes comedias, thrillers, melodramas y a su infinidad de variantes.

El director francés Jacques Audiard, que le dio un revolcón al cine carcelario con Un profeta (2009) y un puñetazo desgarrador al tema de la inmigración con Dheepan, (2015) adapta en esta ocasión un western, la novela homónima del canadiense Patrick de Witt en la que se narra la relación entre dos hermanos que en plena fiebre del oro deben encontrar y matar a un químico fugitivo y al detective que lo acompaña.

En Los hermanos Sisters la estructura narrativa se articula sobre los andamios propios de una persecución y frecuenta los lugares asignados a este tipo de relatos: duelos entre pistoleros, muertes, cabalgadas, tiroteos, sublimación del paisaje y aventuras propias de los primeros buscadores de oro. Reafirma un entramado idealizado además de conocido, y su envoltorio se expande gracias a una excelente interpretación, una buena composición musical y una depurada fotografía.

Hay momentos de contenida emoción, sobre todo, con la evolución de la relación que se establece entre los hermanos, marcados ambos por las heridas provocadas por una destructiva figura paterna. Empatizamos con la sana fraternidad masculina y al ver la indefensión cuando exportan un pueril ideario que normaliza la violencia. Pero en su desarrollo no evade los clichés, más bien los acompaña de ingentes disparos de virilidad y hombría. Se malogra cuando asistimos derrotados al inalcanzable equilibrio de un guión en el que los personajes bondadosos son castigados y los delincuentes, mejor lo descubren. La crítica ha sido entusiasta, signo de que el comportamiento y el exceso de cipotes que a unos les entusiasma a otros nos desconectan. Al final nos queda que su mensaje termina por enaltecer al capitalismo, reafirmar una masculinidad mal entendida y normalizar a un omnipresente, y para este cronista reprochable, desprecio total por la vida.

Bien contada y mejor rodada, lo que realmente irrita lo encontramos en que bajo una novedosa indagación sobre el amor fraterno y la idea utópica de construir un Estados Unidos con tintes socialistas, descubrimos un relato que no huye de la fórmula, ni desmonta sus pilares básicos para poder subvertirlos. Está calculada para gustar y para trastocar o perturbar lo justo.

Los hermanos Sisters **

Francia, España 2018 122 min.

Dirección Jacques Audiard Intérpretes Joaquin Phoenix, John C. Reilly, Jake Gyllenhaal, Riz Ahmed, Rebecca Root.

Drama


Todos los vídeos de Semana Santa 2016