sábado, 24 agosto 2019

Dani Ceballos y diez menos (1-0)

LA CRÓNICA. El Betis vuelve a cuajar un mal partido lejos del Villamarín que el utrerano, hiperactivo pero muy desasistido, no pudo variar. Víctor reinventó a Álex Martínez como interior diestro y Deyverson aprovechó el clásico error de marca para sentenciar

16 dic 2016 / 20:25 h - Actualizado: 18 dic 2016 / 00:05 h.
  • Deyverson, autor del único gol de la noche, salta ante Donk / Efe
    Deyverson, autor del único gol de la noche, salta ante Donk / Efe

TAGS:

El Betis sigue siendo mucho menos equipo cuando sale de casa. Por eso acaba el año de la peor forma posible desde el punto de vista liguero y por eso se hace muy difícil confiar en que tendrá a su alcance cotas medianamente decentes a corto plazo. Si no es capaz de ganar dos partidos seguidos, ¿a qué demonios va a aspirar? En Vitoria perpetuó esa mala costumbre una vez más, así que adiós a todo lo bueno que consiguió con su victoria sobre el Athletic. Lo bueno y breve es dos veces malo en este caso. El único que mantuvo el nivel fue Dani Ceballos, pero estuvo tan rodeado de espesura, monotonía, falta de profundidad y, en definitiva, aburrimiento, que no pudo cambiar el signo del choque.

También hay que señalar a Víctor Sánchez del Amo, faltaría más. El entrenador respetó el esquema que le había funcionado cinco días antes, con una defensa de cuatro muy arropada con dos laterales como interiores, pero también inventó. Su ‘descubrimiento’ consistió en colocar a Álex Martínez como centrocampista por la derecha, quizá para ayudar a Mandi en la marca de Ibai. El canterano salió del trance con cierta dignidad, pero su equipo automáticamente perdió uno de sus dos flancos para atacar. Y después se lesionaron Joaquín y Sanabria, así que el panorama ofensivo, ya de por sí escaso, acabó de nublarse del todo.

El Betis obedeció otra consigna que va a misa con Víctor: la posesión es para el enemigo. Hubo algún intento de presionar arriba al principio, pero fueron amagos tímidos e ineficaces. El Alavés, con más mediocentros, supo dar salida al esférico y casi siempre cargó su ofensiva desde la diestra, donde Toquero pareció una mezcla de Joaquín y Figo. Ocasiones claras, lo que se dice claras, no hubo demasiadas, pero todas fueron del Alavés. El Betis no remató a portería en todo el primer tiempo. Ni a portería ni a ninguna parte. Los blanquiazules amenazaron por medio de Deyverson y Camarasa, luego casi aprovecharon un lío entre Adán y Pezzella y, ya al final, asustaron con una volea del brasileño tras el enésimo centro de Toquero. Adán sólo tuvo que intervenir en un derechazo de Ibai Gómez. Por el Betis, lo más peligroso fue un penalti que reclamó Dani Ceballos.

La segunda parte ofreció un Betis con más pulsaciones y Donk más adelantado para que el 10 no estuviese tan solo. Y así, sin hacer nada del otro mundo, casi se adelantaron los verdiblancos en su primera gran ocasión. La primera y la última. Rubén Castro se quedó solo ante el portero tras un rechace peleado por Donk, pero Pacheco le ganó la batalla. Poco después, el Alavés montó un contragolpe por la derecha (cómo no) que culminó Deyverson tras un pase de Toquero (quién si no). Mandi no estuvo precisamente fino defendiendo al 9.

A partir del gol, el Betis monopolizó la posesión de la pelota pero su fútbol, plano y previsible por mucho que Ceballos tratase de darle vida, no fue amenaza seria para el Alavés hasta el minuto 90, cuando el utrerano se hizo un hueco en la frontal; el balón no cogió el efecto y Pacheco lo atrapó. Por el camino, el árbitro perdonó la expulsión a Deyverson, pero para entonces ya había marcado. Y, además, los únicos acercamientos visitantes fueron un remate lejano y desviado de Durmisi y un conexión entre Rubén y Sanabria. También fue la primera y la última. El paraguayo se lesionó en esa acción y entró Zozulia. No habría pasado nada si no lo hubiera hecho... Fue media hora frustrante que constató la falta de talento y la escasa capacidad de reacción de un equipo con tantas carencias que Dani Ceballos debe hacer mucho más de lo que debería. Y si Rubén tiene un mal día y Joaquín no está en el campo...

DEPORTIVO ALAVÉS: Pacheco; Kiko Femenía, Laguardia, Feddal, Theo; Llorente, Manu García; Toquero (Edgar, m. 78), Camarasa, Ibai Gómez (Raúl García, m. 73); y Deyverson (Christian Santos, m. 91).

REAL BETIS: Adán; Mandi, Donk, Pezzella, José Carlos; Álex Martínez (Piccini, m. 83), Joaquín (Petros, m. 41), Dani Ceballos, Durmisi; Sanabria (Zozulia, m. 67) y Rubén Castro.

Gol: 1-0, m. 57: Deyverson.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité Madrileño). Amonestó a Deyverson (18’), Camarasa (35’), Marcos Llorente (53’), Dani Ceballos (54’), Theo (54’), Pacheco (72’) y Raúl García (93’).

Incidencias: partido de la 16ª jornada, disputado en el estadio de Mendizorroza ante 18.067 espectadores.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016